Ucrania acusa a Rusia de "chantaje" por cortarle el gas

El ministro de Exteriores ucraniano ha denunciado que el corte del bombeo de gas ruso a Ucrania supone una forma de "presión política y chantaje" para "desestabilizar la economía ucraniana" y frustrar los suministros de gas a los países europeos. Hungría ha detectado un descenso en el suministro, que repercutirá en Serbia y Bosnia. A España no le afectan los cortes, porque no compra gas a Rusia.
Un operario, en unas instalaciones de Grazpom (Reuters).
Un operario, en unas instalaciones de Grazpom (Reuters).
Reuters

La corporación estatal rusa Gazprom, dirigida por el Kremlin, cortó ayer los suministros de gas natural a Ucrania por falta de acuerdo sobre los nuevos "precios de mercado" reclamados por Moscú, que casi quintuplican los anteriores.

Esa guerra del gas entre Moscú y Kiev ya afectó ayer los suministros destinados para Europa, aunque las partes discrepan sobre si es Rusia la que ha reducido el bombeo o Ucrania la que "roba" el carburante durante su tránsito hacia otros países.

La Cancillería ucraniana dijo que Rusia emprendió esas "acciones irresponsables" a pesar de los acuerdos vigentes sobre los precios del gas, y rechazando los compromisos propuestos por Kiev para introducir gradualmente nuevos precios de mercado, pero más realistas que los reclamados por Moscú. La nota agrega que Ucrania está dispuesta a defender su postura por todos los medios legales, inclusive en un tribunal internacional de arbitraje, y que evalúa la posibilidad de apelar a los estados nucleares,

que se comprometieron a garantizar su seguridad cuando se deshizo de armas atómicas, para "movilizar mecanismos de consultas".

Por último, pide una moratoria para los "métodos no de mercado" de solución de las discrepancias con Rusia y propone atraer a expertos internacionales para recurrir a las "fórmulas europeas de formación de precios" del gas, según la agencia rusa Interfax.

De 50 dólares a 230

Gazprom, el brazo energético del Kremlin, había amenazado con cortar los suministros a Ucrania a partir del 1 de enero de 2006, si ésta no aceptaba el nuevo "precio de mercado" de 230 dólares, en vez de 50 el año pasado, por cada mil metros cúbicos de gas.

No obstante las disputas, ambos países se comprometieron a cumplir estrictamente los suministros de gas a Europa por territorio ucraniano, aunque anoche ya se acusaron mutuamente por el descenso del flujo de carburante a los destinatarios europeos.

Moldavia también ha denunciado un corte en el suministro. El país y Rusia tampoco se ponen de acuerdo en el precio que le ha de cobrar por el gas.

Cortes en Moldavia; no llega a Hungría, Austria y Eslovenia

"Los 160 dólares por cada mil metros cúbicos de gas, anunciados por Gazprom, no es un precio de mercado, por tanto Moldavia continuará las negociaciones con los suministradores rusos", dijo el presidente del país, Valdimir Voronin, quien denunció la motivación política del gesto de Moscú.

En Hungría también falta el 40% del suministro de gas, que recibe a través de Ucrania y Austria. Ante esta situación, la petrolera húngara MOL, que se dedica a administrarlo, ha anunciado que reducirá el suministro a Bosnia y a Serbia.

Eslovenia también ha notado una reducción en el suministro del gas (más de la mitad lo recibe de Rusia). A España no le afectan, de momento, los cortes por gas, ya que el suministro proviene de Argelia, y nuestro país no recibe gas de Rusia "porque está muy lejos y el traslado es muy caro", informó hoy la Asociación Española del Gas (SEDIGAS).

Gazprom ha anunciado que a primera hora de la tarde de hoy informará sobre los niveles del descenso de los suministros a Europa, que atribuye a los "robos" de gas por parte de Ucrania, país al que acusa de desviar unos 100 millones de metros cúbicos destinados a los países europeos, la víspera de que comenzaran los cortes de gas.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento