Amazon confirma la compra de MGM

El gigante del comercio electrónico se hace con el legendario estudio de Hollywood por 8.450 millones de dólares.
Logos de Amazon y MGM
Logos de Amazon y MGM
Cinemanía

Amazon ha confirmado la compra de Metro Goldwyn Mayer que llevaba varias semanas esperándose. 

El precio que la compañía tecnológica y de comercio electrónico pagará por la sociedad MGM Holdings –acreedora del estudio y sus propiedades intelectuales como la saga Rocky/Creed o la participación en las películas de James Bond, compartidas con Eon– se ha fijado en unos 8.450 millones de dólares.

Se trata del segundo mayor desembolso de Amazon, solo por detrás de los 13.700 millones de dólares que pagó en 2017 por la cadena de supermercados Whole Foods.

A finales del año pasado supimos que MGM Holdings se había puesto en venta al estudio (una situación recurrente en sus últimas décadas de historia) para solventar los problemas económicos que arrastraba. Por si fuera poco, los continuos retrasos en el estreno de Sin tiempo para morir habían llevado a la compañía a una situación tan precaria que hacía conveniente vender su extensa biblioteca de contenidos.

Amazon no era la única interesada, pues Apple también rondó la compra según se rumoreó en cierto momento. De hecho, Variety publica que otros agentes que se interesaron en la compra han expresado sorpresa por el astronómico desembolso de Amazon, que superaría el doble del precio que ellos habían estimado para lo que valía MGM ahora mismo. 

La adquisición de MGM por parte de Amazon se ha comunicado pocos días después de otro movimiento sísmico de importancia en Hollywood: el anuncio de la tecnológica AT&T de fusionar WarnerMedia (donde se incluyen Warner Bros. y HBO) con Discovery en una operación valorada en 43 mil millones de dólares.

La guerra por la supremacía en el streaming

Con 300 millones de suscriptores en todo el mundo, de los cuales 175 millones han visto alguna serie o película en la plataforma durante el último año, Amazon Prime quiere luchar contra Netflix, Disney+, Warner/HBO Max y el resto de jugadores por su parte del pastel una vez se ha evidenciado la importancia que tiene dentro de este conflicto la posesión de títulos antiguos y consagrados con los que nutrir un catálogo.

Disney se ha apresurado a incluir en la suscripción de Disney+ en varios de los países donde tiene presencia con un subcatálogo no recomendado para menores (Star) que incluye las antiguas producciones de Fox y las futuras de 20th Century Studios; Netflix hace pocas semanas llegó a un acuerdo con Sony Pictures para alojar títulos previos y futuros del estudio; la fusión de WarnerMedia con Discovery tiene como objetivo la creación de un gigante del contenido audiovisual.

¿Qué salida le quedaba a Amazon tras el reciente fichaje de Jeff Blackburn para relanzar sus divisiones de medios y entretenimiento audiovisual? La compañía parece sedienta de posesiones y acaba de hacerse con una biblioteca de más de 4000 títulos, incluyendo las sagas de James Bond, Rocky/Creed, La pantera rosa o RoboCop así como títulos del Hollywood clásico. 

Eso sí, dado el tortuoso historial de compra-ventas del estudio, muchos de sus títulos más legendarios, como El mago de Oz, Lo que el viento se llevó o Cantando bajo la lluvia, se encuentran fuera del alcance de este acuerdo porque MGM ya los vendió hace tiempo; toda su producción anterior a 1986 está en manos de WarnerMedia, así que habrá que buscarla en HBO Max en vez de en Amazon Prime Video.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento