Logo del sitio

¿Qué pasó con Michael Keaton? ¿Y ese graffiti de Spider-Man? El director de 'Morbius' habla de los cambios que metieron a su película

Daniel Espinosa ha resuelto algunas de las incógnitas que ha dejado la última película de Sony sobre un villano de Spider-Man.
Jared Leto en 'Morbius'
Jared Leto en 'Morbius'
Cinemanía

Cuando se anunció que Sony llevaría a cabo una serie de películas centradas en villanos de Spider-Man, una puerta a un nuevo tipo de cine de superhéroes se abrió, buscando la oscuridad que no se traslucía en el siempre amable y luminoso mundo de Marvel. Parte de eso se confirmó con Venom (la otra parte fue el sorprendente humor de la película) y se esperaba que con Morbius, la siguiente película en torno a un villano del héroe arácnido hiciera lo propio.

Sin embargo, a la luz de las críticas recibidas está visto que Morbius no está siendo el éxito que muchos esperaban. El tráiler no solo prometía una película terrorífica que explorase los recovecos del doctor convertido en vampiro, sino que además mostraba una evidente conexión entre el mundo de Morbius y el de Spider-Man. Todo ello porque aparecía un Michael Keaton al que apenas se le ve en el filme. Al menos, hasta el final del mismo.

"Lo primero que ocurrió fue que teníamos a Michael Keaton porque estábamos planeando hacer esto. Pero luego, cuando salió Spider-Man: No Way Home, se dijo: "Así son los efectos visuales". Y entonces la idea de tenerlo solo en ese universo parecía demasiado complicada, y entonces lo pusimos al final",  confiesa Daniel Espinosa, director de películas como El invitado o Life y encargado de realizar Morbius, a pesar de los múltiples cambios a los que tuvo que ser sometido.

Al ser preguntado si muchos de esos cambios se tuvieron que producir a consecuencia del estreno de Spider-Man: No Way Home, Espinosa responde lo siguiente: "Fue más bien que cuando salió Spider-Man, dijeron: "Sabemos cómo funciona esto y tenemos un concepto visual de cómo hacerlo". Pero la idea de tener diferentes líneas temporales fue algo que, para mí, se introdujo dentro del universo cinematográfico con Into the Spider-Verse. Cuando hablábamos de hacer la película, Spider-Man: Into the Spider-Verse acababa de salir y era un gran éxito. Les dije a los chicos: "Esto es súper común entre los lectores de cómics".

Jared Leto en 'Morbius'
Jared Leto en 'Morbius'
Sony

Al parecer, el principal problema con la inclusión de Keaton en Morbius era tener que plasmar visualmente esa fractura en el cielo por la que entraban el resto de villanos en Spider-Man: No Way Home y que nunca llega a verse en la película de Espinosa: "Teníamos que coincidir... y no sabía cómo se vería lo del teletransporte a otro universo en ese caso.  Al final no se hizo, no existía, así que hubo todas estas pequeñas cosas que tuvieron que ser abordadas. Pero creo que el concepto de tener diferentes líneas de tiempo vino de Sony, no de Kevin Feige. Fue Sony quien inició esa idea" aclara el director.

Tal y como se explica en la escena poscréditos, Adrian Toomes (Keaton) no es un criminal en el universo de Michael Morbius, por lo que es liberado de prisión y decide buscar al personaje de Jared Leto para proponerle que se una a él contra Spider-Man. "Creo que es una reunión de esas... porque en este mundo, Spider-Man existe. En todas las diferentes líneas temporales de Marvel, tienes un Spider-Man, es un tótem. En el Universo Marvel, lo que dices es que tienes que tener un Spider-Man en cada universo para que funcione. Es uno de los seres fundamentales. Así es en los cómics", explica Espinosa.

¿Y qué pasa con el Spider-Man de Tobey Maguire que se veía en un graffiti?

Otro de los elementos que más llamaron la atención de los fans en Morbius no era otro que una pintada de Spider-Man con el título de "asesino" sobre él. Aunque podía pensarse que hacía referencia al de Tom Holland, acusado de asesino por la muerte de Misterio (Jake Gyllenhaal), lo cierto es que el diseño de Spidey correspondía al de Tobey Maguire. Sin embargo, esa imagen no llega a aparecer en ningún momento de la película, ya que sorprendió a los fans tanto como al propio director.

"Esa imagen sólo está en el tráiler. Así que yo, como director, solo hago la película. Yo, como fan, tengo varios tipos de opiniones y pensamientos sobre eso. Pero como no lo puse porque no está en la película, y tampoco lo puse en el tráiler. Si dijera algo sobre lo que creo que es, sería como fan. Pero como soy el director, se me acusaría de saber algo. Cosa que no sé, ¿sabes? Si supiera algo, podría decírtelo. Pero no es mío. No es de mi idea, ¿sabes? Me encantaría ser honesto y responsable, pero no puedo, porque no es mío", insistía al ser preguntado. Lo que parece evidente es que en Morbius hay escenas que faltan y otras añadidas de las que ni el propio director era consciente, y que en gran medida han distorsionado la idea que él tenía de la película que quería hacer.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento