Nicolas Cage suplicó por el papel de Andy García en ‘El padrino. Parte III’

Al fin y al cabo Coppola es su tío, y esto podía colocarle en la lista de candidatos.
Nicolas Cage y Andy García
Nicolas Cage y Andy García

Formar parte de la realeza de Hollywood ayudó bastante a Nicolas Cage en sus inicios. Luego de convertirse en una estrella y darle un vuelco a su carrera (en función de proyectos mucho más humildes), el vínculo del intérprete con la familia Coppola resultó no ser tan determinante a la hora de obtener papeles, pero este sigue siendo fundamental en su imagen mediática, y da pie a cada tanto a nuevas reflexiones. En los últimos meses, y engrosando ese renacimiento que precipitaron Mandy o Color Out of Space, el trabajo de Cage ha sido muy alabado gracias a su papel protagónico en Pig, donde encarna a un tipo que ha perdido a su cerdo.

Las buenas críticas y los puntuales rumores oscarizables han motivado que Cage aparezca en un número especial de The Hollywood Reporter donde se somete a varias entrevistas en compañía de otros intérpretes del momento como Peter Dinklage, Andrew Garfield o Jonathan Majors. En un momento dado les preguntan por una película que querrían hacer y nadie les dejaría, y Cage aprovecha para recordar un desencuentro que tuvo con su tío Francis Ford Coppola a finales de los 80. Y es que Cage, entonces, se moría por participar en El padrino. Parte III no solo junto a Francis, sino también con su tía Talia Shire (intérprete de Connie Corleone) y su prima Sofia Coppola (Mary Corleone).

Pero Francis se negó. Y eso que, por entonces, Cage ya había trabajado con él hasta en tres ocasiones: La ley de la calle, Cotton Club y Peggy Sue se casó, donde tenía un papel principal junto a Kathleen Turner. “Esta es una respuesta muy embarazosa a tu pregunta, vale, porque tiene que ver con la familia”, respondió Cage. “La cuestión es que mi tío estaba haciendo El padrino. Parte III y yo le dije ‘realmente creo que debería estar en esta película. Creo que sería buena idea que me dieras un papel. Podría hacerlo’". Cage tenía claro qué papel quería desempeñar, y era uno que ya estaba cogido: el de Vincent Mancini, hijo ilegítimo de Sonny Corleone llamado a suceder a Michael.

“Iba a elegir a Andy García y le dije ‘me veo más como el hijo de James Caan, y él está interpretando al hijo de Sonny’. ‘Y yo me siento un poco más James Caan’”, cuenta en referencia al actor que interpretó a Sonny en las dos primeras entregas de El padrino. “Simplemente no iba a suceder. No, no iba a suceder. Así que no me dejaron entrar en la película que yo quería. Y ya está”. Andy García terminó encarnando, efectivamente, a Vincent, y obtuvo una nominación al Oscar por ello según El padrino. Parte III se estrenó en 1990. Cage se quedó con las ganas, pero había que seguir trabajando.

Anécdotas como esta cimentan la prehistoria del fenómeno cultural que ha acabado nutriendo Nicolas Cage, y que más allá de la revalorización artística que ha experimentado en los últimos años ha conducido a un proyecto tan excéntrico como The Unbearable Weight of Massive Talent. Una película donde Cage se interpreta a sí mismo, en compañía de Pedro Pascal o Tiffany Haddish, y que tiene previsto su estreno en EE.UU. para el próximo abril. Pig, dirigida por Michael Sarnoski, llegaría por su parte a España el 13 de mayo

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento