James Bond no cambia sus planes por Amazon: seguirá estrenándose en cines

007 seguirá en la gran pantalla, ha dejado claro Eon Productions inmediatamente después del anuncio de la compra de MGM por parte de Amazon.
Daniel Craig habla sobre el retraso de 'Sin tiempo para morir': "Este no era el momento adecuado"
Daniel Craig 

Justo después del anuncio de la compra de MGM por parte de Amazon, que muchos medios ilustraron empleando imágenes de James Bond –la joya de la corona en la lista de propiedades intelectuales que adquiría el gigante del comercio electrónico con la multimillonaria transacción–, en la británica Eon Productions se apresuraron a emitir un comunicado que dejara claro el futuro cinematográfico del agente secreto con licencia para matar.

Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, los productores que manejan las decisiones creativas de la franquicia basada en el agente 007 creado por Ian Fleming, fueron rápidos a la hora de dejar claro que el desembolso de Amazon no afecta a sus planes de mantener la saga de James Bond como un producto cinematográfico destinado prioritariamente a las salas de cine, no el streaming.

"Nuestro compromiso continúa siendo que las películas de James Bond lleguen a los cines de todo el mundo", aseguran Broccoli y Wilson en un comunicado que han enviado a Variety. 

Por lo tanto, la próxima película de Bond –Sin tiempo para morir, la última intervención de Daniel Craig en la saga– mantiene sus actuales planes de estreno cinematográfico, a la espera de ver si, desde su nueva posición, Amazon puede negociar con Eon una ventana especial para su llegada a Amazon Prime Video, donde desde luego estará una vez que finalice su recorrido por salas de cine.

Sin tiempo para morir tenía planeado estrenarse en abril de 2020, pero debido a la pandemia de covid-19 sufrió numerosos retrasos hasta asegurar una última fecha de estreno, esta vez parece que definitiva, el próximo 1 de octubre en cines españoles.

Eon Productions mantiene el control sobre las películas de James Bond desde la primera adaptación oficial, Agente 007 contra el Dr. No (1962), cuando los productores Albert R. Broccoli y Harry Saltzman se unieron para comprar a Fleming los derechos. Contaron con apoyo financiero de United Artists, estudio independiente que MGM compró décadas después, en 1981, cuando estaban al borde de la quiebra.

Así es cómo MGM obtuvo los derechos de la producción y distribución de las películas de James Bond, cuyos beneficios reparte con Eon. Sin embargo, son los británicos, ahora Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, quienes tienen la última palabra en las decisiones creativas –por ejemplo, la elección de quién tomará el relevo de Daniel Craig–, los planes de distribución y de marketing.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento