Charlize Theron llegó a no "sentirse segura" en el rodaje de 'Mad Max: Furia en la carretera' a causa de Tom Hardy

Un libro pone al descubierto los conflictos y dificultades durante el rodaje de la secuela dirigida por George Miller.
Charlize Theron y Tom Hardy en la primicia de 'Mad Max: Furia en la carretera' en Los Angeles
Charlize Theron y Tom Hardy en la primicia de 'Mad Max: Furia en la carretera' en Los Angeles
GTRES

¿Guerra de egos? ¿Crispación entre dos estrellas por culpa de un rodaje difícil y tenso? Que las relaciones entre Charlize Theron como Imperator Furiosa y Tom Hardy encarnando a Max Rockatansky en Mad Max: Furia en la carretera de George Miller fueron de todo menos amistosas era un secreto a voces, pero ahora se hacen "oficiales" con la publicación del libro Blood, Sweat & Chrome escrito por Kyle Buchanan y que ponen de manifiesto todo el ruido y la furia que acompañó al equipo artístico y técnico durante el accidentado rodaje.

Antes ya teníamos constancia de que no había sido precisamente un camino de rosas, sobre todo en lo concerniente a los encontronazos que pudieron tener los dos grandes protagonistas de la película por medio de las declaraciones que habían ido realizando algunos de sus intérpretes. Por ejemplo, Zoë Kravitz.

La nueva Catwoman en The Batman también tenía un rol en la secuela de la saga del guerrero de la carretera, y sobre la filmación llegó a decir que "Tom tenía momentos de frustración, de rabia. Charlize también, pero creo que él fue el que más la tomó con George, y ver aquello era un bajón".

Entre muchos otros datos y detalles de lo que significó aquella experiencia, el libro de Buchanan recoge el que tal vez fue el momento álgido en las tensiones entre Charlize y Tom. Así lo recuerda, así lo explica, Mark Goellnicht, operador de cámara en la película: "Recuerdo vivamente el día. La cita en el set era a las ocho. Charlize llegó a las ocho en punto, se sentó en el War Rig (el camión cisterna), sabiendo que Tom no iba a ser puntual a pesar de que le insistieron para que llegara a tiempo. Era notorio que Tom nunca llegaba a su hora por la mañana."

Y prosigue con su relato. "Dieron las nueve, y todavía no estaba. Charlize se quedó en el War Rig esperando, ni siquiera quiso ir a caminar o al baño, no hizo nada. Simplemente se quedó allí sentada. Y un par de horas después, a las once, Charlize sigue sentada en el War Rig, con el maquillaje y el traje después de tres horas. Tom apareció tranquilamente caminando por el desierto. Ella saltó del camión y le gritó: 'Multad a este desgraciado con 100.000 dólares por cada minuto que ha hecho perder a este equipo. ¡Qué irrespetuoso eres!'. Ella gritó, había viento y ruido, y no puedo saber lo que Tom escuchó, pero se giró hacia ella respondiendo '¿qué acabas de decirme?'... Fue un encontronazo bastante agresivo, hasta el punto de que ella se sintió amenazada y tras finalizar la pelea pidió protección", concluye un Goellnicht que en su versión se posiciona al lado de la actriz.

A partir de ese momento, el equipo de Warner decidió enviar a la experimentada productora Denise Di Novi la misión de viajar a Namibia para intentar poner paz entre ambos.

Afortunadamente, al menos, Mad Max: Furia en la carretera se convirtió en su estreno en un éxito de taquilla y además fue aclamada por la crítica. Los Oscar también la reconocieron nominándola en diez categorías de las que terminaría llevándose seis estatuillas.

También, con el tiempo, Charlize Theron ha intentado suavizar todo lo que ocurrió. "Cuando no nos estábamos peleando, no nos hablábamos. No sé qué es peor. Ellos tenían que lidiar con todo eso. No debimos comportarnos así", comentaría la actriz, reconociendo además que para Tom tampoco debió de ser fácil la presión de reemplazar a Mel Gibson como Mad Max. 

De la misma manera se ha ido pronunciando Tom Hardy: "Lo que ella necesitaba era que me portase como un compañero mejor y más experimentado. Eso es algo que no puedes fingir. Me gustaría pensar que, ahora que soy más viejo y más feo, podría estar a la altura de las circunstancias". Y tampoco ha tenido reparo alguno en admitir que "Al final, aquella era la película de Furiosa, lo que es fantástico."

Esperemos que el próximo rodaje del spin-off centrado en Furiosa sea mucho más plácido. Desechada la idea de recurrir al maquillaje digital, la tarea de interpretar a la versión más joven del personaje ha recaído en Anya Taylor-Joy, de nuevo dirigida por George Miller y con vistas a su estreno el 24 de mayo de 2024, y ya sin Charlize ni Tom en el reparto.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento