Logo del sitio

[Cannes 2021] Adam Driver y Marion Cotillard dan la nota en 'Annette'

Después de Baby Yoda, llega Baby Annette. Te enamorarás.
Adam Driver y Marion Cotillard en 'Annette', de Léos Carax.
Adam Driver y Marion Cotillard en 'Annette', de Léos Carax.
Cinemanía

Ha costado 26 meses. Más de dos años. Pero aquí estamos. El cine internacional ha vuelto a Cannes. No era fácil. No va a ser nada fácil. Pruebas PCR cada 48 horas para aquellos no vacunados, ni sin certificado de anticuerpos. Enseñar los certificados sanitarios cada vez que entras en el Palais, la sede del Festival. 33 grados y bien de humedad. Todo facilidades para un encuentro que ya era complejo.

Además, la 74 edición es una edición ambiciosa, con más películas, nueva sección, con tantos invitados como la pandemia ha permitido. Es una fiesta que quiere dejar una buena resaca. Spike Lee, muy comedido en su presentación ante la prensa hoy como presidente del jurado, se asegurará de dejar huella. Estamos convencidos.

Y, de momento, la competición ha empezado fuerte. Annette, el regreso de Leos Carax, nueve años después de sacudir Cannes con Holy Motors, ha sido un comienzo intenso, entretenido, inesperado y afinado (casi siempre).

Annette
Annette
Cinemanía | Cinemania

Una película que comenzó a tomar forma hace siete años. Adam Driver celebraba, algo incrédulo, estar en el Festival después de todos los obstáculos que han tenido que sobrepasar y que le animaron a lanzarse no solo como protagonista sino también como productor del filme. 

Annette es un musical compuesto y escrito por Ron Mael y Russell Mael, Sparks. Ellos son los primeros en aparecer en el filme entonando el tema inicial que ya habíamos visto como avance: So May We Start? ¿Comenzamos? Aunque el presupuesto sea grande, siempre falta. Ya avisan. Pero nada se echa en falta en ese sentido.

Nos han construido un mundo para nosotros, un cuento de canciones y furia, sin tabúes. Nada se han dejado los hermanos en su complicidad con Carax. Y con dos actores que dan la nota sin complejos a pesar de cantar cada una de las líneas del guion.

Annette empieza siendo una historia de amor y acaba siendo mucho más. Llena de furia, como avisaba, también muerte. Adam Driver interpreta a un cómico provocador, El gorila de dios, se hace llamar. Marion Cotillard es una diva de la ópera. Se enamoran, se casan, tienen una niña, Baby Annette. La niña alrededor de la que todo girará, la excusa, la herramienta, el fin. Pobre Baby Annette.

Baby Annette al fondo.
Baby Annette al fondo.
Cinemanía | Cinemania

Sparks y Carax hablan de amor de pareja, de éxito y fracaso, de familia deseada, obligada, de hombres tóxicos (“Por qué estos tíos que se odian a sí mismos quieren que les amemos”). Sin desvelar giros argumentales, aquí es donde el mensaje del filme se cuela por recovecos confusos, con un sueño Me Too por ahí, versos que reparten culpas. Pero hay culpables e inocentes. Muy claros. 

Ya lo avisaban: es un cuento de canciones y furia, sin tabú. Así que rían, rían, rían. Hasta sentirse incómodos por reír. Y sufrir mucho por Baby Annette. La estrella indiscutible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento