[Sitges 2021] ‘The Deep House’: youtubers y una encantada en el fondo de un lago, de la mano de Blumhouse

El cine de terror francés sumerge a Sitges en las profundidades a través del largometraje de Alexandre Bustillo y Julien Maury ('Al interior').
'The Deep House'
'The Deep House'
Cinemanía
'The Deep House'

¿Cuántos minutos eres capaz de mantener la respiración bajo el agua? Este juego se repite una y otra vez cada verano entre los más pequeños, y madura a través de la pasión de muchos adultos por el buceo. El amor por las profundidades se ha traducido en deportes como la apnea o submarinismo a pulmón abierto, una práctica de riesgo para sus partícipes que ha puesto en aprietos a más de uno. No hay peor sensación que sentir que falta el aire. Los cineastas franceses Alexandre Bustillo y Julien Maury abordan este miedo intrínseco al ser humano sumergiendo a sus dos protagonistas en una casa bajo el lago en The Deep House.

Un 'youtuber' y su novia, un rito satánico y una casa encantada bajo el agua disponen de todos los elementos necesarios para crear un ambiente asfixiante. Lejos de situar la acción como el simple thriller de supervivencia acerca de una pareja atrapada, el tándem galo hace alarde de su buena consonancia con el género de terror, en el que incursionaban con anterioridad como directores y guionistas en Al interior, Livide o Leatherface.

Más allá de la mera fantasía del filme, los directores también nos hacen cuestionarnos hasta qué punto un youtuber o influencer es capaz de llegar lejos por un like. James Jagger y Camille Rowe se convierten en estos intrépidos aventureros en la búsqueda de nuevas leyendas que cotejar con sus propios ojos, como los cazadores de casas encantadas más populares de las redes. Algo que tampoco será ajeno para muchos en pleno apogeo del turismo a lugares abandonados y 'embrujados' como Belchite (Zaragoza) o el Hospital del Tórax (Terrassa, Barcelona). 

'The Deep House'
'The Deep House'
Cinemanía

Curiosamente, Rowe rueda en la actualidad Apnea junto al director David M. Rosenthal (Jacob's Ladder), aunque para ello tendrá que haber superado los tres minutos bajo el agua en la bañera. Es ella precisamente la que mejor refleja el sentimiento de ahogo y ansiedad que el filme provoca al espectador, y que incrementa con cada nueva habitación abierta y cada macabro descubrimiento.

Aunque en ocasiones el caos puede gobernar entre planos sucios y sobresaturados por la confusión del chapoteo del agua, The Deep House acierta en la construcción de su relato a través de varios formatos. De esta forma, los planos subjetivos del drone submarino o la GoPro aportan una gran importancia en la construcción del suspense. 

La marca Blumhouse

En innegable la influencia de Blumhouse en el título, que se convierte en el mejor proyecto de estos cineastas franceses hasta la fecha. Con elementos reiterativos como los hogares encantados y los espíritus- que hemos podido disfrutar en las franquicias Expediente Warren y Paranormal Activity- este giro de tuerca submarino engrandece el legado de la compañía en las horror movies.

Si bien es cierto que películas como Deep Star Six (1989), Underwater (2020) o A 47 metros (2017) ya jugaban en estos mismos términos de criaturas en lugares subacuáticos, el filme supone una verdadera experiencia inmersiva y recomendable experimentar en las salas de cine. Algo que peligra con las declaraciones de Jason Blum estos meses sobre su deseo de lanzar directamente el título en el streaming, lo que provocaría la perdida instantánea de estas sensaciones. Un verdadero error. ¿Conseguirá el productor cambiar de decisión tras el paso de The Deep House por Sitges?

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento