Guía de viaje para una ruta en coche por Pontevedra

Playa de Silgar,en Sanxenxo.
Playa de Silgar,en Sanxenxo.
Beatriz Ciscar - Europa Press

En la provincia de Pontevedra es posible encontrar en pocos kilómetros tanto sierra como costa. La tierra de las Rías Baixas está repleta de lugares de gran belleza y miradores en torno a las rías, destaca el Parque Nacional de las Islas Atlánticas y sus magníficas playas.

Es recomendable recorrer su Ruta del Románico y, por supuesto, su costa. Pero antes, nuestro punto de partida, imprescindible, la capital de esta provincia gallega y su casco histórico.

Pontevedra

Ciudad de larga tradición marítima y mercantil, conserva uno de los cascos históricos más importantes y elegantes de Galicia. Junto a la ría pontevedresa, la antigua urbe extiende su entramado de calles y plazas que guarda importantes edificaciones civiles y religiosas. En el centro del casco antiguo se sitúa la plaza de España, donde se levanta el Ayuntamiento. En frente, la alameda, un amplio paseo frente al cual se encuentran suntuosas edificaciones civiles.

<p>La ciudad ha conseguido en las dos últimas décadas lo que parecía imposible: que el 70% de los desplazamientos se produzcan andando o en bicicleta. La peatonalización del casco histórico ha ayudado a que el nivel de emisiones de CO2 haya caído un 70% de media.</p>
.
Google Maps

Desde la capital tenemos dos rutas bien diferenciadas; una hacia el Norte y otra hacia el Sur. Vamos con la primera. Dejamos Pontevedra por la PO-308. A solo 6 kilómetros nos espera...

Combarro

Su casco antiguo es una muestra representativa de tres elementos arquitectónicos tradicionales de Galicia: los hórreos, las casas marineras y los cruceros. De los primeros, en la zona costera se ubican una treintena de los cerca de 60 que se conservan. En A Rúa están las tradicionales casas marineras, de estrechos soportales y balcones construidos en piedra o madera. Los cruceros de Combarro cuentan con una peculiaridad: la figura de la Virgen suele mirar siempre al mar y la del Cristo hacia tierra.

Es un pueblo pontevedrés precioso que destaca por sus hórreos, pero también por la sus impresionante casco histórico y por su paseo marítimo. Es sin duda uno de los rincones más bonitos que hay en Galicia.
.
Pixabay/Bernardeta31

Volvemos a la PO-308 hacia el Oeste y llegamos a...

Sanxenxo

Hasta el boom del turismo no era más que una pequeña aldea de pescadores, pero la constante llegada de forasteros transformó totalmente su fisonomía (también para mal). Hoy es una de las capitales del turismo gallego. A Lanzada, playa de más de 4 kilómetros, es una de las más visitadas de Galicia.

Playa de Sanxenxo
.
EP

Vuelta a la PO-308, que, hacia el Norte, no deja en la PO-316 y en pocos kilómetros en...

O Grove

Se ubica a la entrada de la ría de Arousa. Era una isla. Hoy está unida a tierra por los vientos del sudoeste, que lentamente han ido arrastrando arena hasta crear el istmo de la playa de A Lanzada. El puerto de O Grove es pesquero y mejillonero, muy próximo a la Illa de A Toxa, cuyo renombre proviene de sus aguas minero-medicinales. A Toxa es la mayor de las islas, media docena, que afloran al ritmo de las mareas en la marisma de O Vao.

Bateas en O Grove, cerca de la Isla de la Toja.
.
EP

Desandamos parte del camino. Vamos por la PO-316 hasta pasar a la PO-550 en dirección Este. Tras 20 kilómetros, aparece...

Cambados

Enclavada en plena ría de Arousa, está considerada la capital del Albariño. Cambados tiene un paisaje suave, caracterizado por emparrados altos en los que maduran las uvas de albariño o de espadeiro. Su casco histórico está declarado Bien de Interés Cultural y alberga uno de los grupos de pazos nobiliarios más relevantes de Galicia, como los de Montesacro y Bazán, actual Parador Nacional, y también los palacios de los Condes de Maceda y de los Chariño-Sotomayor.

Tania Varela se hizo conocida en su localidad natal, Cambados (foto), cuando estuvo al frente del Centro de Información a la Mujer de la población pontevedresa en los primeros años 2000.
.
WIKIMEDIA COMMONS

Cogemos la PO-549 hacia el Norte, siempre paralelos a la costa Pasamos por Vilagarcía de Aroiusa, saltamos a la PO-548 y llegamos a...

Catoira

Fue durante siglos una de las fortalezas defensivas de Galicia más inexpugnables. Gracias a su situación privilegiada, en la desembocadura del río Ulla y la Ría de Arousa, disfruta de temperaturas suaves casi todo el año. Su entorno natural es uno sus principales atractivos. Tiene un paisaje, formado por bosques espesos, marismas y playas fluviales, donde la figura de los molinos de viento resulta habitual, ya que Catoira es el único municipio de Galicia que posee ejemplos de los tres tipos de molino tradicionales.

En Catoira, en la ría de Arousa, quedan los esbeltos restos de las Torres de Oeste.
.
WIKIPEDIA/mChuca

Volvemos a Pontevedra buscando la AP-9 o la N-550.

Para la ruta Sur de Pontevedra, salimos de la capital por la AP-9. Apenas 27 kilómetros nos separan de...

Vigo

Vista de la puesta de sol con cielo despejado en la Ria de Vigo desde la playa redondelana de Cesantes.
.
EFE

El puerto de Vigo, uno de los puertos naturales mejores del mundo, dio origen a esta población rodeada de montañas que hoy es una ciudad industrial; la más grande de Galicia, con casi 300.000 habitantes. El casco viejo, la Cidade Vella, se articula en torno al antiguo barrio marinero de O Berbés, cerca del puerto. En este barrio, de Interés Turístico Histórico, se encuentran los soportales de la Plaza de la Constitución, calles pesqueras y casas blasonadas. El Vigo más actual se despliegue en el triángulo formado por Puerta del Sol, Colón y Urzáiz.

Playa de Rodas en las Islas Cíes, Vigo (Galicia).
.
Wikipedia / Namiac

Vigo es un excepcional punto de partida para disfrutar de las poblaciones de la Ría de Vigo y de las Islas Cíes, integradas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas. La gastronomía costera gallega, fundamentada en pescados y mariscos, es un aliciente más para viajar a esta región.

Seguimos hacia el Sur. Por la PO-552 llegamos a...

Baiona

Durante siglos concentró el comercio hasta que a finales del siglo XIX se produjo el desarrollo espectacular de Vigo. Su bahía, en torno a la que se ha ordenado sus calles más pintorescas, se abre junto a la desembocadura del río Miñor. Contemplar el atardecer es motivo ineludible para visitar la fortaleza de Monterreal y su famosa torre del Príncipe. También merece una visita la colegiata de Santa María, del siglo XIII.

En esta espectacular fortaleza sobre el mar, con vistas privilegiadas, es también posible disfrutar de una estancia de ensueño, con acantilados, dunas y paisajes que cortan la respiración.
.
Paradores

Paralela a la costa va la PO-552, hacia Portugal. Nos deja en...

A Guarda

Un triple paisaje marítimo fluvial y montañoso alberga uno de los más típicos pueblos marineros de Galicia, limítrofe con Portugal. Asomada al Atlántico, y apadrinada por el río Miño y el Monte de Santa Tecla, A Guarda es famosa por sus langostas. La villa está distinguida por la Comisión Europea como destino europeo de excelencia (EDEN), en reconocimiento a su propuesta de turismo sostenible.

Olas de varios metros en A Guarda Pontevedra.
.
EFE

De nuevo en la PO-552, pero hacia el interior. La seguimos hasta acabar en...

Tui

Declarada conjunto histórico-artístico, es, ante todo, una catedral amurallada. Pendiente siempre de lo que pasaba en el vecino Portugal, está en un límite geográfico que ya no tiene utilidad: la moderna autovía sustituyó al puente de hierro –que aún se conserva y es una de sus estampas más típicas-. De trazado medieval, Tui cuenta entre su patrimonio arquitectónico con una Catedral románica y gótica. El monte Aloia fue el primer lugar de Galicia en ser declarado parque natural, y es un mirador desde donde se contempla la Ría de Vigo y el valle del río Louro.

Puente internacional que une Tuy, en Pontevedra, y Valença do Minho, en Portugal.
.
Wikipedia

Con la A-55 hacia el Norte volveremos a Pontevedra, final de la ruta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento