Logo del sitio

El FMI pide una regulación "global, integral, coherente y coordinada" para las criptomonedas

Las mayoría de los estafadores operan en paraísos fiscales.
Dice el FMI que no es efectivo que cada país tenga su propio enfoque y adopte su propia estrategia con respecto a la regulación de las criptomonedas.
Pexels

El Fondo Monetario Internacional (FMI), a través de sus directivos del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital Tobias Adrian, Dong He y Aditya Narain, ha pedido que el mercado de las criptomonedas se regule de manera global.

Este organismo mundial busca que se aplique una normativa “integral, coherente y coordinada” al bitcoin y demás divisas digitales para “salvaguardar la estabilidad del sistema monetario y financiero internacional”, el cual está siendo “profundamente” cambiado por los criptoactivos.

En una entrada en el blog Adrian, He y Narain advierten de “los riesgos de este sector en evolución, en el que muchas actividades no están reguladas” e incluso señalan que “estos riesgos para la estabilidad financiera pronto podrían convertirse en sistémicos en algunos países”.

Los expertos hacen alusión al hecho de que “los activos criptográficos y los productos y servicios asociados han crecido rápidamente en los últimos años”, pero que este sigue siendo un sistema financiero no regulado. De hecho, les preocupa que cada vez más aumenten “las interconexiones” con el sistema financiero que sí lo está [regulado].

Determinar la valoración, afirman “no es el único desafío en el ecosistema criptográfico”. “La identificación, el seguimiento y la gestión de los riesgos desafían a los reguladores y las empresas. Estos incluyen, por ejemplo, los riesgos de integridad operativa y financiera de los intercambios y billeteras de criptoactivos, la protección de los inversores y las reservas inadecuadas y la divulgación inexacta de algunas monedas estables”.

Además, subrayan “en los mercados emergentes y las economías en desarrollo, el advenimiento de la criptografía puede acelerar lo que hemos llamado ‘criptoización’, cuando estos activos reemplazan la moneda nacional y eluden las restricciones cambiarias y las medidas de gestión de la cuenta de capital”.

Por todas estas razones el FMI pide “estándares internacionales integrales” que aborden de manera más completa los riesgos que las criptomonedas pueden suponer para el sistema financiero, así como su ecosistema asociado y sus transacciones relacionadas, “al tiempo que permiten un entorno propicio para productos y aplicaciones de activos criptográficos útiles”.

El objetivo es que la Junta de Estabilidad Financiera desarrolle “un marco global que comprenda estándares para la regulación de los criptoactivos” para proporcionar “un enfoque integral y coordinado” para administrar los riesgos para la estabilidad financiera y la conducta del mercado. Y quieren que se pueda aplicar “de manera consistente en todas las jurisdicciones”.

En su opinión no es efectivo que cada país tenga su propio enfoque y adopte su propia estrategia: “Las leyes y regulaciones existentes pueden no permitir enfoques nacionales que cubran de manera integral todos los elementos de estos activos. Es importante destacar que muchos proveedores de servicios de cifrado operan a través de las fronteras, lo que dificulta la tarea de supervisión y aplicación. Las medidas regulatorias descoordinadas pueden facilitar los flujos de capital potencialmente desestabilizadores”, indican.

¿En qué consistiría una regulación global, según el FMI?

Adrian, He y Narain sostienen que el marco regulatorio global debería “proporcionar igualdad de condiciones en todo el espectro de actividades y riesgos” y para ello la normativa debería contener al menos los siguientes tres elementos:

  • Los proveedores de servicios de criptoactivos que brindan funciones críticas deben tener licencia o autorización. Estos incluirían almacenamiento, transferencia, liquidación y custodia de reservas y activos, entre otros, similares a las reglas existentes para los proveedores de servicios financieros. Los criterios de concesión de licencias y autorización deben estar claramente articulados, las autoridades responsables deben estar claramente designadas y los mecanismos de coordinación entre ellos deben estar bien definidos.
  • Los requisitos deben adaptarse a los principales casos de uso de criptoactivos y monedas estables. Por ejemplo, los servicios y productos para inversiones deben tener requisitos similares a los de los corredores y agentes de valores, supervisados por el regulador de valores y los servicios y productos para pagos deben tener requisitos similares a los de los depósitos bancarios, supervisados por el banco central o la autoridad de supervisión de pagos. Independientemente de la autoridad inicial para aprobar servicios y productos criptográficos, todos los supervisores, desde los bancos centrales hasta los reguladores de valores y bancarios, deben coordinarse para abordar los diversos riesgos que surgen de los usos diferentes y cambiantes.
  • Las autoridades deben proporcionar requisitos claros a las instituciones financieras reguladas con respecto a su exposición y compromiso con las criptomonedas. Por ejemplo, los reguladores apropiados de banca, valores, seguros y pensiones deberían estipular los requisitos de capital y liquidez y los límites de exposición a diferentes tipos de estos activos, y exigir evaluaciones de riesgo y de idoneidad de los inversores. Si las entidades reguladas prestan servicios de custodia, los requisitos deben aclararse para abordar los riesgos que surgen de esas funciones.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento