Música para las primeras películas de nuestras cineastas pioneras

Miren Iza musicaliza para Filmoteca los cortos de las alumnas de Dirección de la E.O.C.
Fotograma de La brujita, de Cecilia Bartolomé
Fotograma de La brujita, de Cecilia Bartolomé

La escena es de película. Una mujer en un sótano rodeada de cajas de cartón a su vez llenas de películas sin título ni director. En 1990, Lourdes Odriozola recibió un encargo de sus jefes en Filmoteca Española: catalogar y conservar los materiales de la Escuela Oficial de Cinematografía (E.O.C.), centro de enseñanza cinematográfica que existió con diferentes nombres entre 1947 y 1976 y de la que salieron directores hoy tan reconocidos como Basilio Martín Patino, Carlos Saura o Víctor Erice. Los inicios fueron fáciles. 187 prácticas con sus correspondientes fichas, copias estándar de 35 mm que se habían proyectado en festivales o inauguraciones de cursos académicos.

Pero cuando Lourdes quiso catalogar el resto de la colección fue conducida a un sótano del edificio donde entonces estaba la Filmoteca, en la Dehesa de la Villa, actual Instituto de Radio y Televisión que, de hecho, antes había acogido la E.O.C., y allí se encontró con un festival de cajas de cartón llenas de negativos, rollos, bobinas de 35 y 16 mm sin mayor identificación que las siglas de la escuela escritas a rotulador en las tapas.

"Estamos hablando de 2900 materiales –se ríe al teléfono Lourdes Odriozola recordando los inicios de este encargo que considera uno de los más enriquecedores de su carrera–. Vi aquellas cajas de cartón y no me lo podía creer. Abrí una y vi negativos, positivos, todo mezclado… Pensé que sería solo esa caja pero luego fui descubriendo que eran todas así”.

Fotograma de La siesta, de Cecilia Bartolomé
Fotograma de 'La siesta', de Cecilia Bartolomé
Filmoteca Española

Lourdes pasó los siguientes ocho años trabajando en los materiales de la E.O.C, en su mayoría cortometrajes que los alumnos habían dirigido para titularse. Primero, identificándolos y datándolos. “Las prácticas que tenían títulos de crédito eran más fáciles de identificar, pero muchas no los tenían, así que lo que hacía era revisar los expedientes académicos”, explica de esta labor detectivesca. Después, esta Técnico Superior del Centro de Conservación y Restauración de Filmoteca Española, etiquetó las prácticas según sus características técnicas y finalmente dejó constancia del estado de conservación de una colección que hoy asciende a 5200 materiales.

Las mujeres de la E.O.C.

Sin el exhaustivo trabajo de Lourdes Odriozola, la profesora de la Universidad Carlos III Sonia García López no hubiese podido llevar a cabo su investigación sobre las prácticas de las alumnas de Dirección de la Escuela Oficial de Cine. Fue esa investigación académica y la propuesta en 2019 de la Mostra de Films de Dones de Barcelona y Filmoteca Española de visibilizar esos trabajos, lo que llevó a Sonia a comisionar el ciclo Mujeres en la E.O.C.

El ciclo recoge gran parte de las prácticas que se conservan y se ha proyectado en dos sesiones con dos hilos conductores distintos, el amor y la ley. La primera, Por qué duele el amor, pudo verse en 2019 en el ciclo online #DoréenCasa con música de Mursego. Y la segunda, Ante la ley, se proyectó el 3 de noviembre en el Cine Doré con música en directo de Miren Iza (Tulsa) y podrá verse online entre el 13 y el 20 de noviembre. 

Fotograma de A los toros, de Elena Lumbreras
Fotograma de A los toros, de Elena Lumbreras
Filmoteca Española

“Creo que la mayoría de estas prácticas se definen por una enorme libertad creativa a la hora de plantear desarrollos dramáticos, cruces genéricos, técnicas de cámara y de montaje", explica Sonia García López, que añade además que casi todas las piezas están protagonizadas por mujeres.

“Tienen distintas edades y pertenecen a diversos entornos y clases sociales, pero todas sienten anhelos y deseos, toman la iniciativa y persiguen sus objetivos. En muchos casos, además, se rebelan contra los ideales de feminidad imperantes durante la dictadura y contra las personas o las instancias que las tutelan", apunta la investigadora.

Algo que, especialmente, se cumple en La brujita (1965), práctica de segundo curso de Cecilia Bartolomé en la que una niña le practica vudú a su padre viudo mientras se compincha con su amante o Documental (1964), práctica de primero en la que Josefina Molina retrata el Centro Penitenciario de Maternología y Puericultura de Madrid.

