“Obviamente es una campaña de relaciones públicas”: el abogado de Disney sobre la demanda de Scarlett Johansson

Daniel Petrocelli se sincera sobre el conflicto sostenido con la actriz.
Detalle del póster de 'Viuda Negra'
Detalle del póster de 'Viuda Negra'

Las distintas estrategias sostenidas por las majors de Hollywood para afrontar la crisis del coronavirus han causado incomodidad entre socios y allegados prácticamente desde que empezaron a tomar efecto (con exhibidores sumándose a cineastas sin ningún control sobre su obra), pero al final ha sido Scarlett Johansson la que ha liderado una tentativa de retribución. La semana pasada supimos, así, que la actriz había interpuesto una demanda contra Disney por un supuesto incumplimiento en su contrato de Viuda Negra: el salario de Johansson estaba vinculado a la recaudación en taquilla, y una vez la Casa del Ratón incluyó el film en el modelo híbrido habría comprometido sus ganancias.

Desde entonces ha habido reacciones de todo tipo, empezando por el comunicado que Disney lanzó seguidamente a conocerse la demanda (donde aseguraba que esta “no tenía fundamento” e incluso era poco empática hacia las víctimas de la pandemia), y pasando ahora por unas impactantes declaraciones de Daniel Petrocelli, abogado contratado por la Casa del Ratón. Entrevistado por Variety, el jurista califica los actos de Johansson como “una campaña orquestada” que pretende utilizar la opinión pública para mover un cambio de opinión en Disney. Un cambio, según él, que no podría tener lugar de otro modo.

“Obviamente es una campaña de relaciones públicas orquestada para lograr un resultado que no podría obtener con un pleito”, asegura Petrocelli, añadiendo que esto no será suficiente: “Ninguna presión pública puede cambiar o ensombrecer unos compromisos contractuales explícitos. El contrato es claro como el agua”. Pese a la firmeza de sus palabras, dentro de Disney no todos comparten esta convicción, pues ha trascendido que Kevin Feige (director creativo de Marvel) está muy descontento por cómo se ha gestionado el estreno de Viuda Negra mientras Bob Iger, mandamás de la empresa, se halla “mortificado”.

“Tratamos los ingresos del Premier Access de Disney como datos de taquilla a efectos de la bonificación en el contrato, algo que solo mejoró la economía de la señora Johansson”, insiste Petrocelli. El equipo de abogados de Johansson ha asegurado que Disney recibió aviso de su intención de demandarla si no se revisaba el salario a percibir por la intérprete, algo que desde la compañía niegan tajantemente. John Berlinski, uno de los abogados de Johansson, describe la actitud de Disney como “un ataque personal intimidatorio y misógino contra Scarlett Johansson”.

En esta misma línea, al poco de que la Casa del Ratón ofreciera su primer comunicado, se manifestaron varios organismos feministas de Hollywood, acusándole de un ataque de índole de género. Petrocelli prefiere no aludir a este tema, incidiendo en lo extraordinario de las circunstancias del estreno de Viuda Negra. “Se produjo una crisis inesperada de COVID-19, y el estudio solo trataba de acomodar a millones de fans que están nerviosos y no se sienten cómodos yendo al cine. Todos los estudios han tenido que adaptarse”.

Por mucha justificación que pueda haber, todo apunta a que la decisión de Johansson sentará precedente en Hollywood. La actriz, sin ir más lejos, ha recibido el apoyo público del productor Jason Blum y hay rumores de que Emma Stone podría hacer lo mismo con Disney en torno al estreno de Cruella, también sujeto del modelo híbrido. Petrocelli parece consciente de ello. “Esto tardará en resolverse”, sentencia. “Los contratos serán mucho más específicos en cuanto a los requisitos para cualquier compensación contingente”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento