Logo del sitio

La NASA aplaza, otra vez, la prueba del cohete SLS por un problema técnico

El cohete Space Launch System será esencial para la misión Artemis de la NASA.
El cohete Space Launch System será esencial para la misión Artemis de la NASA.
Kevin Gill / Flickr

La NASA retrasó ayer la prueba del cohete Space Launch System (SLS) a causa de algunos problemas de presurización que dificultaban el trabajo de los técnicos. Según estaba previsto, la agencia iba a cargar de combustible el cohete este lunes y realizar una cuenta atrás, dos procesos que imitaban lo que se pretende hacer en el lanzamiento de la misión Artemis.

Los equipos han decidido anular las operaciones de tanqueo para el ensayo general húmedo [nombre que recibe la prueba] debido a la pérdida de capacidad para presurizar el lanzador móvil”, detallaron desde la NASA.

El lanzador móvil al que la agencia se refiere es un elemento crucial para que el cohete pueda lanzarse con éxito. Según explican, algunos ventiladores del lanzador no mantuvieron una presión positiva. Eso supuso que los técnicos de la NASA no pudiesen “proceder con seguridad” para cargar de combustible el cohete.

En un principio, la prueba empezó el 1 de abril en el Centro Espacial Kennedy (Florida) e iba a concluir el domingo 3 de abril. Sin embargo, el mal tiempo que hubo la noche del sábado obligó a la NASA a retrasar la finalización del ensayo al lunes.

Jeremy Parsons, subdirector de programas de Exploration Ground Systems de la NASA, afirmó que uno de los rayos que cayeron en el fin de semana fue muy fuerte: Golpeo el cable de catenaria que corre entre las 3 torres”. Aunque aseguraba que el SLS seguía intacto.

Más adelante, se supo que la NASA había decidido aplazar el ensayo general húmedo. “Consideramos el lunes 4 de abril como la próxima oportunidad para reanudar las operaciones”, confirmó la NASA en un principio.

El inicio de semana trajo lo que parecían ser buenas noticias, puesto que el equipo de la agencia logró resolver el mal funcionamiento de los ventiladores. Esto permitió que la NASA pudiese reanudar la cuenta atrás.

No obstante, la agencia detectó un “límite de temperatura” en el oxígeno líquido que ha obligado a volver a configurar los procedimientos de carga.

Ahora, la NASA ha dicho que su equipo está trabajando en “actualizar los procedimientos”. Según apuntan, la carga de oxígeno líquido ha comenzado, pero todavía no han puesto fecha a su próximo intento.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento