Logo del sitio

'Smishing', la nueva forma robarte dinero sin que te enteres a través de tu teléfono móvil

El estudio se realizó en 17 países. España no está incluido en el informe.
Una persona usa un teléfono móvil. 
Pixabay

Cada vez son más los delincuentes que utilizan las nuevas tecnologías para poder aplicar diferentes métodos y conseguir robar el dinero a la víctima, unas técnicas que cada vez son más sofisticadas, como la del smishing.

El smishing es una de las técnicas usadas por los ciberdelincuentes, que consiste en imitar y suplantar los canales habituales de contacto con las entiedades bancarias para que la víctima entregue datos personales e información privada y, de este modo, hacer cargos económicos a su cuenta.

Normalmente, esta forma de robo suele ser fácil de detectar, pero cabe la posibilidad de que estos SMS aparezcan en la misma sección donde con anterioridad habían llegado otros SMS reales de la entidad como los que te envían para las autorizaciones de pagos, como indican desde el Banco de España.

¿Cómo consiguen esto los ciberdelincuentes?

Que los mensajes fraudulentos lleguen por la misma vía que los reales de nuestro banco es posible porque "cabe reemplazar el número de teléfono móvil desde el cual se envía el mensaje por un texto alfanumérico que aparenta ser la entidad, para que el destinatario cuando lo reciba, no sospeche del emisor y acceda a realizar la operativa solicitada", explican desde el Banco de España.

"Esta técnica, conocida como SMS spoofing, se realiza mediante diversas páginas web y aplicaciones móviles que permiten enviar SMS desde una fuente desconocida suplantando una identidad conocida con relativa facilidad", añaden.

Ejemplo de fraude a través de los SMS.
Ejemplo de fraude a través de los SMS.
Banco de España.

¿Qué hacer prevenir este tipo de fraude?

De este modo, el Banco de España proporciona algunos consejos y medidas a seguir para evitar caer en uno de estos intentos de estafa: 

  • Algunos móviles incorporan detectores de spam y bloquean este tipo de mensajes.
  • Fijarse en el formato o contenido, si tiene o no faltas de ortografía.
  • Usar aplicaciones que permiten conocer la identidad real del que te llama.
  • Saber que desde la entidad nunca pedirán que facilites contraseñas o claves completas.
  • Usar el sentido común: coteja que lo que te dicen realmente es verdad, por ejemplo, si te llaman diciéndote que se ha hecho una operación fraudulenta, accede a tu posición y verifica que es cierto. O si no te cuadra lo que te dicen, cuelgas y les llamas tú.
  • Si no has realizado tú una operación, no tiene sentido que te llegue una clave temporal y mucho menos que el banco sea quien te la solicite verbalmente por teléfono. Y no, tu banco no necesita un código para anular esa supuesta operación fraudulenta.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento