Logo del sitio

Estrés, ansiedad, dolor articular… descubre las consecuencias de no tratar el bruxismo

  • El bruxismo es una actividad parafuncional muy recurrente entre los españoles y que puede derivar en consecuencias graves si no se trata correctamente. Consulta los consejos de este experto de Quirónsalud para solucionarlo.
Esta dolencia puede vincularse al consumo de tabaco, alcohol y café.
El nivel de estrés y los factores psicosociales pueden jugar un papel fundamental.
ARCHIVO

El estrés, las alteraciones del sueño y otros trastornos vinculados con el descanso como son las parasomnias, pueden derivar en bruxismo, una patología demostrada que sufre un gran porcentaje de la población. Denominada como la ‘enfermedad silenciosa’, esta dolencia afecta a 7 de cada 10 habitantes de España.

El rechinamiento y apretamiento dentario es una actividad parafuncional que puede llegar a ocasionar alteraciones patológicas, como hábitos orales, malas condiciones sistémicas, maloclusiones y trastornos en las diferentes etapas del sueño.

El bruxismo puede ocasionar alteraciones en las diferentes etapas del sueño

De esta forma, es fácilmente detectable cuando un paciente sufre bruxismo. Las citadas dolencias y alteraciones provocan que el tono muscular aumente por estímulo de estructuras cerebrales y diferentes neurotransmisores que se relacionan con el bruxismo nocturno, según el doctor Pablo Gutiérrez, de la Unidad Dental de Quirónsalud Valencia.

Multitud de síntomas

Dadas las numerosas consecuencias que puede tener esta afección, considerar que el bruxismo es simplemente desgaste en los dientes a causa del apretamiento o rechinamiento dentario sería minusvalorarlo.

No en vano, desde la aparición de los primeros signos de padecer bruxismo, podemos observar en el afectado dolor orofacial, cefaleas, trastornos respiratorios nocturnos como la apnea e hipopnea del sueño, según el experto de la Unidad Dental de Quirónsalud Valencia.

También se pueden encontrar otras irregularidades en el afectado, como trastornos del comportamiento o asociados al uso de fármacos, altos niveles de ansiedad y de estrés y afecciones relacionadas con las articulaciones mandibulares y los musculares como la maloclusión dental.

Esta afección está asociada con altos niveles de estrés, ansiedad y alteraciones en trastornos del comportamiento

En el caso de que el bruxismo no se trate a tiempo, las alteraciones citadas anteriormente pueden derivar en desgaste dental, mialgias, daños periodontales y articulares.

Aunque en algunos casos esta afección se manifiesta por el tipo de personalidad del paciente, en otros supuestos el nivel de estrés y los factores psicosociales juegan un papel fundamental en el grado de afectación del individuo.

Así se trata el bruxismo

Esta ‘enfermedad silenciosa’, pese a que es muy frecuente en la sociedad española, no suele tratarse con la asiduidad que merece. Además, se trata de una afección que puede atajarse con facilidad.

El bruxismo se trata habitualmente con férulas oclusales, que han demostrado ser eficaces a la hora de evitar desgastes dentarios y disminuir el dolor facial y la fatiga muscular.

El empleo de férulas de descarga es el tratamiento tradicional para el bruxismo. Estas frenan al completo el desgaste dentario y ayudan a rebajar los dolores articulares en el afectado.

El uso de férulas de descarga es el tratamiento usual, ya que frenan el desgaste dentario y disminuye los dolores articulares

Para realizar un tratamiento eficaz del bruxismo con férula de descarga, deben ser rígidas, de resina y tener la mayor cantidad de contactos. Generalmente, dichas férulas se utilizan en el maxilar superior, aunque depende de la anatomía de cada paciente, ya que se determina la férula adecuada en cada caso en función de las alteraciones de posición de los maxilares que presente el paciente.

Consejos para aliviar el bruxismo

Acometer cambios en los hábitos de vida es el primer paso fundamental para comenzar a rebajar los niveles de bruxismo. Para procurar una conciliación del sueño satisfactoria, se aconseja bajar la actividad maseterina rebajando la ingesta de alcohol, tabaco o café antes de dormir, para evitar cualquier tipo de estimulante del sistema nervioso.

En los casos donde la afección es más aguda, existen terapias farmacológicas en adultos basadas en benzodiacepinas o relajantes musculares, que permiten disminuir la actividad motora nocturna. Se han demostrado que este tipo de tratamientos tiene efectos positivos a corto plazo para reducir los síntomas. Asimismo, la toxina botulínica es otra solución de éxito comprobado.

No obstante, un diagnóstico oportuno puede evitar daños a nivel oclusal, como desgastes, fracturas y movilidad dentaria, así como cefaleas y dolor en la articulación temporomandibular y musculatura masticatoria. Los profesionales de la Unidad dental de Quirónsalud son especialistas en esta área, proporcionando un tratamiento correcto para su éxito y personalizado para cada paciente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento