Logo del sitio

Moho en las paredes, ¿cuándo es peligroso para la salud?

  • Puede favorecer el desarrollo del asma en niño y afecta especialmente a personas con alergias e inmunodeprimidas.
  • Una buena ventilación y el uso del deshumidificador es fundamental para mantenerlo a raya.
Moho
Moho
GTRESONLINE

¿Has notado que algunas paredes de tu vivienda tienen una especia de capa negra moteada? Si sufres humedades, no hay lugar a dudas, esto es moho en las paredes de tu casa. Aunque, en ocasiones, por pereza puede que lo dejes como está o que le pases una simple capa de pintura (como medida de solución puntual), el moho puede tener efectos nocivos para la propia salud.

Desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), advierten de que el moho es muy común y que la humedad estimula su crecimiento. Por eso, hay que tener cuidado con las filtraciones en los techos o los lugares en los que hubo una inundación. También, determinados materiales como las alfombras, telas o tapizados pueden favorecer el crecimiento del moho.

¿Cuándo el moho es peligroso para la salud?

Aunque a algunas personas el moho no les causa ningún síntoma a las personas que están sanas, quienes tienen asma o incluso alergia al propio moho deben tener cuidado. La reacción que pueden tener al estar en contacto con este tipo de organismos microscópicos puede ser preocupante.

Los CDC también explican que los pacientes inmunodeprimidos también deben tener cautela con el moho. Al igual que en los anteriores casos, pueden manifestar reacciones muy poco agradables y que pueden requerir de atención médica inmediata. Vamos a ver esto más en profundidad.

¿Qué enfermedades puede causar el moho?

El moho en las paredes puede causar a las personas que estén expuestas y que tengan asma, alergia o el sistema inmunodeprimido "congestión nasal, sibilancias, o enrojecimiento o picazón en los ojos o la piel", tal y como indican los CDC. También pueden darse reacciones graves que terminen cursando con fiebre y con dificultad para respirar. 

Se cree que los niños sanos pueden desarrollar asma si están expuestos al moho en las paredes desde edades tempranas. Asimismo, el Instituto de Medicina de Estados Unidos (IOM) afirmó que hay una clara evidencia entre la aparición de algunos síntomas en personas sanas si la exposición al moho en las paredes es prolongada. Algunos son:

  • Presencia de tos sin causa aparente.
  • Sibilancias.
  • Afecciones en el aparato respiratorio.

Formas de eliminar el moho

Existen algunas formas con las que se puede eliminar el moho de las paredes y evitar que, incluso, las personas más sanas empiecen a desarrollar síntomas incómodos. Para ello, lo mejor es usar un deshumidificador, ya que esto ayudará a controlar los niveles de humedad.

Si existen filtraciones, conviene resolverlas lo antes posible, porque sino el uso del deshumidificador no cumplirá con su cometido. También, tras ducharse o cocinar en la cocina, es fundamental ventilar la casa. Abrir ventanas y puertas para que la humedad no empiece a impregnar las paredes y que el moho no tenga dónde instalarse y empezar a crecer.

Algo en lo que también insisten los CDC es en evitar colocar alfombras en cuartos de baño o en aquellos lugares donde la ventilación es necesaria. Como bien mencionamos antes, las alfombras son un tipo de tejido donde el moho también puede proliferar de una forma todavía más imperceptible para nosotros. Así que conviene evitarlas en según qué estancias. 

Hay viviendas que por la zona en la que han sido construidas no pueden evitar sufrir los problemas de la humedad. Con estos consejos es posible mantenerla a raya para que el moho en las paredes no cause problemas en la salud.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento