Éxito de SpaceX: Starship logra su primer aterrizaje tras un vuelo a gran altitud... aunque explota pocos minutos después

Después de subir algo más de 10 kilómetros, Starship ha bajado suavemente y se ha posado en tierra.
Después de subir algo más de 10 kilómetros, Starship ha bajado y se ha posado en tierra.
NASA
Después de subir 10 kilómetros, Starship ha bajado y se ha posado en tierra.
AGENCIA ATLAS

Elon Musk avisaba por la mañana mañana de que este miércoles intentaría de nuevo una prueba de vuelo suborbital a gran altitud de su Starship. Se trataba de la tercera vez que SpaceX iba a realizar esta maniobra, en este caso con el prototipo SN10.

Y el dicho se cumplió: a la tercera fue la vencida. SpaceX logró con éxito culminar todas las fases de la prueba, incluido el aterrizaje, que no podría haber sido más suave y limpio. Aunque el proceso fue muy bueno, finalmente la nave explotó debido al fuego que se había producido.

Después de subir algo más de 10 kilómetros, Starship ha explotado tras aterrizar. (NASA)

Después de la cuenta atrás, los tres motores Raptor se encendieron y se produjo el esperado liftoff. La nave siguió su camino y, alrededor del minuto 2:20 apagó el primer motor. Sobre el minuto 3:15 apagó el segundo y sobre el 4:15 el tercero, pocos minutos después de haber superado la altitud objetivo, es decir, unos 10 kilómetros.

El prototipo de Starship de acero inoxidable con cono de nariz, aletas de carrocería y sus motores Raptor comenzó a bajar, un descenso aerodinámico controlado gracias al movimiento independiente de las dos aletas delanteras y las dos traseras en el vehículo. Estos cuatro flaps son activados por un ordenador de vuelo a bordo para controlar la actitud de Starship durante el vuelo y permitir un aterrizaje en la ubicación prevista.

Los motores Raptor del SN10 se volvieron a encender cuando el vehículo inició la maniobra de volteo de aterrizaje, inmediatamente antes de tocar suelo. Un último movimiento que el prototipo hizo de forma impecable. 

Como novedad, los de Elon Musk habían dibujado el logotipo de la compañía en la plataforma donde aterrizó el SN10:

Tensión hasta el último momento

Si nos hubieran preguntado unas horas antes, habríamos dudado un poco del brillante resultado. Y es que en torno a las 21 horas, una válvula de ventilación de tierra atascada cuando estaba a punto de comenzar la carga de propulsor paralizó la maniobra, según explicaron fuentes a CNBC. Pero SpaceX solucionó los problemas en ese momento. 

Sin embargo, cuando volvió a ponerse el proceso en marcha hubo una incidencia, parece ser que con uno de los motores Raptor, y la cuenta atrás se paró en el último microsegundo.

Elon Musk comentó en Twitter que se abortó el lanzamiento por un "límite de empuje alto ligeramente conservador". Parece que uno de los Raptor arrancó primero y luego unos milisegundos después se encendieron los otros dos, cuando deberían haberse iniciado juntos.

Los anteriores intentos: SN8 y SN9

El pasado mes de diciembre SpaceX llevó a cabo su primera prueba de vuelo suborbital a gran altitud con el prototipo número de serie 8 (SN8), dejando a todos los seguidores de las aventuras de la compañía con la boca abierta por la proeza de la maniobra. Sin embargo, el desenlace fue agridulce: aunque consiguió parte de sus objetivos, alzándose más de 10 kilómetros y logrando apagar sus motores Raptor y planear, al volver a tierra no logró aterrizar y se estrelló contra el suelo.

La SpaceX no logra aterrizar y se estrella contra el suelo. (NASA)

SN8 se estrelló por un fallo en la presión del tanque de combustible superior, lo que hizo que no funcionaran correctamente los motores. Pero, como ya habían avisado desde SpaceX, esto era solo una prueba y el objetivo era testear todas las fases previas al lanzamiento y, después, el comportamiento y control de la nave en funcionamiento.

El equipo, de hecho, lo consideró un éxito. En palabras de Musk: “Ascenso exitoso, cambio a tanques de cabecera y control preciso de los flaps hasta el punto de aterrizaje”. Recordamos que hasta ese momento SpaceX solo había realizado vuelos de prueba de prototipos de la nave a unos 150 metros de altura.

El segundo intento llegó hace un mes, a principios de febrero de 2021. El SN9 corrió más o menos la misma suerte que su predecesor. El prototipo subió a su altitud objetivo, algo más de 10 kilómetros, apagó los motores como estaba previsto y se posicionó en horizontal para comenzar su regreso a tierra.

En esta ocasión fue uno de los Raptor el que no respondió y dio el respaldo que necesitaba a la nave, así que tras aproximadamente 7 minutos de vuelo el SN9 se hizo añicos contra el suelo. 

No obstante, de nuevo para el personal de la empresa aeroespacial el vuelo fue una victoria, ya que les permitió recabar datos y aprender del proceso, especialmente en lo referente a los motores, al cambio a los tanques de cabecera y al control preciso de los flaps. “Solo tenemos que trabajar en el aterrizaje un poquito”, decía con algo de humor el comentarista del vídeo del lanzamiento emitido por la compañía en Twitter, el ingeniero principal de integración de SpaceX, John Insprucker.

“En resumen, otro gran vuelo y, un recordatorio, este es un vuelo de prueba, la segunda vez que lanzamos una nave espacial en esta configuración”, dijo Insprucker. “Tenemos muchos datos buenos y logramos el objetivo principal de demostrar el control del vehículo y la reentrada subsónica”.

La misión de Starship

La compañía de Elon Musk está desarrollando Starship para llevar personas y carga a la Luna, Marte y otros destinos distantes y que el sistema de transporte consta de dos elementos, ambos diseñados para ser completamente reutilizables: la nave espacial de acero inoxidable de 50 metros y un cohete gigante llamado Super Heavy.

Si en estas pruebas estamos viendo una nave con tres motores Raptor, la Starship final llevará seis. Pero aun así necesitará la potencia del cohete Super Heavy para escapar del pozo de gravedad de la Tierra, el cual será impulsado por unos 30 Raptor. Juntos tienen lacapacidad de transportar más de 100 toneladas.

Por lo tanto, es de esperar que nos queden muchos vuelos de prueba por ver y muchas experiencias que testear antes de que realmente SpaceX esté preparada para llevarnos hasta el infinito y más allá.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento