Logo del sitio

Advierten sobre riesgo de ciberataques a través de los antivirus de la empresa rusa Kaspersky

El mapa de los virus de Kaspersky
La Agencia de Seguridad Alemana advierte de un posible ciberataque desde Rusia.
Kaspersky

El origen ruso de la empresa de antivirus Kaspersky está poniendo muchas dificultades a la compañía debido a la reciente invasión a Ucrania, así como por las amenazas de un posible ciberataque que Rusia está haciendo contra la OTAN y la Unión Europea.

La Oficina Federal de Seguridad de Alemania ha hecho público este martes un comunicado advirtiendo del peligro en el uso de los sistemas de seguridad informática del fabricante ruso y recomienda utilizar otro tipo de sistemas de antivirus ante la posibilidad de que se lleven a cabo “operaciones ofensivas”.  Desde la Agencia de Seguridad italiana también se ha pedido que se haga un cambio en el caso de emplear algún tipo de sistema antivirus ruso, pero sin acusar directamente a Kaspersky.

Esta empresa, que fue fundada en Moscú en 1997, está considerada como una de las compañías con los productos más seguros del mercado, siendo muchos de ellos además gratuitos, por lo que actualmente cuenta con más de 400 millones de usuarios en todo el mundo. Kaspersky niega todas estas acusaciones afirmando que no tienen ningún tipo de vínculo con el gobierno de Putin.

No es la primera vez que la compañía es blanco de este tipo de acusaciones, ya que en el año 2017, el expresidente de EEUU, Donald Trump, también la señaló por estar vinculada con el gobierno ruso y, unos meses después, la Unión Europea se unió a este discurso. La actual alerta de la Autoridad Federal de Seguridad Cibernética se debe a las amenazas que Rusia está lanzando especialmente a aquellas empresas con una infraestructura crítica.

El pasado 1 de marzo, el fundador de la compañía escribió un tweet en el que denunciaba la situación de guerra y donde se mostraba satisfecho con las negociaciones. El propio Kaspersky veía en el diálogo la mejor forma de solucionar el conflicto.

Desde Kaspersky aseguran que son una “compañía privada independiente y global” y desmienten que exista ningún tipo de vínculo con el gobierno ruso. Opinan además que se trata de una cuestión puramente política. Por otro lado, han aclarado que, aunque la sede central se encuentra en Moscú, los ordenadores de análisis de datos de los usuarios para buscar virus se trasladaron en 2018 a Suiza y también tienen sistemas en otros países del mundo, entre los que se encuentran Alemania o Canadá.

La compañía de programas de ciberseguridad ha defendido su “compromiso permanente con la integridad y la confianza” y se ha reiterado en las palabras del fundador en rechazo a la guerra.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento