Violaciones y cunnilingus sangrientos: Netflix estrenará sin censura el biopic de Ana de Armas como Marilyn Monroe

Andrew Dominik dirige ‘Blonde’, una película que ha escandalizado a la plataforma.
Ana de Armas como Marilyn Monroe
Ana de Armas como Marilyn Monroe

Algo pasa con Marilyn. Andrew Dominik ya llevaba algún tiempo vinculado a Netflix (dirigiendo algunos episodios de Mindhunter) cuando sirviéndose de Plan B, productora de Brad Pitt, consiguió que le financiaran una particular versión de la vida de Marilyn Monroe. Blonde se basaba en la novela homónima de Joyce Carol Oates y tenía a bordo a Ana de Armas, pero luego de que su rodaje terminara en el verano de 2019 algo sucedió. Blonde dejó de aparecer en titulares, Netflix detuvo el flujo de novedades sobre la película, y la crisis del COVID-19 contribuyó a arrojar al proyecto de Dominik a la sombra, sin que ningún festival de cine pudiera en lo sucesivo incorporarlo a su programación.

Era bastante llamativo porque la propia Oates ya había celebrado la calidad de la película (“un retrato exquisito de Marilyn Monroe”, tuiteó, destacando que el tono “era difícil de clasificar”) e incluso Thierry Frémaux, director del Festival de Cannes, también la había elogiado, sin contemplar estrenarla en su propio certamen a causa de la reiterada enemistad con Netflix. En los últimos meses ha ido quedando claro que la plataforma de streaming está escandalizada con Blonde: tanto por el carácter experimental de la propuesta (algo que no debería haberles sorprendido viniendo del firmante de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford) como por la cantidad de escenas subidas de tono.

Al parecer Blonde incluye tanto una violación como un cunnilingus bañado en sangre menstrual, algo que ha sido demasiado para los estándares de la compañía y ha forzado al film de Dominik a permanecer en el limbo durante meses. No obstante, World of Reel acaba de hacerse eco de que Netflix ha decidido estrenar la película pese a todo, sin dar una fecha de estreno aún. Se espera por tanto que Blonde se incorpore al catálogo de la plataforma en algún punto de 2022 (cerca de tres años después de que su rodaje concluyera) y sin ninguna censura, aunque el misterio permanece lejos de esclarecerse. Parece evidente que Blonde no formó parte de la programación de ningún festival por culpa de Netflix, ¿pero a cuenta de qué han venido estos reparos?

Al fin y al cabo, la plataforma de streaming no ha de responder ante la Motion Picture Association of America (encargada de calificar las películas según las edades, y capaz por ello de afectar al recorrido que estas puedan tener en cines) y suena extraño, dado el nivel de producción que lleva a cuestas, que una película haya sido capaz de incomodar a la directiva hasta ese punto. Que haya cambiado de idea también es bastante intrigante, aunque puede que eso se explique por el gran estado de salud de la carrera de Ana de Armas, aparecida en Sin tiempo para morir.

En cualquier caso, podemos alegrarnos de que Blonde vaya a llegar al streaming tal y como ha querido el cineasta, sin censura, y con la bendición de la autora original. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento