Val Kilmer: “Interpretar a Batman fue como actuar en una telenovela”

El actor encarnó al Caballero Oscuro en ‘Batman Forever’.
Fotograma de 'Batman Forever'
Fotograma de 'Batman Forever'

Desde que Batman dio su salto al cine, ha habido dos actores que no han repetido ni una sola vez en el papel, y ambos lo decidieron tras participar en una película de Joel Schumacher. Batman y Robin fue un fracaso tal de crítica que las opciones de una continuación fueron imposibles más allá de lo que pudiera opinar George Clooney sobre ello, pero Batman Forever había funcionado bien en taquilla, y aun había quien defendía su cambio de perspectiva tras las versiones de Tim Burton. No obstante, Val Kilmer se negó a repetir como Bruce Wayne. Su experiencia en el rodaje fue muy mejorable, tal y como se supo entonces, pero recientemente ha podido dar más detalles sobre la misma.

Ahora, Val Kilmer es el protagonista de Val, un documental autobiográfico producido por Amazon Prime y A24 que parte de varias entrevistas al actor y cientos de horas de material casero. A lo largo de él Kilmer (que ha pasado sus últimos años luchando contra el cáncer de garganta) desvela varios secretos de su trayectoria, y en concreto profundiza en su relación con un personaje como Batman. El actor fue fan suyo desde el principio: cuando era niño su padre le llevó a él y a sus dos hermanos al plató donde se rodaba la serie de los 60 con Adam West, e incluso pudo subirse en el Batmóvil. Su experiencia de adulto con el justiciero fue menos idílica.

“Cualquier emoción de la infancia que tuviera fue aplastada por la realidad del Bat-traje. Sí, todos los niños quieren ser Batman. Quieren ser él… pero no necesariamente interpretándolo en una película”, asegura en el documental. A principios de los 90 Kilmer tenía bastante fama gracias a la sucesión de estrenos de Willow, Top Gun y Tombstone: La leyenda de Wyatt Earp, por lo que en 1995 sustituyó a Michael Keaton como hombre murciélago en Batman Forever. Al poco de empezar el rodaje, advirtió que el Bat-traje donde debía embutir su cuerpo le iba a granjear numerosas incomodidades. “No podía oír nada y, al cabo de un rato, la gente dejaba de hablarme”.

Kilmer envidiaba intensamente a Tommy Lee Jones y Jim Carrey, que como Dos Caras y Enigma no tenían necesidad de uniforme, y al poco tiempo de iniciar la producción intentó dar con estrategias para mantener la dignidad. Solo se le ocurrió poner los brazos en jarras, y modular su interpretación en vista al espíritu que creía percibir en el rodaje. “Daba igual lo que estuviera haciendo, así que intenté ser como un actor de telenovela. Cuando me dirigía a Nicole Kidman… no podría contar las veces que me puse las manos en las caderas”, explica en Val.

El actor afrontó el papel de Bruce Wayne, por tanto, como si fuera un personaje de culebrón, y según concluyó el rodaje se negó a volver como Batman para, en su lugar, protagonizar El santo. Aunque Batman no sea un papel que recuerde con cariño, sí parece tener un buen recuerdo de una película previa, puesto que Kilmer volverá a interpretar a Iceman en Top Gun: Maverick, que protagonizada por Tom Cruise se estrena el próximo 17 de noviembre.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento