Quiero comprarme un móvil barato de 100 euros: ¿en qué cosas debo fijarme?

  • 20Bits ofrece algunos consejos a la hora de ver las prestaciones y decantarse por un modelo u otro
Nokia acaba de lanzar en Europa el Nokia 1.4 (99 euros)
Nokia acaba de lanzar en Europa el Nokia 1.4 (99 euros)
(Nokia)

A la hora de comprar un móvil, los consumidores se decantan por el nivel medio debido al equilibrio entre calidad y precio. Luego están quienes van siempre a lo premium y, en el otro lado, los que apuestan por teléfonos de alrededor de 100 euros (algunos incluso por debajo), ya sea por el factor barato o porque los quieren para lo básico. ¿Eres de este tercer grupo? Los consejos expuestos a continuación pueden interesarte.

Los dispositivos de gama de entrada y de gama media modesta han experimentado una llamativa mejoría en los últimos años, aspecto simbolizado en que las marcas cuidan más el diseño, con un punto elegante en bastantes casos.

Imagen del Redmi 9C (desde 99 euros)
Imagen del Redmi 9C (desde 99 euros)
(Xiaomi)

En esencia se trata de elegir el teléfono que en general tenga las mejores prestaciones, pero conviene ir por partes. Y antes hay que tener claro el tipo de uso. Si va a ser intenso, lo ideal pasa por apuntar más arriba. Si se va a utilizar para llamadas, WhatsApp, navegación y poco más, adelante con uno muy económico.

RAM, procesador y almacenamiento

Primero debemos fijarnos en la configuración, en concreto en la memoria RAM, la cual determina la fluidez con la que ejecuta las acciones y su capacidad en términos de multitarea. Si solo tiene 1 GB no significa que no vaya a funcionar, sino que no podemos pedirle demasiado. Si vemos un móvil con 4 GB, lo suyo es contemplarlo como firme candidato. A la vez, el rendimiento se fundamenta en el procesador. En conjunción con la RAM, el más potente (dentro de sus parámetros) favorecerá su buen funcionamiento a medio plazo.

La inmensa mayoría de estos móviles permiten ampliar el almacenamiento interno mediante una tarjeta externa microSD, lo que da tranquilidad. No obstante, mejor apostar de partida por uno de 32 GB que por uno de 16 GB. Y si ya fuera de 64 GB, estupendo.

Autonomía: la batería

Otra cuestión crucial reside en la autonomía. Aunque intervienen más factores, su recorrido a este respecto nos lo dirá la batería. Uno de los reclamos de los teléfonos económicos se encuentra precisamente en su capacidad (los mAh), por lo que conviene aprovecharse de ello. Cada vez surgen más modelos de este segmento con 4.000 y 5.000 mAh.

Pantalla, cámara y más

Imagen del Gigaset GS110, que arrasó en Lidl
Imagen del Gigaset GS110, que arrasó en Lidl
(Gigaset)

En cuanto a la pantalla, como resulta lógico hay que olvidarse de OLED y AMOLED. Por suerte proliferan los móviles con una convincente resolución HD+. Si en estos tiempos no ofrece al menos HD, mejor mirar otro teléfono. Y un consejo extra: que aproveche bien el panel y por ejemplo prescinda de grandes marcos. El clásico notch, la muesca para alojar la cámara para selfis, constituye una garantía en este sentido.

Asimismo, no hay que esperar grandes despliegues en cuanto a la cámara o cámaras traseras. Basta con que cumpla. Por otro lado, quienes eligen dispositivos tan económicos tampoco suelen pretender hacer muchas fotos.

Como apunte relativo al sistema operativo, los más básicos vendrán con Android Go. Y sobre la conectividad, aunque sea obvio cabe recordar que no habrá ninguno con 5G... Al contrario, alguno se quedará en 3G.

Por último, el sensor de huella digital (en estos casos en la trasera) o el reconocimiento facial aparecen como complementos interesantes que pueden animar a optar por los modelos que los incluyen.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento