Logo del sitio

Estos son los pensamientos que se quedan congelados en las personas que sufren catatonia

La mirada fija y distante es típica en los pacientes con catatonia.
La mirada fija y distante es típica en los pacientes con catatonia.
@[Subin from Pexels] via canva.com

El cuadro clínico de la catatonia es uno muy particular. El paciente parece quedarse como congelado: inmóvil, silencioso, con la vista fija en un punto, sin reacción. Unas horas, unos días, unos meses... o incluso durante años.

Se trata de un trastorno raro y complejo sobre el que aún persisten muchos misterios. Está a caballo entre la especialidad de psiquiatría y la de neurología, y consiste en una afectación que impide el discurso y el movimiento. En tal estado, es fácil asumir que el paciente no está consciente; no obstante, la evidencia parece apuntar justo en la dirección contraria.

"Las voces me decían que mi cabeza iba a explotar"

Este es el objeto de un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores británicos y publicado en la revista científica Frontiers in Psychiatry, que revisa los reportes de caso de cientos de pacientes con la condición, en búsqueda de referencias a lo que cada persona sentía o pensaba mientras se encontraba en estado catatónico.

Las experiencias individuales resultan ser muy variadas. Es cierto que muchos dijeron no ser conscientes de lo que estaba pasando, o no recordarlo después, pero por el contrario muchos fueron capaces de describir sensaciones como el dolor de permanecer en una misma postura durante tanto tiempo. Incluso, había algunos que tenían una 'explicación racional' para la catatonia.

Por ejemplo, un paciente mantenía la creencia de que su cabeza "se caería de su cuello", por lo que adoptó una extraña postura (apoyándola en el suelo) hasta ser atendido. Otros dijeron escuchar voces que les ordenaban mantenerse inmóviles por diversas razones: en un caso porque de lo contrario le "explotaría la cabeza", y en otro se trataba de un mandato divino.

La inmovilidad tónica

Una de las teorías que explican la catatonia es que se asemeja, en algunos aspectos, a un fenómeno conocido como inmovilidad tónica. Se trata de una reacción observada especialmente en los animales (pero también en las personas) al enfrentarse a depredadores especialmente grandes y peligrosos: efectivamente, quedarse 'congelados', lo que a veces logra que pasen desapercibidos para el enemigo.

De hecho, algunas de las experiencias descritas por los pacientes catatónicos en el estudio podrían sustentar esta hipótesis, por lo menos para algunos casos de la enfermedad. Así, el documento recoge el caso de una persona que afirmó ver una serpiente que también hablaba con ella, y destaca la vividez y el realismo de esta alucinación particular.

Lo que se observa, en conjunto, es que la experiencia subjetiva de la catatonia es muy variada, como también lo son los síntomas de cada paciente y los posibles orígenes del problema. Sin embargo, estos testimonios sirven como recordatorio, entre otros a los propios profesionales que tratan a los pacientes con estas características, de la necesidad de mostrar comprensión y empatía con las personas que sufren este peculiar trastorno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento