Remedios caseros para la congestión nasal: las mejores infusiones naturales para eliminar los mocos 

La mucosidad contiene elementos del sistema inmune como glóbulos blancos y anticuerpos.
La mucosidad es un síntoma principal del resfriado.
ARCHIVO

Uno de los síntomas más característicos de la nueva variante ómicron que está afectando a la mayoría de personas contagiadas por covid es la congestión nasal. Asimismo, la mucosidad también es síntoma de otras enfermedades que afectan a las vías respiratorias superiores propias de esta estación del año, como el resfriado común, la gripe o la sinusitis. 

La congestión nasal o la sensación de tener la nariz tapada ocurre cuando "los tejidos nasales y adyacentes y los vasos sanguíneos se inflaman con el exceso de líquido", detallan los especialistas de la Clínica Mayo. En este sentido, puede ir acompañada de otros síntomas como la secreción o la sensación de "moqueo" constante. 

Hidratación, lavados nasales y baños de vapor

El exceso de mucosidad también puede derivar en un dolor o irritación de la garganta y generar tos, por lo que es necesario aliviar la congestión con un tratamiento pautado por los profesionales sanitarios y con remedios caseros para el cuidado personal. Así, la principal recomendación de los expertos para aliviar los síntomas es mantener el moco diluido para favorecer el drenaje de los senos paranasales y de la nariz.

La hidratación, por tanto, es fundamental en este proceso, ya sea ingiriendo líquidos como agua, zumos naturales, caldos o infusiones. Un remedio muy popular en este tipo de procesos, sobre todo en catarros, es tomar agua tibia con limón y miel. Además, se aconseja evitar el consumo de alcohol, café o refrescos con cafeína porque pueden aumentar la deshidratación.

Otro remedio bastante común que puedes hacer en casa consiste en aplicar un paño caliente y húmedo en el rostro varias veces al día, así como inhalar vapor de agua de dos a cuatro veces diarias. Evita los irritantes, como el humo, y los cambios repentinos de humedad.

Prueba a realizar varios lavados nasales al día, al menos uno por la mañana y otro antes de irte a dormir, con suero fisiológico o con alguna solución salina, ya que ayudará a diluir el moco y evitar otras complicaciones, como el dolor de oídos o de cabeza. Otra alternativa es colocar un vaporizador o un humidificador en casa para prevenir o reducir la congestión en las fosas nasales.

Infusiones para aliviar los problemas respiratorios

Por otro lado, algunas plantas poseen propiedades medicinales con efectos beneficiosos para el aparato respiratorio que ayudan a reducir las molestias nasales y de garganta, además de proteger nuestros pulmones. 

Una de estas plantas es la echinacea. Se suele emplear en la "prevención y tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio superior" y como remedio natural del resfriado común, indican en el portal especializado del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).

"Sus polisacáridos y alcamidas actúan incrementando el número de glóbulos blancos en sangre y favoreciendo la síntesis del interferón, una molécula esencial en el proceso de la inmunidad", añaden. 

El llantén y el pelargonio también son plantas que se pueden ingerir en forma de infusión que contribuyen a calmar las vías respiratorias, detallan desde los Laboratorios Arkopharma. Asimismo, el tomillo es una planta ideal que se utiliza en fitoterapia para "tratar las molestias respiratorias" frecuentes del invierno y, además, ayuda al tránsito intestinal. 

Por último, no hay que olvidar el poder del eucalipto para calmar las vías respiratorias en caso de congestión o irritación. La infusión de eucalipto es una de las más recomendadas al ser un expectorante natural y tener propiedades beneficiosas para descongestionar las vías nasales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento