La Audiencia Nacional suspende hasta el 13 de febrero el juicio contra el entorno de ETA

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a 56 presuntos miembros de organizaciones del entorno de ETA ha suspendido hasta el 13 de febrero la vista a petición de los abogados de la defensa que han solicitado consultar unas diligencias recientemente aportadas a la causa. El pasado 12 de enero, el tribunal responsable de este 'macrojuicio' accedió a la misma petición después de un tenso debate con la defensa.

La prórroga concedida por el tribunal a los abogados de la defendsa servirá para que revisen los nuevos documentos incorporados al sumario.

Para evitar "indefensión"

Fuentes jurídicas consultadas esta semana en el tribunal dijeron que el juicio -que la sala suspendió para evitar "cualquier atisbo de indefensión"- ya está en condiciones de reanudarse, pero las defensas de los procesados señalaron que aún no han podido hacer copia de los aproximadamente 100.000 folios de los que, aseguran, constan las citadas diligencias.

Después del parón de las Navidades, el juicio debía haberse reanudado el pasado día 9 con la declaración del principal acusado, Xabier Alegría, pero su abogada, Arantza Zulueta, pidió la nulidad de las actuaciones -que fue rechazada- y, como alternativa, la suspensión temporal del "macroproceso" para poder tener un "control exhaustivo" de esas diligencias.

Al negarse la sala a sus pretensiones, la letrada pidió el amparo de su Colegio de Abogados, que le fue concedido, y tras un intenso debate con el tribunal, amenazó con abandonar la Sala junto al resto de sus compañeros, excepto uno de ellos que se desvinculó de esa estrategia. La abogada, quien de este modo evitó interrogar a su defendido, el considerado máximo

responsable de KAS,
Xabier Alegría, para quien el fiscal solicita 51 años de prisión, finalmente consiguió que el tribunal suspendiera el juicio para que las defensas pudieran examinar las diligencias.

Alegría, a quien el fiscal imputa delitos de integración en ETA, falsa contabilidad, insolvencia punible y contra la Hacienda pública y la Seguridad Social, será el vigésimo segundo de los procesados en declarar, después de que entre los pasados 21 de noviembre y 21 de diciembre lo hicieran los acusados en las piezas relativas a KAS y al diario Egin y su editora, ORAIN.

Los primeros, entre quienes se encontraban supuestos responsables de alto nivel de KAS como Vicente Askasibar o José Antonio Etxeberria, coincidieron en asegurar que esta organización no tenía vinculación con ETA y en negar su pertenencia a la banda terrorista.

Egin y su editora

Por su parte, los acusados en relación con ORAIN y con Egin atribuyeron a uno de los procesados que fue excluido del juicio por motivos de salud, Ramón Uranga, las decisiones empresariales que, según el fiscal, llevaron a la descapitalización fraudulenta de la editora para evitar el pago de la deuda que mantenían con la Seguridad Social.

Todos ellos, además, denunciaron el carácter "político" del proceso y se negaron a contestar a las preguntas del fiscal y de la acusación popular ejercida por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

Después de Alegría, a quien el fiscal considera el "enlace" entre KAS y ETA y de quien dice que tenía amplios poderes en el seno de las organizaciones del entorno de la banda terrorista, prestarán declaración los acusados en relación con EKIN (sucesora de KAS), la Fundación Joxemi Zumalabe (responsable del llamado 'proyecto de desobediencia civil) y XAKI (el aparato internacional de ETA).

El juicio, que se prolongará todavía varios meses, ha estado plagado de incidentes desde su inicio, con constantes enfrentamientos entre las defensas y el tribunal y problemas con los intérpretes de euskera, cuya incomparecencia el 12 de diciembre en protesta por sus condiciones laborales obligó a suspender la sesión prevista para ese día.

NOTICIAS ANTERIORES

Mostrar comentarios

Códigos Descuento