La NASA muestra Ingenuity en Marte, el primer helicóptero humano que volará en otro planeta

Primera imagen del helicóptero Ingenuity en Marte, todavía unido al rover Perseverance.
Primera imagen del helicóptero Ingenuity en Marte, todavía unido al rover Perseverance.
NASA

El helicóptero Ingenuity está actualmente unido al vientre del rover Perseverance, que aterrizó en el cráter Jezero en febrero, y ahora hemos podido ver la primera imagen de la pequeña nave en Marte.

Su cometido es intentar el primer vuelo de una aeronave humana en otro planeta. En el proceso, se probará un nuevo modo de movilidad que podría transformar la forma en que exploramos remotamente otros mundos.

Uno de los primeros pasos para poner en marcha el mini helicóptero en su vuelo debut se produjo este fin de semana cuando Perseverance dejó caer un caparazón protector y se expuso forma por primera vez. "Se va el escudo de escombros, y aquí está nuestro primer vistazo al helicóptero", dijo el domingo la cuenta de Twitter del vehículo.

Después de dejar caer el escudo de escombros, Perseverance pasará un par de días conduciendo hasta la zona de vuelo de Ingenuity, que los funcionarios de NASA planean revelar en una conferencia de prensa este martes

El helicóptero bajará al suelo y Perseverance se alejará a una distancia de unos 110 metros, dejando que despegue por primera vez. La NASA espera que los primeros vuelos de prueba se realicen "no antes de la primera semana de abril".

Este mini helicóptero es un gran paso para NASA

Desplegar el primer helicóptero en Marte no es una tarea fácil. El equipo de ingenieros de Ingenuity de la NASA tuvo que tener en cuenta una atmósfera marciana 100 veces menos densa que la de la Tierra, lo que significa que la nave necesita trabajar mucho más duro que los helicópteros terrestres para elevarse.

Ingenuity es una nave espacial de 85 millones de dólares construida para soportar un viaje extremadamente turbulento a Marte. Empacar toda la energía que necesita en un cuerpo de casi 2 kg es posible gracias a un panel solar rectangular instalado sobre las cuatro aspas de fibra de carbono. Ese panel también contiene un pequeño dispositivo de telecomunicaciones que ayudará a transmitir las señales a la Tierra

El mayor desafío del equipo, según Bob Balaram, ingeniero jefe de Ingenuity, fue "crear una nave que pueda girar sus aspas lo suficientemente rápido para generar empuje, mientras mantiene el diseño general simple y liviano".

Debajo de las aspas hay un fuselaje del tamaño de una caja de pañuelos que alberga sensores de vuelo, dos cámaras, baterías y mini 'calentadores de supervivencia' que protegen al Ingenuity de la congelación durante la noche en Marte, donde las temperaturas bajan hasta los -90 grados celsius. 

Qué hace Ingenuity que no puede hacer el rover Perseverance

En total, Ingenuity intentará llevar a cabo 5 pruebas de vuelo en un período de 30 días. Si las pruebas funcionan, se podría usar tecnología de helicópteros similar en otras misiones para recorrer lugares donde los rovers con ruedas no pueden llegar, como cuevas, túneles o cimas de montañas. Después de esos 30 días, el Ingenuity permanecerá en la superficie marciana por la eternidad. Si el primer intento de vuelo de la nave no funciona, Balaram dijo que su equipo aún podrá celebrar todos los logros que ya han conseguido.

"Creo que lo principal es que ya hemos logrado muchos hitos con solo tener un diseño que pudiera hacer todas estas cosas, y hemos tenido un programa de prueba exitoso hasta ahora", dijo. "Cada paso es algo celebrar porque nada es un hecho. Es un tipo de actividad de alto riesgo y alta recompensa. Y las demostraciones de tecnología son intrínsecamente una empresa bastante arriesgada, no son un éxito".

Veremos como se desarrollan los días de vida del Ingenuity dentro de poco. Esperemos que tenga éxito para poder volver a presenciar otro helicóptero volando sobre diferentes planetas del espacio exterior.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento