Un paciente sometiéndose a una sesión de acupuntura
Un paciente sometiéndose a una sesión de acupuntura. Mark/EFE

La depresión en el embarazo es algo muy frecuente. Se calcula que entre el 3% y el 5% de las embarazadas la padece, ya sea motivada por el propio embarazo o por que ya estaban deprimidas antes de concebir.

El problema para estas mujeres es que la medicación que puede aliviar sus síntomas, como el prozac, puede dañar al feto y hay muchas más posibilidades de tener un parto prematuro. Por eso muchas prefieren acudir a la psicoterapia.

Pero en la Universidad de Stanford se ha llevado a cabo un estudio, publicado en el diario médico Obstetrics & Gynecology y en el que participaron 150 mujeres embarazadas, que apunta a que la solución podría ser la acupuntura.

Después de ocho semanas el 63% de las mujeres que recibieron sesiones de acupuntura tuvieron una importante remisión, aunque la depresión no desapareció del todo.

Otro grupo que combinó la acupuntura con los masajes también experimentó una mejoría, pero no tan significativa.

Lo que aún no está calro según los autores del estudio es la razón por la que la acupuntura actúa eficazmente contra la depresión.