Científicos disparan tardígrados con un cañón para comprobar si sobrevivirían a un meteorito

Los tardígrados pueden medir entre 0,05 y 0,5 mm.
Los tardígrados pueden medir entre 0,05 y 0,5 mm.
Flickr

Unos investigadores de la Universidad de Kent (Reino Unido) han descubierto que los tardígrados u osos de agua, unos animales diminutos de entre 0,05 y 0,5 mm de tamaño, pueden sobrevivir al disparo de una bala. Para el estudio, pusieron unos tardígrados dentro de una pistola y dispararon.

Comúnmente, las balas de una pistola normal suelen alcanzar una velocidad de unos 340 metros por segundo. En el caso de este experimento, los osos de agua que sobrevivieron fueron disparados por un cañón de gas de dos fases, habitualmente usado para estudios de hipervelocidad.

Los proyectiles de esta arma suelen viajar a velocidades comprendidas entre los 556 y los 1.000 metros por segundo, más o menos la velocidad a la que suelen ir las balas de una ametralladora.

Además de emplear un cañón que iba más rápido que las pistolas normales, los investigadores congelaron a los animales para que entraran en hibernación. Posteriormente, introdujeron el hielo en proyectiles de nylon y cargaron el cañón con ellos.

Finalmente, la detonación del arma en el laboratorio se realizó en dos fases:

  • La primera detonó la pólvora. 
  • La segunda quemó el gas comprimido para acelerar los proyectiles.

Estos proyectiles impactaron contra un contenedor lleno de arena y Alejandra Traspas y Mark Burchell, unos de los investigadores se encargaron de recogerlos y localizar los tardígrados. Al descongelar a los animales, estos no mostraban ningún daño causado por el disparo.

Con este estudio, los investigadores descubrieron que los osos de agua son capaces de resistir a un impacto de hasta 728 metros por segundo. Sin embargo, también comprobaron que, tras el disparo, tardan más en recuperarse de la hibernación, por lo que se puede deducir que no son libres del daño.

Asimismo, los investigadores probaron cuál era la supervivencia si aumentaban la velocidad de impacto a 900 metros por segundos. Ante esta segunda prueba, descubrieron que los tardígrados no sobrevivían.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento