‘No mires arriba’: El personaje de Timothée Chalamet está inspirado en Joe Exotic

El documental del que es protagonista, ‘Tiger King’, también ha sido producido por Netflix.
Timothée Chalamet y Joe Exotic
Timothée Chalamet y Joe Exotic

El mullet, peinado que consiste en dejarse la parte posterior del cabello considerablemente más larga que la delantera, se puso bastante de moda durante los años 70, gracias al glam rock y a David Bowie. En la década siguiente se popularizó del todo y automáticamente pasó a ser sinónimo de horterada, de ahí que si algún personaje de ficción aparece portándolo no sea precisamente un epítome del buen gusto. El exponente más reciente lo tenemos en Yule, personaje que Timothée Chalamet interpreta en No mires arriba, película con la que Netflix ha conseguido dominar la conversación de estas Navidades.

Yule aparece en el último tercio del film de Adam McKay, como un joven algo parado que se une sentimentalmente a la atribulada astrónoma de Jennifer Lawrence. Descrito como un “punki skater evangélico y ladrón de tiendas”, su indumentaria fue fruto de una cuidadosa planificación por parte de Susan Matheson, diseñadora de vestuario de No mires arriba que ha concedido una entrevista a Vogue para hablar del aspecto distintivo de cada personaje. El de Chalamet fue uno de los que más quebraderos de cabeza produjo, debido a la cantidad de características antagónicas que posee.

Yule es porreta y antisistema, pero también es alguien muy religioso con una curiosa elección capilar. Esto es, ese mullet que al parecer fue idea de Chalamet inspirándose en otra exitosa producción de Netflix, Tiger King. “Lo primero que me dijo fue ‘quiero un mullet’ y, por supuesto, me envió fotos de Joe Exotic. En ese momento todo el mundo estaba obsesionado con Joe”, recuerda Matheson. Joe Exotic es el protagonista de la serie documental que más dio que hablar en los primeros compases de la pandemia, al hilo de una cruzada contra Carole Baskin que le ha convertido en un fenómeno cultural.

Tiger King ha dado pie a una segunda temporada que Netflix estrenará en breve y a toda una serie de nuevos proyectos (uno de ellos, que no ha salido adelante, iba a contar con Nicolas Cage en el papel de Exotic). Pero el pelo no fue lo más importante a la hora de diseñar a Yule, pues McKay y Matheson quisieron destacar sus inquietudes católicas, que tan trascendentes se vuelven al final de No mires arriba. Es por ello que le cubrieron de parches y camisetas antiguas de campamentos cristianos, incluyendo una con un huevo de pascua. El director quiso que “hubiera estos pequeños símbolos, señales de la fatalidad inminente”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento