Rosa Gamazo, una de las periodistas que han puesto los Globos de Oro en el punto de mira: "Tienen la reputación de antesala de los Oscar pero solo votan 87 personas"

Hablamos con la corresponsal española afincada en Los Ángeles que se ha unido a la demanda contra la HFPA, responsable de esta entrega de premios. 
La periodista Rosa Gamazo
La periodista española Rosa Gamazo | Imagen de Martin Ehleben
Cinemanía

En agosto de 2020, la periodista noruega Kjersti Flaa presentaba una demanda contra la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés) por la presunta corrupción de los organizadores de los Globos de Oro y la cultura imperante de tratos de favor, así como del código de silencio que domina la industria del cine estadounidense. Sin embargo, un juez federal del estado de California desestimaba hace unas semanas la demanda ante la supuesta falta de pruebas, lo que obligaba a la trabajadora a recurrir la sentencia. Momento en el que entra en juego la periodista española Rosa Gamazo, afincada en la ciudad de las estrellas y que nos habla del porqué de su suma a Flaa en este requerimiento.

"Kjersti ha intentado entrar varias veces en la asociación, la considero muy buena periodista y escribe en Noruega para medios relevantes. Sin embargo, es imposible formar parte de la HFPA por una serie de hándicaps que presenta. Cuanto más importante sea tu medio y más reputación tengas como periodista, menos posibilidades tienes de entrar", destaca Gamazo sobre la denuncia presentada por su compañera noruega. "Me pareció una manera de ser solidaria con ella y con el resto, porque estamos todos en el mismo barco. Los periodistas extranjeros de aquí han intentado por activa y por pasiva entrar, y no ha habido manera por ese tejemaneje de los miembros". 

Desde hace muchos años, la HFPA también ha estado formada por algunos periodistas españoles, quienes escriben ocasionalmente para algunas de las grandes cabeceras patrias. "Para entrar te tienen que esponsorizar dos miembros de la organización, lo cual es muy difícil. Además, los miembros de tu país tienen que estar a favor y, obviamente, no lo están porque no quieren competencia". 

La lucha de la prensa extranjera contra la HFPA

El gran problema que subyace de la demanda no es realmente el pertenecer a la asociación, sino criticar una serie de privilegios que impiden trabajar correctamente a los demás periodistas de la zona. "Los periodistas extranjeros que no pertenecemos a la HFPA nos hemos visto limitados estos últimos años, especialmente con la pandemia de Covid, porque ellos acaparan más de la mitad de lo que se hace en la prensa internacional"

De hecho, los privilegios de los miembros de la HFPA- recordemos que la asociación está compuesta de tan solo 87 periodistas- suponen conferencias de prensa en exclusiva, sin ningún tipo de veto de preguntas y alrededor de 40 minutos de duración; encuentros one-on-ones con los entrevistados o cortes para televisión concedidos por los propios estudios. Estar fuera de todo ello conlleva entrar en un proceso de dependencia hacia las distribuidoras de películas, así como de una selección de los entrevistadores por medio de nominaciones. Un sistema del que los periodistas se quejan desde hace mucho tiempo.

"Esta lucha nos ha perjudicado porque tenemos mucho menor acceso a los contenidos", destaca Gamazo sobre este embolado. ¿El verdadero objetivo tras la demanda? "Señalar las dificultades que se nos han puesto durante años a la gente que realmente nos hemos dedicado a esto y somos serios. No entrar en la HFPA nos afecta debido al acaparamiento de las promociones y nos quita lo poco que podemos hacer. Y esto cada vez va a más. Es injusto tener una carrera de largo recorrido y ver que no puedes ejercer bien tu profesión". Y es que a priori choca que una asociación sin ánimo de lucro obtenga esta clase de beneficios, además de unos sueldazos de escándalo. 

Frances McDormand en 'Nomadland'
Frances McDormand en 'Nomadland'
Cinemanía

¿Los Globos de Oro, antesala de los Oscar?

Todas las polémicas constantes de la HFPA, desde prácticamente su creación, no han afectado ni mínimamente a la audiencia de los Globos de Oro, que cada año incrementa. La emisión en la NBC ya es una de las de mayor share del año en Estados Unidos, oscilando entre los 18-20 millones de espectadores. Esto ha hecho que muchos acentúen la ceremonia como el adelanto de lo que llegará en los Oscar, a pesar de la diferencia patente entre los votantes: 9.400 en la Academia, versus los tan solo 87 miembros de la HFPA. "Tienen esta reputación de antesala de los Oscar, una especie de entrada a los premios de la Academia, cuando tan solo votan 87 personas. En la Academia hay miles de personas, pero en la HFPA no aumenta el número. Creo que tendría que haber mínimo 250 personas". 

Este hecho es desconocido por gran parte del público, que cada año muestra un mayor apoyo hacia el evento. "La audiencia es el motivo por el que pueden apretar las tuercas a NBC para renovar las emisiones. El dinero manda". Sin embargo, medios norteamericanos como Variety, The Hollywood Reporter, The New York Times... también se están haciendo eco de este curioso caso. "Todo esto es importante que la gente lo vea, porque mucha no tiene ni idea. Muchos se piensan que todos los periodistas extranjeros pertenecemos a la HFPA, pero no es así". 

Estos problemas afectan también a la presunta compra de nominaciones y la reventa de los tickets para la alfombra roja por parte de algunos miembros. "No quiero generalizar, pero parece que es gente que no tiene ninguna clase de principios".  Si bien, Gamazo incide en cómo ciertos miembros de la HFPA son muy profesionales, como ha demostrado la imploración de cambio que algunos de ellos pedían en LA Times

'Ma Rainey's Black Bottom'
'Ma Rainey's Black Bottom'
Cinemanía

Un intento de lavado de cara

Está claro que ser un periodista extranjero en Hollywood no es tarea fácil. La asociación afronta su 78ª gala de los Globos de Oro este próximo domingo. Una fecha marcada por la polémica, pero con un hipotético cambio de aires con su cercanía a movimientos como el Black Lives Matter y la introducción de tres nuevos miembros para cerrar bocas por la demanda. Una inclusión tramposa teniendo en cuenta que el año pasado fallecieron dos de sus afiliados.

Mientras tanto, las votaciones continúan corriendo a cuenta de una minoría de la prensa extranjera. Miembros de una edad adulta, en plena prejubilación, y que en ocasiones han permitido la entrada de actores o incluso de una Miss Universo en la organización. "Me da pena por el potencial increíble que podría tener la HFPA. Es imposible entrar en ella y cambiar las cosas. Me parece de justicia unirme a Kjersti e intentar cambiar algo", declara Gamazo. "Aunque vuelvan a desestimar la demanda no vamos a parar. Esto va a seguir. Tenemos muchas vías por las que continuar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento