Logo del sitio

Lady Gaga pidió ayuda psiquiátrica durante el rodaje de 'La Casa Gucci': "Ningún actor debería llegar a esos límites"

"Tengo una especie de relación romántica con el sufrir por tu arte y ha llegado demasiado lejos".
'La Casa Gucci'
'La Casa Gucci'
Cinemanía
Tráiler de ‘La casa Gucci’, la segunda película de Ridley Scott para este otoño
Externos

Lady Gaga ha confesado en numerosas ocasiones que su sueño de niña era ser actriz y, aunque la canción llegó primero a su vida, la artista está desarrollando una carrera delante de las cámaras que ya quisieran muchos intérpretes. Tras las buenas críticas cosechadas en American Horror Story y Ha nacido una estrella, su Patrizia Reggiani en La Casa Gucci podría convertirla en una de las protagonistas de la temporada de premios. 

Sin embargo, este último papel ha sacado la faceta más de Método de Lady Gaga. Hace unas semanas, relataba que usó técnicas del sentido de la memoria para conectar los traumas de su personaje con los suyos propios, incluyendo la violación que sufrió a los 19 años a manos de un productor musical. Incluso el director Ridley Scott tuvo que intervenir al darse cuenta de que la técnica en cuestión no era sana. "Estaba derrumbándome mientras Patrizia se derrumbaba", aseguró. 

En una nueva entrevista para Variety, Gaga ha asegurado que buscó ayuda para cuidar su salud mental durante el duro rodaje de la película y contó con un enfermero psiquiátrico en el set. "Tuve un enfermero psiquiátrico conmigo hacia el final del rodaje", ha contado: "Sentía que debía tenerlo. Sentía que era más seguro para mí". 

"Siempre era Patrizia. Siempre hablaba con el acento", ha seguido explicando: "E incluso cuando hablaba de cosas que no tenían que ver con la película, no fingía que Maurizio estaba esperándome al final de las escaleras, seguía viviendo mi vida. La vivía como ella". En esa misma línea, ha apuntado: "Me llevaba la oscuridad a casa porque su vida era oscura". 

La estrella ha asegurado que ha querido compartir esta información no para "glorificar" su trabajo, sino para prevenir a otros intérpretes de seguir sus pasos: "No creo que ningún actor deba llegar a esos límites. Y me pregunto todo el rato por qué hago eso. He hecho piezas de arte bastante extremas a lo largo de mi carrera, cosas a las que he sometido a mi cuerpo, a mi mente. Es como una nuez de tristeza en mi estómago mientras te lo cuento". 

"No sé por qué soy así", ha añadido: "Creo que la mejor respuesta que puedo darte es que tengo una especie de relación romántica con el sufrir por tu arte que desarrollé cuando era joven, y es algo que ha llegado demasiado lejos. Y cuando llega demasiado lejos, es difícil dar marcha atrás sola". 

Tal y como relató con anterioridad, su compromiso con La Casa Gucci y el personaje provocó que vomitara durante el rodaje. Gaga confesó que, a menudos, tras despertar, vomitaba por "la ansiedad, el cansancio, el trauma, el agotamiento, el compromiso y el amor". Sin duda, una experiencia que le hizo darse cuenta de que necesitaba ayuda.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento