Cinco propuestas para acabar a lo grande el verano en Aragón

El Monasterio de Piedra es Monumento Nacional desde 1983 y está considerado como uno de los enclaves más bonitos de Europa
El Monasterio de Piedra es Monumento Nacional desde 1983 y está considerado como uno de los enclaves más bonitos de Europa.
Javier Pardos

En lo que sin duda está siendo uno de los veranos más atípicos de los que se recuerdan en las últimas décadas, buena parte de las familias españolas ha decidido pasar sus vacaciones en diversos puntos de la Comunidad aragonesa. Una decisión que no es de extrañar, teniendo en cuenta la riqueza geográfica, patrimonial y cultural con la que cuenta el territorio.

Así, Aragón dispone de multitud de originales y entretenidas propuestas turísticas que, a pesar de que solo quedan unos días para que acabe el verano, aún pueden llevarse a cabo con buenas condiciones climáticas, lo que garantiza que la jornada en familia sea redonda. Bajo estas líneas puedes encontrar algunas de ellas. 

  • Monasterio de Piedra: Monumento Nacional desde 1983 y Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico desde 2010, el Monasterio de Piedra es considerado uno de los enclaves más bonitos de Europa. Su vegetación y sus cascadas dejan un recuerdo imborrable en todo el que lo visita, así como el monasterio cisterciense, que data del siglo XIII y que está protegido por una muralla medieval.
  • Mallos de Riglos: las llamativas formaciones geomorfológicas verticales sobre conglomerados del oligoceno, conocidas como ‘mallos’, antiguos conos de deyección de la erosión de los macizos elevados durante la orogenia alpina, congregan cada año a numerosos visitantes en este paraje del Prepirineo. Un lugar ideal para la práctica de escalada y que cuenta con una vegetación rupícola muy singular.
  • ​Pozas de Belsué: el espectacular entorno que conforma el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara alberga estas acogedoras pozas ubicadas en el río Flumen y caracterizadas por contar con un paisaje excepcional. Una opción ideal para aprovechar los últimos días de calor dándose un chapuzón en un marco incomparable.
  • ​Laguna de Gallocanta: en el fondo de una cuenca cerrada a casi 1000 metros de altitud entre las comarcas Campo de Daroca y Jiloca se halla la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta, un área de notable diversidad que se nutre de pequeños arroyos, agua de escorrentía y agua subterránea y donde las numerosas aves que lo pueblan le dan una esencia única.
  • Órganos de Montoro: este monumento natural situado entre los municipios turolenses de Villarluego y Ejulve se compone de una estructura rocosa que similar a los tubos de un órgano, la cual se deriva de la erosión hídrica diferencial sobre los estratos subverticales de las calizas del Cretácico. Asimismo, cuenta con poblaciones abundantes de aves rupícolas, entre las que destaca el buitre leonado.

- Apúntate a la newsletter de planes con niños y recibe en tu correo todo tipo de ideas para entretener a los más pequeños de la casa. Consejos, manualidades, juegos, experimentos...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento