Anticonceptivos
Existen numerosos métodos anticonceptivos en el mercado. Jorge París

Cada vez son más las mujeres que, por diferentes motivos, deciden recurrir a la anticoncepción definitiva, entendida ésta como aquel método de esterilización que no es reversible. Según la Sociedad Española de Contracepción, la demanda de una solución definitiva para evitar un embarazo ha ido aumentando en los últimos años.

Es uno de los métodos más seguros, con un 99,8% de eficacia Por este motivo se está extendiendo por nuestro país un método anticonceptivo permanente menos invasivo que la tradicional ligadura de trompas y que no precisa de intervención quirúrgica ni anestesia, conocido como Essure.

Esta técnica, que puede practicarse en menos de 10 minutos en hospitales y centros de salud gracias a un médico formado para aplicarla, llegó a nuestro país hace ocho años, y desde entonces más de 30.000 pacientes se han sometido a ella.

El tratamiento consiste en introducir una especie de muelle expansible de 4 cm de largo, compuesto de titanio y microinsertos flexibles, en las trompas de Falopio a través del cuello del útero, sin necesidad de realizar ningún tipo de incisión. Durante los tres meses posteriores a la intervención, el organismo forma una barrera natural alrededor de los insertos que evita que los espermatozoides alcancen el óvulo. Además, según las mismas fuentes, se trata de un método de los más eficaces, con un 99,8% de eficacia y una tasa de embarazo del 0,15%.

Tres de cada cuatro mujeres se incorporaron al trabajo el mismo día de someterse al tratamiento De hecho, según el estudio dirigido por el jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Reina Sofía de Córdoba, Eduardo Arjona, que incluyó a más de 4.000 mujeres que utilizaron esta técnica, revela que el 99% estaba satisfecha con su eficacia, el 85% no había referido molestias y hasta tres de cada cuatro se incorporaron al trabajo el mismo día de someterse al tratamiento.

La franja de edad preferida para su uso es entre los 35 y los 40 años, y el 64% de las pacientes opta por esta anticoncepción definitiva cuando ya tiene dos hijos, según las conclusiones de dicho informe. Además, la implantación de Essure está financiada por el Sistema Nacional de Salud.