El precioso pueblo de Navarra con casas señoriales, palacios y un río que lo atraviesa

Esta localidad es la capital del Valle de Baztán y el destino perfecto para una escapada rural. Los visitantes disfrutarán paseando por sus calles y contemplando edificios históricos y balcones llenos de flores.
Pueblo de Elizondo.
Pueblo de Elizondo.
iStock
Pueblo de Elizondo.

El Valle de Baztán es una de las joyas de Navarra. Este municipio es sinónimo de naturaleza, folklore e historia, y promete a los viajeros una experiencia turística única, alejada de las masificaciones y en contacto con el mundo rural. Hacer rutas de senderismo por bosques, visitar pintorescos pueblos o incluso explorar cuevas son algunas de las actividades que podremos realizar aquí.

La capital de este territorio del norte de España es la preciosa localidad de Elizondo, un pueblo de arquitectura tradicional atravesado por el río Baztán. Se trata de un destino perfecto para una escarpada rural donde disfrutar de un rico patrimonio y de los bonitos paisajes que lo envuelven.

Qué ver en Elizondo

El río Baztán, la cabecera del Bidasoa, serpentea entre las casas de Elizondo dejando a su paso preciosas postales. Lo primero que llamará la atención a los visitantes es la cuidada arquitectura del pueblo, marcada por las casas señoriales, los palacetes y las construcciones de piedra que le dan un aspecto mágico. Muchas de las edificaciones de aspecto majestuoso son fruto de las riquezas que trajeron de vuelta las personas que emigraron a América.

Río Baztán en Elizondo.
Río Baztán en Elizondo.
Getty Images

Un paseo por la villa puede empezar por la Plaza de los Fueros, donde se alza el edificio del Ayuntamiento y su bonito porche. Desde allí visitamos otros puntos de interés como la iglesia de Santiago, de estilo barroco, y el Palacio de Arizkunenea, que data del 1730 y es la actual casa de cultura de Baztán.

Preciosas postales del río Baztán

El pueblo de Elizondo invita a perderse por sus callejuelas y contemplar los bonitos edificios que nos envuelven a uno y otro lado, como las imponentes fachadas de la calle Jaime Urrutia, donde se alzan las casas Arizkunenea, Poskonea, Istekonea y Apezenea, entre otras. Llegaremos también hasta el puente de Txokoto, que cruza el río y nos regala una preciosa estampa donde querremos hacernos decenas de fotos. Desde allí tendremos una panorámica ideal de las casas con balcones repletos de flores que se reflejan en las aguas del cauce.

Calles de Elizondo.
Calles de Elizondo.
Getty Images/iStockphoto

Otros lugares que no podemos perdernos son la Plaza de la Coral de Elizondo y su fuente, y el Puente Antxitonea. Por supuesto, tendremos que hacer alguna que otra parada en los restaurantes de la localidad para deleitarnos con la gastronomía local y también entrar en los comercios de la localidad y probar los deliciosos chocolates y quesos del Baztán. 

Cómo llegar a Elizondo

El trayecto en coche desde Pamplona hasta Elizondo es de alrededor de 50 minutos por la N-121-A.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento