En el camino de Scarlett: Gerard Butler reclama beneficios por ‘Objetivo: La Casa Blanca’

El actor ha demandado al estudio de este film de 2013 asegurando que le debe dinero.
Gerard Butler en 'Objetivo: La Casa Blanca'
Gerard Butler en 'Objetivo: La Casa Blanca'

La denuncia de Scarlett Johansson a Disney por irregularidades en su contrato de Viuda Negra ha supuesto un terremoto en Hollywood cuyas consecuencias estamos atisbando poco a poco. La reacción de la Casa del Ratón ha sido duramente criticada por organismos feministas paralelamente a trascender que Kevin Feige, director creativo de Marvel, estaba “muy avergonzado” por cómo se habían hecho las cosas con el estreno del film de Cate Shortland, y apenas horas después de que estallara el conflicto ya tenemos un segundo caso de estrella demandando a su estudio. Hablamos de Gerard Butler, aunque sus circunstancias son sensiblemente distintas a las de Johansson.

Lo ocurrido con la actriz se enmarca en una estrategia de Disney para lidiar con la pandemia que ha tenido resonancias en otros estudios (materializada en un controvertido modelo híbrido entre Disney+ y las salas que afectó al salario a percibir por Johansson), mientras que el caso de Butler está más relacionado con irregularidades en las cuentas. Las de un film, además, que ya tiene sus años: Objetivo: La Casa Blanca se estrenó en 2013 con el protagonismo de Butler, Morgan Freeman y Aaron Eckhart, con una recaudación de 170 millones de dólares que condujo a la posterior realización de dos secuelas: Objetivo: Londres en 2016 y Objetivo: Washington DC en 2019.

Según recoge Variety, Butler ha demandado a Nu Image/Millenium Films por no haberle pagado lo que le correspondía. El actor asegura que este organismo le debe al menos 10 millones de dólares en compensaciones atrasadas, luego de subestimar intencionalmente los ingresos nacionales y extranjeros y no informarle de que 8 millones de dólares habían ido a parar a los ejecutivos. Butler ha hecho estas averiguaciones gracias a un auditor que descubrió que la recaudación nacional de Objetivo: La Casa Blanca había sido infravalorada en 17.5 millones, al tiempo que se había deducido el coste de publicidad en el extranjero pese a que las distribuidoras lidiaron con la mitad de estos gastos.

La cuestión es que el contrato de Butler le daba derecho al 10% de los beneficios netos más un 6% si la recaudación superaba los 70 millones en EE.UU. y un 12% si se superaban los 35 millones en el mercado global. “Los productores han ganado decenas de millones de dólares con Objetivo: La Casa Blanca, pero se niegan a pagar a Butler un centavo de los ingresos y beneficios que se le prometieron”, podemos leer en la demanda. “Butler no quiere tolerar las tergiversaciones y otras conductas ilícitas de los demandados. Butler trabajó con los demandados para crear una franquicia de gran éxito, y exige su parte”.

En efecto se trata de un litigio algo más tradicional (o atemporal, si se quiere) que el que actualmente mantienen Scarlett Johansson y Disney, pero no podemos descartar que Butler se haya sentido envalentonado en cierto modo por la actitud de la actriz. Es posible que esta motive nuevos desafíos contra la cúpula de Hollywood próximamente. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento