El cerebro percibe el cambio horario
El hipotálamo del cerebro. ARCHIVO

Investigadores de la Escuela Médica de la Universidad Johns Hopkins y del Instituto Médico Howard Hughes, en Estados Unidos, han descubierto que eliminando ciertas proteínas de la región del cerebro responsable de recordar los temores, se pueden borrar de manera permanente los recuerdos traumáticos.

En un futuro se podrían desarrollar medicamentos que eliminen miedos traumáticos Aunque este hecho sólo se ha comprobado en ratones, los científicos señalan que, en un futuro, este mismo mecanismo podría potenciar el desarrollo de medicamentos que eliminen, también en personas, los miedos ocasionados por eventos traumáticos. Dichos medicamentos potenciarían el efecto de las terapias tradicionales aplicadas a ciertos trastornos, como el estrés post-traumático.

Los investigadores centraron su estudio en los circuitos nerviosos de la amígdala, que es la parte del cerebro responsable del condicionamiento por miedo en personas y animales. Exponiendo a los ratones a un ruido que los asustaba, los científicos examinaron las proteínas presentes en las células nerviosas de la amígdala de los animales, antes y después de dicho ruido.

Así, descubrieron un incremento temporal de unas proteínas relacionadas con el receptor AMPA, que pueden ser eliminadas de las células. La eliminación de dichas proteínas debilitó las conexiones cerebrales generadas por los traumas y, en consecuencia, los recuerdos de los animales relacionados con ellos.

Más información sobre tendencias científicas, en Tendencias XXI