Logo del sitio

Las 7 claves de la semana santa de Badajoz: qué ver, qué hacer y qué vivir

Semana Santa Badajoz
Semana Santa Badajoz
GOBIERNO DE EXTREMADURA

Su situación geográfica, cerca del vecino Portugal y no muy lejos de Andalucía, marca la Semana Santa de Badajoz, convirtiéndola en una fiesta única. Esto es lo que tienes que conocer para no perderte nada y disfrutar de esta fiesta como un auténtico pacense.

1. Con “La Burrita” empieza la Semana Santa

Es el Domingo de Ramos cuando tiene lugar la salida de la Hermandad de la Entrada Triunfal de Cristo en Jerusalén, lo que los pacenses conocen popularmente como “La Burrita”. Es el pistoletazo de salida de la Semana Santa de Badajoz, y uno de los pasos mas populares y que mas encantan a los pequeños. Es el momento en que Badajoz se viste de gala. Pacenses y turistas tienen una cita a las puertas de la Catedral, donde todas las Hermandades de la ciudad reciben a Cristo Rey y a su madre, la Virgen de la Palma, llegados desde San Roque y atravesando la Puerta de la Trinidad. Una magnífica representación de la escena bíblica que no hay que perderse.

2. Salida del Santísimo Cristo de la Espina

El Martes Santo es el momento en el que los fieles toman las calles para vivir un momento muy especial: el Santísimo Cristo de la Espina sale a las calle acompañado de la Virgen de la Amargura. Es uno de los puntos claves de esta Semana Santa, sobre todo por lo impresionante que resulta su paso en silencio total, un silencio que se rompe por las voces de un coro, en la Plaza de España.

Esta cofradía es una de las mas queridas en Badajoz y tiene una curiosidad: es la única en toda España con una Junta de Gobierno en la que solo hay mujeres, mientras que los nazarenos hasta hace muy poco solo podían ser hombres.

3. El Santo Calvario cruza las aguas por el Puente Viejo

Panorámica del puente de las Palmas, el más antiguo de la ciudad de Badajoz
Panorámica del puente de las Palmas, el más antiguo de la ciudad de Badajoz
Eduardo Munoz

Otro momento importante del Martes Santo tiene lugar cuando el Santísimo Cristo de la Angustia sale de su templo en San Fernando y cruza las aguas del río Guadiana, con María Santísima de la Misericordia a sus pies y solo alumbrado por los cirios. Es realmente mágico. Tras el recorrido será recibido en la Puerta de Palmas. 

4. La Iglesia de San Agustín

Si hay una iglesia que es clave para vivir las salidas procesionales, esta es la de San Agustín, ya que de ella salen hasta tres procesiones que los pacenses observan con mucha atención por lo complicado de su salida. El templo está precedido por una gran escalinata de mármol y debido a esta característica, los costaleros tienen que realizar complicadas maniobras. 

5. Visita a la Catedral

Catedral de San Juan Bautista, en Badajoz (Extremadura).
Catedral de San Juan Bautista, en Badajoz (Extremadura).
WIKIPEDIA/Stephen Colebourne

La Catedral Metropolitana de San Juan Bautista, situada en el centro de la ciudad, es un paso obligado si vives la Semana Santa en Badajoz. Esta joya del gótico tardío tiene aspecto de fortaleza y en ella se celebraron cinco bodas reales. En su interior, cuadros de Luis de Morales y del Greco, además de obras de arte procedentes de Italia y las Indias, como la Virgen y el Niño de Donatello o los marfiles filipinos.

6. Hay que pasar por la ermita

Lo manda la tradición: las hermandades deben pasar por la ermita de la Soledad y allí serán recibidas con repiques de campanas. Otro momento que los pacenses tienen apuntado en su agenda y lo viven con gran devoción.

7. Una gastronomía con influencias

Es uno de sus platos más tradicionales y suelen estar compuestas por productos como pan, ajo, panceta o pimiento. Se trata de un guiso que empezaron consumiendo los pastores de ganado (Foto: Wikipedia/Pedroserafin).
Las populares migas, uno de sus platos más tradicionales de Extremadura. (Foto: Wikipedia/Pedroserafin).
Wikipedia/Pedroserafin

Estamos en la capital de la Dehesa y eso se hace notar en sus magníficas carnes y chacinas del cerdo ibérico. Pero tampoco falta la influencia portuguesa con los pescados, sobre todo el “Bacalao Dorado” o el “Bacalao con Natas”.

Toma buena nota y no te pierdas los desayunos de Badajoz que merecen todo tipo de elogios. El caldillo extremeño, untado en pan, o incluso unas buenas migas, son delicias que te van a ayudar a vivir esta Semana Santa con energía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento