12 películas para cines y 12 para HBO Max: la nueva estrategia de Warner para 2022

Ahora que el año se acerca a su fin, toca sopesar qué tal ha funcionado el modelo híbrido.
Fotograma de 'The Batman'
Fotograma de 'The Batman'
Warner

En diciembre de 2020 Warner desató una tormenta mediática a cuenta de su decisión de estrenar sus próximas películas, empezando por Wonder Woman 1984, adscritas a un modelo híbrido entre salas y HBO Max. El así llamado “proyecto Popcorn” fue diseñado por el líder de WarnerMedia, Jason Kilar, y buscaba tanto sobreponerse a la penosa situación a la que el COVID-19 había empujado a la exhibición tradicional como acelerar el crecimiento de HBO Max, servicio de streaming en cuyo desempeño AT&T, conglomerado que controla el estudio, había puesto unas grandes expectativas. Varios meses después, la plataforma se ha visto efectivamente beneficiada: cuenta con 69,4 millones de suscriptores en todo el mundo, y esta misma semana desembarcó en España.

Otro cantar es lo ocurrido con las películas en sí. Al margen de un puñado de títulos como Godzilla vs. Kong, Expediente Warren: Obligado por el demonio y Dune (que ya lleva recaudados 223 millones de dólares a nivel mundial y ha confirmado secuela), la recaudación de estos títulos adscritos al modelo híbrido ha dejado mucho que desear, debido a una combinación de disponibilidad en HBO Max y piratería. El historial es demoledor: En un barrio de Nueva York, Maligno, Reminiscencia, El Escuadrón Suicida, Santos Criminales (esta última, precuela de Los Soprano, estrenándose en España la semana que viene), Cry Macho… todas sus ganancias dejan mucho que desear, y dan la impresión de que el modelo híbrido no fue una buena idea después de todo.

Por todo ello, se antoja necesario un cambio de planes. Hace ya tiempo que Warner confirmó que los cines recobrarían la exclusividad en 2022 (aunque reduciendo la duración de esta ventana a 45 días) y sin embargo, según recoge ahora The Hollywood Reporter, esta medida tenía letra pequeña. A falta de dos grandes estrenos simultáneos en 2021 (como son King Richard y la esperada Matrix Resurrections, prevista para el 17 de diciembre), la directiva de Warner ha revelado su intención de mantener los lanzamientos directos a HBO Max, haciendo una división: 12 películas exclusivas en salas, 12 exclusivas en streaming. Y de las 12 películas para cines, todas deberán ser grandes blockbusters. Nada de dramas o comedias.

A falta de comprobar cómo afecta la inminente fusión de Discovery con WarnerMedia (que implicará, mínimo, un gran baile de cargos), la major ha resuelto conservar la preeminencia de su servicio de streaming, destinando las superproducciones a unas salas donde se proyectarán durante los previstos 45 días. Es posible, claro, que 2022 no llegue a cubrir esta cuota: ahora mismo hay nueve grandes estrenos previstos para el año que viene, que podrían ascender a once. Son títulos como The Batman (4 de marzo), Animales fantásticos: Los secretos de Dumbledore (15 de abril), Elvis (3 de junio), Black Adam (29 de julio), Salem’s Lot (9 de septiembre), The Flash (4 de noviembre) o Aquaman and the Lost Kingdom (16 de diciembre).

Con esta nueva estrategia se pretende dar la espalda a un modelo simultáneo que no parece haber convencido a nadie (un financiero consultado asegura que las películas de Warner “habrían ganado más dinero sin HBO Max”), pero al mismo tiempo se mantiene la preeminencia del streaming y la desconfianza en las propuestas pequeñas. “Las que pondremos en salas son las que creemos que funcionarán”, ha explicado Ann Sarnoff, directora ejecutiva de Warner. “No es una cuestión de presupuesto, también es el género y los patrones de comportamiento del público. Me encantaría poner dramas y comedias en las pantallas más grandes posibles, pero no está funcionando. En realidad tampoco lo hacían antes del coronavirus”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento