Logo del sitio

Las capillas, ermitas e iglesias más bellas del Camino Primitivo por Asturias

  • Todo empezó en Asturias, cuando el rey Alfonso II El Casto acudió, en torno al año 813, a venerar los restos del apóstol Santiago.
  • El Camino de Santiago seguirá siendo cita viajera durante 2022 como segundo Año Xacobeo consecutivo.
  • Este año la Catedral de San Salvador, en Oviedo, ha cumplido 1.200 años desde su fundación.
Dos peregrinos inician la peregrinación a Santiago desde Oviedo por el Camino Primitivo.
Dos peregrinos inician la peregrinación a Santiago desde Oviedo por el Camino Primitivo.
Javier Castro

Todo buen peregrino del Camino de Santiago es sabedor de que el primer Camino a Santiago de Compostela parte desde Oviedo, capital del Principado de Asturias, pues así lo creó, convirtiéndose en el primer peregrino, el rey Alfonso II El Casto cuando acudió, en torno al año 813, a venerar los restos del apóstol Santiago hallados en el bosque de Libredón, en tierras gallegas, pertenecientes al entonces Reino de Asturias junto con parte de Portugal, del que él era rey. Este rey de la monarquía asturiana creó, pues, el Camino Primitivo, el más antiguo, bello y el más duro como prueba para todo peregrino.

De hecho, pocos siglos después los peregrinos del sur de Francia crearon el dicton o refrán: “Quien va a Santiago y no visita al Salvador, visita al criado y deja al señor”, refiriéndose a las dos catedrales: la de Santiago de Compostela, fin del trayecto, y la de San Salvador, en Oviedo, comienzo del Camino Primitivo.

Son tres los caminos jacobeos que discurren por Asturias: el del Salvador, el Primitivo y el de La Costa. Estos dos últimos y el entronque de ambos en Asturias y una selección de rutas jacobeas del norte han sido incluidos en 2015 en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

El Camino Primitivo recorre por Asturias los concejos de Oviedo, Las Regueras, Grado, Salas, Tineo, Allande y Grandas de Salime

Recorreremos el Camino Primitivo, en su tramo por Asturias, teniendo en esta ocasión como argumento sus capillas e iglesias prerrománicas, románicas o de origen anterior, casi todas de carácter rural. En ellas nos centraremos.

La catedral de Oviedo con la estatua de La Regenta en primer plano de la foto.
La catedral de Oviedo con la estatua de La Regenta en primer plano de la foto.
Turismo de Asturias

1ª etapa: Oviedo-Grado (26 km)

En Oviedo, punto de salida del Camino Primitivo, partiremos desde la Catedral o Sancta Ovetensis de origen prerrománico (fundación en el 821) y cuya factura actual data de los siglos XIV-XVI, en cuya Cámara Santa (siglo IX-XII), ubicada a los pies de la Torre de San Salvador o Torre vieja (finales del IX-XII), se custodia un auténtico cofre de tesoros con las Cruces Prerrománicas: Cruz de los Ángeles (808) y Cruz de la Victoria (908), el Arca Santa (1075), la Caja de las ágatas (910) y, de entre todas, la reliquia más importante para la Cristiandad, que es el Santo Sudario o paño que, según la tradición, cubrió la cabeza de Cristo al ser descendido de la Cruz y fue amortajado con él.

Aunque el Camino comienza en la casa de cada uno, hay muchos peregrinos que desean comenzar a los pies de la estatua románica de San Salvador que está al inicio de la girola de la Catedral, saliendo, antaño, por la Puerta de la Perdonanza, actualmente por la principal.

Cruzando Oviedo por el trazado del Camino Primitivo o Ruta Jacobea Primitiva, jalonado en el suelo por las habituales conchas veneras de bronce, nos encontramos, en su corazón más comercial, con una iglesia de estilo neorrománico-ecléctico, dedicada a San Juan Bautista, San Juan el Real (1912-1915), heredera de la antigua iglesia prerrománica y románica de la misma advocación erigida a los pies de la Catedral, respectivamente, en los años 862 bajo el reinado de Alfonso III El Magno y ya, en etapa románica, en el siglo XI y que fue demolida a finales del siglo XIX.

Ya saliendo del casco urbano y en aldeas y pedanías se diseminan, en este trazado “primitivo” de siete etapas y 325 kilómetros, un sinfín de parroquias jacobeas prerrománicas y románicas en muy diverso estado de conservación. En la anexa aldea de Loriana se encuentra la iglesia parroquial de San Bartolomé (en su origen dedicada a Santa María), de ejecución actual aunque conserva elementos antiguos, pero donada a la iglesia de San Salvador de Oviedo en 905 por el último rey de la monarquía asturiana, Alfonso III El Magno, y por su esposa, Jimena.

En la conocida como Venta de El Escamplero se encuentra su iglesia parroquial, de estilo contemporáneo, pero, como es habitual en estas capillas jacobeas, con referencias a ella en el siglo XII.

El Monasterio de San Salvador de Cornellana es Patrimonio de la Humanidad.
El Monasterio de San Salvador de Cornellana es Patrimonio de la Humanidad.
Turismo de Asturias

2ª Etapa: Grado-Salas (21,9 km)

Ya de tránsito hacia la localidad de Grado y tras haber atravesado el histórico puente de Peñaflor se ubica la iglesia románica de San Juan y antiguo albergue de peregrinos.

A las afueras de Grado, en un alto de la localidad de Bustiello descubriremos una portada taqueada y dos guardapolvos románicos, así como cuatro saeteras, cegadas, en la humilde iglesia de San Vicente de Castañedo, datada en el año 921.

De la bulliciosa villa de Grado continuaremos por la Ruta Jacobea Primitiva hacia la muy bella pedanía de San Marcelo en Dóriga.

Formando parte de su conjunto palatino se encuentra la iglesia parroquial de Santa Eulalia de las Dórigas, consagrada en 1121 por el obispo Pelayo. Aunque de aspecto neoclásico, aún podemos admirar, en una de sus portadas laterales, un arco con talla en dientes de sierra. En el interior, en el suelo, lápidas funerarias de la linajuda familia Dóriga.

Continuando por el serpenteante y apasionante Camino Primitivo, la siguiente parada será en la histórica villa de Cornellana, por cuyo eje cruza el Camino.

Allí, presidiendo la villa se encuentra el románico Monasterio de San Salvador (1024), reformado en el siglo XVII y que, junto con la Catedral de San Salvador en Oviedo, la iglesia prerrománica de San Salvador de Priesca en Villaviciosa y la iglesia y casa rectoral de Santa María de Soto de Luiña en Cudillero (estos dos últimos en el Camino Costero), han sido reconocidos como Patrimonio Mundial de la Unesco. Dicho monasterio fue fundado por la infanta Cristina y ya en 1122 acogió un cenobio benedictino.

Como detalle original, amén del propio conjunto y sus peculiaridades, cabe destacar, en el dintel de la puerta del huerto, un relieve de una osa amamantando a una niña, flanqueado por dos cabezas de león. Se trata de la representación de la leyenda en la que se cuenta cómo la Infanta Cristina, perdida de pequeña en el bosque próximo, sobrevivió gracias a que una osa la amadrinó y la amamantó, protegiéndola de una muerte segura.

Una leyenda cuenta cómo la Infanta Cristina sobrevivió gracias a que una osa la amadrinó y la amamantó, protegiéndola de una muerte segura

Relacionada con el Monasterio de Cornellana se encuentra, en Godán, otro hito románico del Camino Primitivo, la Iglesia de San Juan Bautista, datada, igualmente en 1024. Pero, curiosamente, será en el concejo de Salas cuando el peregrino encuentre la primera parroquia dedicada a Santiago apóstol.

Es en la aldea de Quintana donde se ubica el recientemente restaurado templo parroquial de Villazón, de estilo rural, con origen en el siglo XII pero con estructura del XVIII, época en la que se le invirtió la orientación de su cabecera. En su interior alberga espectaculares retablos e imaginería, como un Santiago peregrino medieval y un crucificado gótico.

Peregrinos a su paso por el casco histórico de Salas.
Peregrinos a su paso por el casco histórico de Salas.
Turismo de Asturias

3ª Etapa: Salas-Tineo (19,4 km)

A pocos kilómetros de Villazón se encuentra la villa de Salas, de rico legado jacobeo cuyo casco histórico fue declarado Conjunto Histórico en 1994.

Un poco alejado del centro, en el cementerio, se encuentra la iglesia del antiguo Monasterio de San Martín, cuyos orígenes se remontan a los siglos VIII y IX, habiendo sida reconstruida en el siglo X por Alfonsus Confessus, rehecha en su totalidad en el siglo XV y con reformas en los siglos XVII y XVIII. La iglesia sufrió diversos destrozos para sustraerle las piezas decorativas prerrománicas de sus muros que, afortunadamente, se recuperaron y se encuentran en el imprescindible Museo del Prerrománico de la misma villa. prerromanicosanmartin.com

El occidente del Principado de Asturias se señala en un cruce de caminos localizado en La Espina, que desde siempre se ha considerado un enclave esencial en el Camino Primitivo a Santiago.

Monasterio de Santa María la Real de Obona.
Monasterio de Santa María la Real de Obona.
Jesús Alfaro

4ª Etapa: Tineo-Pola de Allande (27,9 km)

No demasiados metros más allá y en pleno Camino Primitivo hacia Tineo nos encontramos la pedanía de El Pedregal, crisol habitacional e histórico con restos megalíticos, romanos, suevos, visigodos y de señores feudales.

Ya en Tineo, destacar su importancia estratégica dentro del Camino Primitivo asturiano. Su primitiva iglesia parroquial fue la de San Pedro (siglos XIII-XIV) hasta que en 1880 esa función la empezó a desempeñar la iglesia de San Francisco. A partir de ese momento, se convirtió en capilla del cementerio. Su única decoración conservada es un canecillo con una talla de algo que parece una semilla. En su interior se puede admirar un buen retablo de estilo barroco y en sus proximidades luce una gigantesca araucaria plantada por un monje del Monasterio de Corias (Cangas del Narcea).

En pleno centro de Tineo podemos visitar la actual iglesia parroquial, la del Convento de San Francisco del Monte (siglos XIII y XV). Se cree que su fundación se debió inicialmente a los templarios y que luego se hizo con ella San Francisco. Destacan las decoraciones románicas en su portada principal, con taqueado jaqués, diente de sierra, zig-zag en arquivoltas... Su interior es de una sola nave porque, al pertenecer a una orden mendicante, se facilitaba así la predicación. En su interior está el interesante Museo de Arte Sacro de Tineo.

En pleno centro de Tineo se puede visitar la actual iglesia parroquial, la del Convento de San Francisco del Monte (siglos XIII y XV)

Pero uno de los monasterios más relevantes del Camino Primitivo es el Monasterio de Santa María la Real de Obona, que se encuentra a unos 10 kilómetros de Tineo, junto al pueblo de Obona. Es un templo benedictino al que los peregrinos acudían en búsqueda de ayuda en su peregrinar hacia Compostela. Documentos fidedignos constatan que su fundación pudo haber tenido lugar en el siglo XIII, aunque actualmente su aspecto ofrece la última reforma del siglo XVII. En su entrada al claustro, un escudo real de Castilla y León y una hornacina con la escultura de San Benito. Se trata de un conjunto monástico que se encuentra en un lamentable estado de deterioro, habiéndose creado una asociación que vela para evitar su destrucción.

Siguiendo la Ruta Jacobea Primitiva nos sorprende la iglesia parroquial de Borres, dedicada a Santa María y cuya predecesora es mencionada en el “Libro de los Testamentos”, donde se incluye un documento del año 912 por el que Fruela II, hijo de Alfonso III El Magno, dona a la iglesia de Oviedo, entre otros bienes, esta iglesia: “In territorio Tinegio… ecclesiam Sancte Maria de Vaorres”.

Como detalles de interés, posee en su interior un retablo del siglo XVII con, entre otras imágenes, una Virgen Dolorosa que porta una corona con una inscripción en bable. También tiene una gran pila bautismal muy antigua, de la misma altura que su diámetro. Ya en el exterior hay una lápida con una inscripción borrosa que podría tener carácter fundacional.

Otra de las aldeas del concejo tinetense en pleno Camino Primitivo es Cerredo, situada muy cerca de La Mortera, donde el camino se desvía hacia la conocida “Ruta de los Hospitales”.

Vista de Pola de Allande.
Vista de Pola de Allande.
Turismo de Asturias

5ª Etapa: Pola de Allande- Berducedo (17,4 km)

Ya por fin llegamos a la capital del concejo, Pola de Allande, otro de los hitos del Camino Primitivo.

De época pretérita y con detalles mitológicos se encuentra, ya en la zona rural, la ermita de Santa María de Celón (siglo IX), de fuerte estructura románica aunque con posteriores modificaciones. Conserva dos portadas románicas de una singular belleza y, en su interior, tanto el ábside como el presbiterio se encuentran decorados con pinturas murales (siglo XVI). Como curiosidad, la escultura que se encuentra embastada en el muro exterior del ábside representa a una figura humana atravesando con una lanza a algo que podría parecer una serpiente monstruosa o un dragón, llamado en asturiano “cuélebre”. Esta pequeña capilla posee la segunda campana más antigua de Asturias (siglo XIII) y, en su interior, un retablo con una interesante talla románica de la Virgen con el Niño y pinturas murales del siglo XVI en ábside y presbiterio.

Colegiata de El Salvador, en Grandas de Salime,
Colegiata de San Salvador, en Grandas de Salime,
Turismo de Asturias

6ª Etapa: Berducedo-Grandas de Salime (19,8 km)

Etapa de 20,08 km que discurre por los concejos de Allande, Grandas de Salime y, durante unos pocos metros, por Pesoz.

Allande es zona de “hospitales” para peregrinos. Tal es así que llegó hasta 1980 uno de ellos, fundado en el siglo XIII. Todavía en alguna casa de este pueblo se muestran en el dintel de la puerta inscripciones como “alberguería de pobres peregrinos”.

Continuando nuestro camino hacia tierras gallegas, parada obligatoria es la capital del concejo, Grandas de Salime, donde se encuentra la antigua Colegiata del Salvador. Su iglesia, de origen románico, conserva únicamente la portada de jambas talladas, la pila bautismal, dos sepulcros en el suelo y las gárgolas; las puertas son de roble del siglo XV con herrajes góticos. En su interior, el retablo principal es barroco del siglo XVII. Existen también varias imágenes y otros detalles litúrgicos y decorativos que hacen imprescindible la visita a este templo.

En Buspol aún se conserva la capilla vinculada al antiguo hospital de peregrinos. También existió un hospital en la villa de Grandas, localizado en las cercanías del actual museo etnográfico, a la entrada de la población, conservándose aún su edificio.

El espectacular embalse de Grandas de Salime, foco de atracción paisajístico.
El espectacular embalse de Grandas de Salime, foco de atracción paisajístico.
Turismo de Asturias

7ª Etapa: Grandas de Salime- Puerto del Acebo (13,2 km)

Al encontrarnos en pleno occidente del Principado, límite con Galicia, llevamos observando, desde hace unos cuantos kilómetros en nuestro recorrido por esta Ruta Jacobea Primitiva, la utilización de materiales autóctonos, como la pizarra, esquistos y cuarcitas, tanto en los tejados como en las fachadas de todas sus construcciones. Es el signo del territorio que también se manifiesta en las pequeñas capillas rurales y en las techumbres de iglesias.

Uno de esos ejemplos es la pequeña iglesia de Santa María Magdalena en A Mesa, cuyo ábside mira de espaldas al Camino. Está edificada sobre un túmulo prehistórico, como cristianización de un espacio simbólico-pagano en esta zona de tránsito humano. De estilo popular-rural, con fábrica de los siglos XVII y XVIII, está rodeada por un cercado de madera y tanto sus muros como su tejado están hechos con lajas de pizarra.

Por último, en Castro (Grandas de Salime) se ubica la pequeña capilla de Santa Bárbara y San Martín, junto al albergue de peregrinos. La advocación a San Martín se debe a la cristianización de un castro próximo, de índole pagano.

Para más información:

www.oviedoiniciodelcamino.com

www.turismoasturias.es/camino-de-santiago/camino-primitivo

Y otras páginas como: www.caminoprimitivo.es

Mostrar comentarios

Códigos Descuento