Análisis Motorola Defy: un interesante primer paso de Motorola en el terreno de los móviles ultrarresistentes

20Bits prueba el Motorola Defy
20Bits prueba el Motorola Defy
(20Bits)
Vídeo review Motorola Defy
Valoración:

Si por algo se caracteriza Motorola es por su amplio catálogo de móviles de gama media. Un segmento al que añade una variante dedicada a los ultrarresistentes o rugerizados, concebidos para aguantarlo todo. Una vía todavía no demasiado explorada por las marcas generalistas (más allá de que sus dispositivos cuenten con algunas certificaciones de resistencia) y por la que apuesta Motorola de la mano de Bullitt con el Motorola Defy.

El smartphone, cuya denominación entraña un guiño al teléfono resistente homónimo lanzado por la compañía en 2010, sale en breve a la venta en España por 329 euros. Simboliza la alianza tecnológica establecida con el grupo detrás de los Cat Phones, de referencia en la vertiente. Supone un buen primer paso de Motorola, con la sugerencia de sus factores clave complementada con un precio atractivo y con un correcto nivel medio en cuanto a las especificaciones reconocibles. No obstante, su lado ‘normal’ presenta aspectos que convendría depurar en la siguiente generación.

La trasera del resistente Motorola Defy
La trasera del resistente Motorola Defy
(20Bits)

Al cogerlo sorprende la ligereza que transmite aunque pese 232 gramos. Su grosor (10,9 mm) tampoco se nota en exceso. El diseño texturizado de la trasera depara un tacto agradable, con la contrapartida de que en los usos prolongados acaba por cansar un poco, lo que lleva a hacer pequeños parones. La plasmación y la ubicación del módulo de las cámaras en la parte superior central, con el logo de Motorola debajo, que además sirve para el desbloqueo mediante huella dactilar, añaden un toque de elegancia.

Los móviles ultrarresistentes son idóneos para profesiones de características exigentes, para aguantar situaciones extremas y para intensas actividades al aire libre. El Motorola Defy exhibe sus aptitudes al respecto, si bien parece más enfocado al tercer apartado, ya que en lo relativo al primero hay ultrarresistentes que incorporan por ejemplo cámara de imágenes térmicas y funciones para la medición de distancia por láser.

Su atributos de resistencia

El Motorola Defy, bajo el agua
El Motorola Defy, bajo el agua
(20Bits)

El Motorola Defy, con conectividad 4G, constituye una interesante alternativa en su rango. En virtud de su certificación IP68, una de las clásicas, es resistente a la arena, al polvo, la suciedad, la humedad y la niebla salina (protección contra la penetración). Esta posibilita a su vez su resistencia al agua, en concreto hasta 35 minutos a 1,5 metros de profundidad. Probar la cuestión da miedo al inicio, pero enseguida surge la total tranquilidad. Por lo llamativo y lo curioso, gusta sumergirlo y repetir las situaciones. Lo mismo ocurre respecto a su resistencia a las caídas. Las de hasta 1,8 metros no impiden que el móvil siga intacto.

Cumple asimismo con el estándar militar MIL SPEC 810H, el cual acredita que no sufra ante choques térmicos (soporta diferencias de temperatura entre -30 y 75 grados centígrados durante 30 minutos).

Como apunte extra relativo a la resistencia, en consonancia con lo del agua, la pantalla puede manejarse con los dedos mojados y el teléfono puede lavarse sin problema con jabón y desinfectante, algo práctico en estos tiempos.

Su lado de gama media

El lado menos favorable del Motorola Defy reside en el punto amargo que deja su rendimiento, menos fluido y natural de lo previsto. Da la sensación de que en ocasiones renquea un poco. Integra el procesador Qualcomm Snapdragon 662 y ofrece 4 GB de RAM + 64 GB de almacenamiento interno (ampliable mediante microSD).

La pantalla de 6,5 pulgadas del Motorola Defy
La pantalla de 6,5 pulgadas del Motorola Defy
(20Bits)

Muestra una cámara de 6,5 pulgadas con resolución HD+ que depara una experiencia de visualización correcta. Lo único, luce unos marcos bastante gruesos, en especial en la parte inferior. Como no podía ser de otra forma, el panel está protegido con Corning Gorilla Glass Victus. Dentro del notch se aloja la cámara frontal, de 8 MP.

Su condición de gama media se manifiesta en el detalle de la cámara principal de 48 MP, bastante habitual en este escalón. Se acompaña de un sensor de profundidad y de uno macro, ambos de 2 MP. Los resultados fotográficos se mueven entre lo cumplidor y lo modesto.

Sus 5.000 mAh de batería, el estándar que el usuario busca como mínimo, aseguran una buena autonomía (hasta dos días). Soporta una carga rápida de 20W (Turbo Power) y cabe resaltar que el puerto de carga es a prueba de agua.

Disponible en negro o en verde forjado, se rige por Android 10 (Motorola señala que actualizará a Android 11), cuenta con NFC, respeta la toma de auriculares de 3,5 mm y en la caja incluye una correa de alta calidad. Respecto a la distribución de elementos, no pasa desapercibido el botón para funciones especiales y accesos directos (el de arriba en el lateral derecho).

En la caja del Motorola Defy se incluye una correa
En la caja del Motorola Defy se incluye una correa
(20Bits)
Ficha técnica del Motorola Defy (aspectos básicos)

  • Pantalla: 6,5 pulgadas, resolución HD+
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 662
  • Configuración: 4 GB + 64 GB
  • Cámaras traseras: principal de 48 MP + profundidad 2 MP + macro 2 MP
  • Cámara frontal: 8 MP
  • Batería: 5.000 mAh con carga rápida de 20W
  • Conectividad: 4G
  • ​Protección contra la penetración (IP68): arena, polvo, suciedad, humedad, niebla salina
  • Resistencia al agua (IP68): hasta 35 minutos a 1,5 metros de profundidad
  • Protección contra caídas: hasta 1,8 metros
  • Certificación MIL SPEC 810H (choque térmico)
  • Lavable con jabones y desinfectantes
  • Peso: 232 gramos
  • Precio: 329 euros

PUNTUACIÓN 20BITS: 7/10

  • Lo mejor: la sugerencia de su lado resistente

    ​Lo peor: el rendimiento no siempre es lo fluido que debería.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento