Starbase, la última locura de Elon Musk: una ciudad propia que acogería instalaciones de SpaceX, Starlink y Tesla

Elon Musk.
Elon Musk.
LA INFORMACIÓN

Elon Musk es el hombre más rico del planeta y como tal parece que puede llevar a cabo cualquier tipo de excentricidad. La última ha sido sugerir en Twitter -su canal de comunicación favorito- que pretende crear una ciudad en Texas llamada ‘Starbase’: “De allí a Marte. Y de ahí a las Estrellas”, decía en su tuit.

¿Pero qué es Starbase y por qué se ha elegido Texas para crearla? Se trataría de una ciudad en la que habría instalaciones de dos las dos empresas de Musk: SpaceX y Tesla. El lugar no sorprende, ya que el empresario tiene ya una presencia considerable en este estado.

SpaceX tiene su sede en Hawthorne, California, pero el desarrollo de su cohete de Marte -Starship- se basa principalmente en Boca Chica, en el estado de Texas. Musk agregó en respuesta a un usuario de Twitter que Starbase abarcaría “un área mucho más grande” que dicha ciudad.

Probablemente esta urbe tendría también algo que ver con Starlink, la empresa de internet satelital de SpaceX. La compañía publicó una nueva oferta de trabajo para ingenieros remotos en Austin, donde dijo que está abriendo “una nueva instalación de fabricación de vanguardia” que tendrá como objetivo “fabricar millones de dispositivos orientados al consumidor para enviar directamente a los clientes (antenas Starlink, enrutadores Wi-Fi, hardware de montaje, etc.)”.

La planta de fabricación de Starlink se convertiría en la segunda empresa de Musk con sede en Austin. El año pasado, el empresario anunció que Tesla construiría Gigafactory Texas, una instalación de 1.000 millones de dólares y unos 400.000 metros cuadrados actualmente en construcción. Se espera que genere más de 5.000 empleos.

Pero no solo eso: dos sociedades creadas por SpaceX han estado comprando docenas de propiedades en Boca Chica que rodean las instalaciones dedicadas a Starship de la compañía. 

Muy cerca, una de estas sociedades obtuvo un contrato de arrendamiento de petróleo y gas para reactivar dos pozos inactivos. La compañía aeroespacial de Musk planea usar los pozos para extraer metano, uno de los dos propulsores utilizados para su nuevo motor Raptor que impulsa la nave Starship.

No obstante, no ha sido un camino de rosas: se están enfrentando a complicaciones legales con otra compañía de petróleo y gas que opera en el sur de Texas, que dice que es propietaria de los pozos. El asunto sigue abierto, pero conociendo a Musk probablemente acabará bien -para él-.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento