Análisis Samsung Galaxy A52: un buen móvil medio con potencial superventas

20Bits ya ha podido probar el Samsung Galaxy A52
20Bits ya ha podido probar el Samsung Galaxy A52
(20Bits)
20Bits ya ha podido probar el Samsung Galaxy A52.
20BITS
Valoración:

Conscientes de que a la hora de la verdad los usuarios se fijan ante todo en los móviles de gama media, las marcas se vuelcan en este segmento, de ahí que en medio de la fuerte competencia abunden las opciones interesantes. Samsung acaba de renovar sus dispositivos de referencia dentro de la serie Galaxy A, y entre ellos figura el A52 (desde 349 euros), un buen teléfono, sugerente y muy equilibrado, con potencial de convertirse en un superventas. Un estatus conseguido en su día por sus predecesores, el A50 y el A51.

El Samsung Galaxy A52 (el modelo 4G, el fabricante también ha lanzado una variante homónima con 5G) exhibe en su diseño y plasmación rasgos y elementos reconocibles al remitir a algunos vistos en varias líneas de la compañía: el tipo de colores elegidos, la disposición de las cámaras, el carácter depurado del módulo (su estilo minimalista parece inspirarse, distancias al margen, en el A32 y su ausencia de carcasa) y el clásico concepto de pantalla Infinity-O. La marca, por tanto, trabaja con la base que funciona.

La trasera del A52 en color violeta
La trasera del A52 en color violeta
(20Bits)

Los citados colores (violeta, blanco, azul y negro) enlazan con el espíritu juvenil del producto. La trasera llama la atención por la tonalidad y por su acabado mate. El tacto al principio resulta raro y además se nota el factor plástico, pero pronto se instala el atractivo. Sin ser perfecta en cuanto a huellas (aunque las camufla, la luz no engaña), de primeras luce bastante limpia.

Los laterales, con un vistoso brillo, van a juego con el color de la trasera. Los marcos de los lados son estrechos y, dentro de lo pulido, un poco más amplios arriba y abajo. La ranura para la SIM y la microSD se ubica en la parte superior, a la derecha van los botones de volumen y bloqueo y abajo, la toma de auriculares. El sensor de huella dactilar se encuentra bajo el panel.

La pantalla de 6,5 pulgadas del Samsung Galaxy A52
La pantalla de 6,5 pulgadas del Samsung Galaxy A52
(20Bits)

Las sensaciones transmitidas reposan en primer término en la estimable y agradable pantalla, una Super Amoled de 6,5 pulgadas con resolución FHD+ y tasa de refresco de 90 Hz, fluidez que le sienta de maravilla. Para las ocasiones en las que se prefiere ahorrar batería, la frecuencia de actualización puede ajustarse y bajarse al nivel estándar (60 Hz). La cámara para selfis, de 32 MP, aparece perforada de manera discreta en la parte superior central.

El Galaxy A52, que pesa 189 gramos, entra en la categoría de las cámaras de 64 MP (la del anterior era de 48 MP). El sensor principal, con estabilización óptica de imagen (OIS), se acompaña de un ultra gran angular con campo de visión de 123 grados (12 MP), uno macro y uno de profundidad, ambos de 5 MP. 

Fotografía tomada con el Samsung Galaxy A52
Fotografía tomada con el Samsung Galaxy A52
(20Bits)

La app de foto y vídeo, de fácil manejo, se adscribe a lo habitual en Samsung. El móvil cumple de sobras en este apartado, con el 4K como gran reclamo y que cuenta con añadidos curiosos como el Modo Diversión (con lentes de Snapchat).

La batería y el asunto del cargador

Integra una batería de 4.500 mAh, por lo que sube respecto a la del A51 (4.000 mAh). Depara una autonomía más que correcta, si bien su capacidad, al menos en lo que a números se refiere, se antoja algo escasa debido a que en el mercado proliferan las de 5.000 mAh. 

La batería soporta una carga rápida de 25W. La pega reside en que el cargador incluido en la caja se queda en 15W, de manera que si se quiere disponer de la velocidad de carga para la que está preparado hay que comprar aparte el adaptador específico.

El Snapdragon 720G, procesador indicativo del nivel medio y presente por ejemplo en el Realme 7 Pro, y la capa One UI 3 para Android 11 favorecen el buen rendimiento y funcionamiento. El teléfono se comercializa en dos posibles configuraciones (6 GB + 128 GB ó 8 GB + 256 GB) y contempla la ampliación del almacenamiento (hasta 1 TB) con microSD. 

El Samsung Galaxy A52, con su caja al lado
El Samsung Galaxy A52, con su caja al lado
(20Bits)
Ficha técnica del Samsung Galaxy A52 (aspectos básicos)

  • Pantalla: Super Amoled de 6,5 pulgadas (FHD+, 90 Hz)
  • Configuración: 6 + 128 GB / 8 + 256 GB
  • ​Procesador: Qualcomm Snapdragon 720G
  • Cámaras traseras: principal de 64 MP (OIS) + gran angular de 12 MP + macro de 5 MP + profundidad de 5 MP
  • Cámara frontal: 32 MP
  • Conectividad: 4G
  • Batería: 4.500 mAh con carga rápida de 25W
  • Sistema operativo: Android 11 con capa One UI 3
  • Otros elementos: SIM  1 + híbrido, microSD hasta 1 TB, altavoces estéreo Dolby Atmos, toma de auriculares, sensor de huella dactilar en pantalla, NFC, certificación IP67 (resistencia al agua y al polvo)
  • Peso: 189 gramos
  • Precio: 349 ó 409 euros según la configuración elegida

PUNTUACIÓN 20BITS: 7,5/10

  • Lo mejor: la buena experiencia general, la estimable y agradable pantalla y el diseño de espíritu juvenil.

    ​Lo peor: que su batería no llegue a los 5.000 mAh y que el cargador de la caja no sirva para la carga rápida de 25W.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento