El hábito sencillo que reduce el riesgo de muerte prematura, según la Universidad de Cambridge

La app ofrece descuentos de grandes marcas y anima al usuario a que camine.
Caminar a buen ritmo disminuye el riesgo de muerte prematura.
rattanakun vía Canva.com
La app ofrece descuentos de grandes marcas y anima al usuario a que camine.

Llevar una vida saludable es fundamental para reducir el riesgo de padecer muchas enfermedades importantes. Por desgracia, muchas veces es difícil adoptar los hábitos necesarios para ello.

Con todo, cada pequeño gesto cuenta. Ahora, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge ha concluido en un artículo publicado en el medio especializado British Journal of Sports Medicine que simplemente caminar once minutos al día a buen ritmo (u otra actividad física de intensidad moderada) son suficientes para reducir el riesgo de muerte prematura por causas como enfermedades cardíacas, ictus o ciertos cánceres.

Las mayores causas de muerte y el ejercicio físico

Las enfermedades cardiovasculares, que incluyen las afecciones del corazón o los ictus, son la principal causa de muerte en todo el mundo, con 17,9 millones de decesos en 2019. El cáncer le sigue, y su importancia aumenta; en 2017, fue responsable de 9,6 millones de muertes. Se sabe bien que la actividad física, particularmente la de intensidad moderada, reduce el riesgo de padecer ambas afecciones, y los Institutos Nacionales de Salud británicos recomiendan a los adultos al menos 150 minutos de actividad de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa cada semana.

Con el fin de explorar la cantidad de actividad física necesaria para tener un impacto beneficioso en varias enfermedades crónicas y en la muerte prematura, los autores del trabajo llevaron a cabo una revisión sistemática y un meta-análisis de toda la evidencia que pudieron recoger al respecto. Este enfoque permite unir datos extraídos de estudios diversos, incluyendo algunos que por sí mismos no se considerarían suficientemente sólidos como para constituir una evidencia científica.

En total, tuvieron en cuenta los resultados reportados en 196 artículos científicos, con una cohorte combinada de más de 300 participantes, a fin de producir el mayor análisis hasta la fecha de la asociación entre la actividad física y el riesgo de enfermedad cardíaca, cáncer y muerte prematura.

Evitar una de cada 10 muertes prematuras

De esta manera observaron que, al margen de la actividad física relacionada con el trabajo, dos de cada tres personas realizaban menos de la actividad física recomendada, y sólo una de cada 10 practicaba más de 300 minutos de actividad moderada cada semana.

En términos amplios, encontraron que más allá de 150 minutos a la semana de ejercicio con intensidad moderada los beneficios en términos de reducción de riesgo de muerte o enfermedad eran marginales. Por el contrario, con tan sólo la mitad del tiempo recomendado (75 minutos semanales u 11 diarios) se relacionaba con un riesgo un 23% menor de muerte prematura.

No sólo eso, sino que esta misma cantidad de ejercicio reducía el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares en un 17% y de desarrollar cáncer en un 7%, siendo mayor la reducción en ciertos tipos de cáncer. Teniendo todo en cuenta, concluyeron que una de cada seis muertes prematuras podría evitarse si todo el mundo practicara 150 minutos de actividad física moderada a la semana; con sólo 75 minutos, se evitaría una de cada 10 muertes prematuras.

Referencias

Garcia L, Pearce M, Abbas A, et al. Non-occupational physical activity and risk of cardiovascular disease, cancer and mortality outcomes: a dose–response meta-analysis of large prospective studies. British Journal of Sports Medicine (2023) DOI: 10.1136/bjsports-2022-105669

Mostrar comentarios

Códigos Descuento