Críticas a Spike Lee por alentar teorías de la conspiración sobre el 11-S en su nuevo documental

La emisión de ‘NYC Epicenters 9/11→2021½’ coincide con el aniversario de los atentados.
Spike Lee
Spike Lee

Entre unas cosas y otras, y por mucho que presidiera recientemente el jurado del Festival de Cannes, la imagen pública de Spike Lee está quedando por los suelos en las últimas semanas. Sin embargo, las críticas recibidas por su anuncio de criptomonedas no son nada comparado con lo que está afrontando estos días, a cuenta de un nuevo documental recientemente estrenado en HBO. NYC Epicenters 9/11→2021½ se propone estudiar los últimos 20 años de Nueva York, desde el atentado en el World Trade Center hasta la crisis del COVID-19, sirviendo de homenaje a la ciudad fetiche del realizador de Haz lo que debas… al tiempo que de plataforma para voces algo problemáticas.

Según una cronología de los hechos publicada por IndieWire, todo comenzó cuando el pasado 16 de agosto HBO publicó el tráiler oficial del documental. Se anunció que esta exploración de cómo los neoyorquinos han ido afrontando las sucesivas tragedias de la urbe constituiría una serie de cuatro partes, cada una dividida en dos episodios, e iniciándose la emisión el 22 de agosto. Justo un día antes salieron publicadas las primeras críticas de periodistas que habían tenido acceso a la serie completa, revelando unos detalles muy incómodos sobre la cuarta y última parte (concretamente el episodio 8).

Al parecer, en este capítulo aparecían entrevistas a Architects and Engineers for 9/11 Truth, una asociación que lleva tiempo sosteniendo que el 11-S fue un montaje. Los testimonios eran tan extensos como para sospechar que Lee estaba mostrando su acuerdo con esta teoría y hubo quien recordó entonces que no era la primera vez que el cineasta respaldaba versiones alternativas de traumas históricos en un documental, puesto que en su producción sobre el huracán Katrina When the Leeves Broke: A Requiem in Four Acts (estrenado en 2006) llegó a asegurar que la demolición de los diques tenían como propósito inundar los vecindarios negros de Nueva Orleans.

Había motivos para creer que Lee estaba alentando teorías de la conspiración, pero por si quedaba alguna duda un día después de la emisión de la primera parte el New York Times publicaba una entrevista donde el director se declaraba suspicaz sobre la versión oficial de qué sucedió aquel día: “He de decir que tengo preguntas, y espero que el documental consiga que el Congreso celebre una nueva audiencia sobre el 11-S”. También defendió su derecho a incluir la versión de los hechos de Architects and Engineers for 9/11 Truth: “La gente podrá hacerse su propia idea. Mi enfoque es colocar la información y que la gente decida por sí misma. Respeto la inteligencia del público”.

Consecuencias inmediatas

Por supuesto, las palabras de Lee han sido extremadamente criticadas, en combinación al propio documental. En Slate se abordó con dureza, concretamente, el hecho de darle altavoz a Richard Gage, fundador de Architects and Engineers for 9/11 Truth: “Lee y HBO están ofreciendo a Gage y a sus teorías conspirativas la plataforma más grande y más influyente que jamás hayan tenido, llevando a sus espectadores a un pantano de ideas atrozmente peligrosas”, escribía Jeremy Stahl.

Las teorías que expone NYC Epicenters 9/11→2021½ no se reducen a lo ocurrido en el World Trade Center, puesto que también abordan el destino del vuelo 93 (que se estrelló en Pensilvania cuando los pasajeros intentaron recuperar el control del avión) y sostienen que este fue derribado por fuego amigo. Las voces críticas aflorado en los últimos días, hasta alcanzar un punto en que Lee y su equipo se han visto obligados a reeditar la última parte del documental, que se estrenaría el próximo 11 de septiembre coincidiendo con el aniversario exacto de los atentados.

“Estoy de vuelta en la sala de montaje con el octavo y último capítulo de NYC Epicenters 9/11. Les pido respetuosamente que no juzguen hasta ver el montaje final”, cuenta Lee en un comunicado de HBO para la prensa. Aunque el director no ha aclarado qué partes ha modificado específicamente, The Hollywood Reporter revela que han sido eliminadas las entrevistas a Ricard Gage y sus seguidores, de forma que la duración del episodio se ha visto drásticamente reducida en media hora. Todo lo relativo al vuelo 93 no ha sido, en cambio, sujeto de reediciones, y es posible que este gesto no sirva para sofocar la polémica. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento