El vino tinto y el deseo sexual
El estudio sobre el vino tinto y el deseo sexual de las mujeres lo desarrolló la Universidad de Florencia (Italia). ARCHIVO

Beber vino tinto de forma moderada puede aumentar el deseo sexual femenino, según un estudio de la Universidad de Florencia (Italia), que se basó en las respuestas a través de un cuestionario de 798 italianas de entre 18 y 50 años.

El resultado debe ser interpretado con cautela, ya que la muestra fue pequeña

En el estudio, según publica la BBC, las mujeres fueron clasificadas en tres grupos, en función de la cantidad de vino que tomasen al día de forma habitual: entre una y dos copas, menos de una copa diaria y las que no bebían nada.

Las mujeres que participaron, todas sexualmente sanas, respondieron un cuestionario y las respuestas indicaron que el grupo con mayores índices de deseo fue el de las mujeres que bebían entre una y dos copas diarias.

Por ello, los médicos concluyeron que "hay una relación potencial entre la ingesta de vino tinto y una mejor sexualidad".

Teorías de los médicos

Una de las teorías de un equipo de médicos italianos es que los componentes químicos del vino tinto pueden aumentar las funciones sexuales al aumentar el flujo sanguíneo hacia áreas "clave" del cuerpo.

Por su parte, los autores del estudio, publicado en el Journal of Sexual Medicine, matizaron que no encontraron "ninguna diferencia significativa entre los grupos respecto a la incitación, satisfacción u orgasmos". Además, avisaron de que "el resultado debe ser interpretado con cautela, ya que la muestra fue pequeña".

Otra conclusión del estudio es que, aunque la edad suele relacionarse con la pérdida de la líbido, las bebedoras de vino eran, en promedio, de mayor edad que los otros dos grupos.