La Asociación de Internautas ha comenzado una campaña en su página web por la que solicita donaciones para pagar la multa de 36.000 euros a la que fue condenada el pasado martes en concepto de daños y perjuicios por alojar las direcciones www.putasgae.org y www.antisgae.internautas.org, que según el Tribunal Supremo atentaban contra el honor de la SGAE y de su presidente ejecutivo, Eduardo Bautista.

"La sentencia dictada nos condena al pago de 36.000 euros, cantidad de la que carecemos. Puedes solidarizarte como consideres oportuno, pero fundamentalmente de cuatro formas", señala la web de esta asociación. En concreto, la afiliación y los donativos mediante transferencia, tarjeta de crédito o PayPal son las alternativas propuestas por este portal para saldar el pago a la entidad de gestión.

La sentencia dictada nos condena al pago de 36.000 euros, cantidad de la que carecemos

Según explicó el presidente de AI, Víctor Domingo, en tan sólo unas horas puesta en marcha la campaña ya habían recibido, por ejemplo, más de 150 ingresos vía 'Pay Pal' y la cantidad recaudada superaba los 4.000 euros. No obstante, reveló que espera "intensificar" en los próximos días las acciones para esta iniciativa.

"Estamos seguros de que quieren cerrar la Asociación de Internautas porque somos muy incómodos para cierto sector de la sociedad, minoritario... pero con gran poder de decisión e influencia. Os pedimos ayuda para poder seguir abiertos... y batallando. Solo os podemos prometer... que la respuesta por nuestra parte, si seguimos abiertos, será en consonancia", señalaba esta asociación antes de tener la notificación de la sentencia.

Posteriormente, ha valorado la decisión del Tribunal Supremo recalcando que la "inseguridad jurídica es evidente", al tiempo que entiende que conlleva una "grave lesión" al derecho a las libertades de expresión e información. Según su versión, la AI retiró de "inmediato" las injurias recogidas en las citadas webs "donde técnicamente le era posible hacerlo".

Así, afirma que la sentencia responsabiliza a los prestadores de servicios de la Sociedad de la Información (como es su caso) por los contenidos creados y editados por terceros. "El dominio www.antisgae.internautas.org era nuestro, pero estaba cedido a gente que de forma autónoma gestionaba y controlaba técnicamente sus contenidos", justificó.