Fotograma de 'Documental', de Josefina Molina
Fotograma de 'Documental', de Josefina Molina
Filmoteca Española

"Hay prácticas dirigidas por mujeres como Carmen de Carabanchel, de Bartolomé o Documental, de Josefina Molina que son atrevidísimas para su época. Ellas eran muy modernas en una sociedad que no lo era para nada”, afirma Lourdes Odriozola. Pero estamos hablando, claro, de las dos únicas mujeres que salieron de la E.O.C. con el título de Dirección.

“Desde 1952 habían pasado por la especialidad de Dirección Manuela González-Haba, María Elisa Corona, Ángela Asensio y de Merlo, Teresa Dressel, Elena Lumbreras y Kathryn Waldo”, resume Sonia García López en la hoja de sala de ¿Por qué duele el amor? Ninguna de ellas llegaría a licenciarse y lo único que ha quedado de su paso por la E.O.C. son estas prácticas que se pueden ver en el canal de Vimeo de la Filmoteca: A los toros (Elena Lumbreras, 1960), Bosque (Manuela González-Haba, 1952), Cuestión de gustos (María Teresa Dressel, 1961), El primer día (Elena Lumbreras, 1962) o La reacción (María Teresa Dressel, 1960).

Fotograma de 'El primer día', de Elena Lumbreras
Fotograma de 'El primer día', de Elena Lumbreras
Filmoteca Española

Miren Iza, compositora y cantante de Tulsa y responsable de musicalizar la sesión Ante la ley, se pregunta "qué fue de todas ellas, de Elena Lumbreras, de Manuela González- Haba, de Maria Teresa Dressel… Me encantaría saber cómo recuerdan esos años de cine y cómo han vivido el cine y el feminismo después de aquello”.

“Muchas abandonaban. No solo en dirección. En fotografía no se diplomó ninguna mujer. Ni en sonido. En producción creo que fueron cuatro. En guion, dos. Y en interpretación, que eran unas 143, solo se titularon 28”, enumera Lourdes Odriozola unas cifras que se le han quedado grabadas por reflejar un mundo de hombres.

Miren Iza musicalizando 'Mujeres en la E.O.C.'
Miren Iza musicalizando 'Mujeres en la E.O.C.'
NACHO LÓPEZ

Frente a esas primeras mujeres alumnas de la E.O.C. que para Odriozola son “auténticas heroínas" pero aún con todo tenían la posibilidad de estudiar cine, está el plan de estudios de 1947 del Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas en el que el artículo 12 decía: “El elemento femenino será admitido únicamente en la Sección de Interpretación y la de Escenotecnia (Vestuario y Maquillaje)”.

Música ante la ley

Como había hecho con Mursego, desde Filmoteca se le pidió a Miren Iza que compusiese una banda sonora para los prácticas de Ante la ley y las acompañase tocándola en directo. El resultado, como se podrá comprobar en el canal de Vimeo de Filmoteca, es uno de los espectáculos cinematográficos más conmovedores e hipnóticos del año atípico que termina.

Miren Iza musicalizando 'Mujeres en la E.O.C.'
Miren Iza musicalizando 'Mujeres en la E.O.C.'
NACHO LOPEZ

“Lo que más me ha gustado fue la composición musical delante de las imágenes, fui inmensamente feliz. No se parece a componer una canción, hay mucha más libertad, y además cambias el punto de vista, sales de ti para imaginarte como se sienten esos personajes", explica Miren Iza de una banda sonora que compuso durante la cuarentena con Logic, el programa de música, un sampler y un teclado.

Iza crea para cada uno de los cortometrajes mudos su propio universo sonoro y resulta especialmente emocionante el que envuelve a Documental, el corto de Josefina Molina sobre la prisión de las Ventas de poderosísimas imágenes. “Me permití el uso y la mezcla de elementos clásicos con sonidos más modernos, a veces agresivos, guiada por la idea de la transgresión que está en todas las piezas", recuerda. 

Miren Iza musicalizando 'Mujeres en la E.O.C. Ante la ley'
Miren Iza musicalizando 'Mujeres en la E.O.C. Ante la ley'
NACHO LOPEZ

"El miedo que tenía era desvelar demasiado con la música, resultar demasiado explícita o redundante, caer en la estereotipia del cine mudo", explica. Ya estamos aquí nosotros para decir que no es así. Y para los fans de la compositora que se pregunten si podrán encontrar en esta sesión algo de Tulsa, ella misma tiene la respuesta: "Como mi especialidad son las canciones de pop, también hay algo de eso, me salía inevitablemente al ver algunos rostros".

Es bonito pensar en el ciclo Mujeres en la E.O.C. como la culminación de una cadena de mujeres que cuidan de mujeres a lo largo del tiempo. Una cadena que comienza en los años 50 con las cineastas pioneras de la EOC, que sigue en los 90 con Lourdes Odriozola en un sótano de la Filmoteca, que continúa Sonia García López y que no termina con la música de Miren Iza ni con este artículo sino cuando tú veas las películas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento