Consultorio de Psicología: "Le permití a un hombre destruirme por completo, el odio se apoderó de mí y fingir que estoy bien me está matando"

Un joven solitario.sa
Preguntas a la experta Mª Jesús Álava Reyes.
20minutos | CANVA

Ya puedes leer aquí la nueva entrega del consultorio de Psicología con el que 20minutos pretende ayudar a resolver las dudas y dificultades que puedan tener los lectores (con los amigos, la pareja, la familia, en el trabajo...).

Para plantear tu problema escribe un correo electrónico a consultoriopsicologia@20minutos.es. Aquí tienes las respuestas que ha dado a las cuestiones de esta semana nuestra experta, Mª Jesús Álava Reyes.

Necesidad de ayuda para tratar una adicción

PREGUNTA: Mi nombre es Eduardo. Tengo un problema de adicción desde hace tiempo y por mucho que lo intento no puedo solucionarlo por mí mismo. Necesito ayuda, pero no sé cómo empezar. Gracias. 

RESPUESTA DE LA EXPERTA: Ya has dado el primer paso para superar una adicción, que es reconocer que la tienes. La mayoría de las personas creen que pueden solucionar las adicciones por sí mismas, y este es un profundo error. La adicción “secuestra” nuestra voluntad y nos deja a merced de nuestros impulsos. La adicción te produce una satisfacción inmediata que, con frecuencia, nubla nuestra voluntad. Nos engañamos diciendo que no pasa nada, que lo cortaremos rápidamente, pero la realidad es que terminamos cayendo en esas conductas compulsivas que sacan lo peor que llevamos dentro. Necesitas ayuda profesional.

Los psicólogos/as atendemos diariamente casos de adicción y disponemos de técnicas muy eficaces que nos permiten diseñar programas “a medida” que rápidamente empiezan a dar sus frutos. Dices que no sabes por dónde empezar, la respuesta es clara, pidiendo una consulta a un psicólogo especialista, y comunicando a las personas importantes en tu vida que lo has hecho; porque con frecuencia, cuando trabajamos un tema de adicción, pedimos la colaboración de alguna/s de las personas más significativas de tu vida, pues son las primeras que quieren ayudarte, pero no saben cómo hacerlo.

Necesidad de hablar a su ex pareja

PREGUNTA: Llevo dos meses separada de mi pareja tras pasar el confinamiento juntos. No paro de echarle de menos y pensar sólo en lo bueno que teníamos antes. Me dejó porque dice que le engañaba con mi ex pareja. Tiene muchas cosas malas para mi futuro, pero no consigo olvidarle y tengo mucha angustia y necesidad de hablarle y escribirle. Llevo dos meses sin disfrutar nada. 

RESPUESTA DE LA EXPERTA: Si tienes claro que él no confió en ti y que tiene muchas cosas malas para tu futuro… lo que toca es trabajar tus emociones para no ser tan vulnerable y tan dependiente. Engañarse, escribirle, intentar reiniciar la relación sólo servirá para abrir una y otra vez esa herida; para prolongar tu sufrimiento de una forma tan inútil como injusta contigo misma.

Es posible que necesites ayuda psicológica para superar tu dependencia, para objetivar los hechos y alcanzar la estabilidad emocional que te permita poner punto y final a una relación que sólo te produce angustia y dolor. A veces es difícil asumir que el amor (si es que existió) terminó en uno de los miembros de la pareja, y que los sentimientos no se pueden forzar. En el libro Amar sin sufrir detallo cómo superar situaciones como la que tú estás viviendo ahora. Aunque lo dudes, recuerda que cada día que pasa sin llamarle y sin escribirle es un paso importante que has dado en tu recuperación, en tu sanación y en tu liberación.

Problemas con su pareja que afectan a su hijo pequeño

PREGUNTA: Vivo con mi esposo, pero hace siete meses me pidió un tiempo y me manifestó que ya no sentía nada por mí. Yo aún le amo y quiero estar con él. Pero está indiferente todo el tiempo y cuando le digo que qué pasa entre nosotros manifiesta que no sabe y no le gusta hablar del tema. 

Por cuestiones de la cuarentena yo me encargo de todo. Le lavo y le cocino siempre y no sé qué actitud tomar y cómo dejarlo ir. Siento que no hay esperanza por su parte y eso me hace sentir muy triste porque tenemos un hijo de 11 años, que sabe que estamos separados y tiene la esperanza de que nos arreglemos. Agradezco cualquier orientación e información que me pueda ayudar. Gracias. 

RESPUESTA DE LA EXPERTA: La conducta de su marido parece indicar que hay otra persona fuera de ustedes, que para él es más importante que su familia actual. Esa situación que están viviendo a usted le debilita cada día, y para él es tremendamente cómoda. Su actitud es muy egoísta y muy cruel.

En relación a su hijo, cuando estas situaciones se dan, lo mejor es que el desenlace no se prolongue en el tiempo. El niño está sufriendo queriendo que llegue lo que ahora es un imposible. Lo mejor para él sería clarificar la situación, que su marido se vaya de casa, que él se dé cuenta que es un hecho ya irreparable y que intentar cerrar los ojos a la realidad sólo le provoca más sufrimiento. Tiene 11 años, no deje que la separación definitiva llegue cuando tenga 12 o 13, porque lo único que habrán conseguido es que él esté muy débil, vulnerable y que sienta mucha rabia y dolor ante esa situación que ha visto como se degradaba cada día.

Engañarse y permitir vejaciones como las que usted está viviendo sólo contribuyen a bajar su autoestima y llenarse de inseguridad y de frustración. No dude en dar el paso definitivo y, si ve que no es capaz, pida ayuda profesional. Los profesionales de la psicología lo que hacemos en estos casos es proporcionarle los recursos para que emocionalmente usted se sienta mejor y con fuerzas para poner punto y final a lo que hace mucho tiempo terminó.

También les ayudamos a enfocar la separación de tal forma que su hijo sufra lo menos posible y pueda afrontar los hechos en las mejores condiciones. Para subir su autoestima le podrán ayudar libros como Lo mejor de tu vida eres tú; ahí detallo cómo hacerlo. En conclusión, negarse a ver la realidad sólo es prolongar un sufrimiento tan inútil, como cruel y desgarrador.  Usted no se lo merece y su hijo tampoco.

"No soy feliz, no estoy sana, me perdí por completo"

PREGUNTA: Tengo 30 años y siento que toqué fondo, pero que no logro salir. Tuve una relación de seis años con el progenitor de mi hijo, en la cual pensé que era una relación seria, pero no fue así. Cuando me quedé embarazada, el hombre me pidió abortara, pero yo no quise. Siguió insistiendo sólo para que no le culparan a él, cosa que me pareció muy egoísta por su parte.

Jamás me pidió disculpas. Su trato se basaba en humillaciones, insultos y descalificaciones. Nunca me acompañó durante el embarazo y cuando el bebé nació venía a vernos muy poco. Siempre había peleas. La última vez que le vimos fue en enero de este año. Para mí seguíamos siendo pareja, pero él ya tenía a alguien más. Me enteré en marzo cuando empezó la cuarentena, me lo dijo por teléfono, que llevaba seis meses con ella, pero que quería seguir teniendo relaciones sexuales conmigo.

La cosa es que empezó a amenazarme con quitarme al niño, a insultarme más fuerte y a decirme que deseaba poder matarme, motivo por el cual busqué ayuda profesional legal y psicológica. Entré en una depresión enorme. La fundación a la que pedí ayuda me proporcionó atención médica y me diagnosticaron VPH. Todo esto afectó a mis relaciones en el trabajo, me siento llena de mucho dolor, de mucho odio… No consigo perdonarle, ni perdonarme.

Ya no sé qué hacer para poder cambiar. No soy feliz, no estoy sana, no soy estable económicamente y me perdí por completo. Ni terapias, ni lecturas, ni los ejercicios me han ayudado. Ya no sé qué más puedo hacer con mi vida porque todo se derrumbó. El odio se apoderó de mí y fingir que estoy bien me está matando. Además, mi familia se burla y dice que soy una exagerada, que cómo voy a llorar por un hombre que nunca me quiso. Le permití a un hombre destruirme por completo y, aunque asumo que fui yo quien se lo permitió, él sabía lo que hacía. 

RESPUESTA DE LA EXPERTA: Has hecho algo importante: pedir ayuda profesional, pero es crucial que sigas la terapia, además de las recomendaciones legales. Cuanto más débil estés, más poder tiene él para que sufras y te sientas hundida y sin fuerzas para luchar.

No le des vueltas a lo que ya pasó; es cierto lo que te dice tu familia de que vista su reacción en el embarazo, estaba claro que era una persona que no sabe querer, que es profundamente egoísta y manipulador. Sin empatía y sin sentimientos auténticos de afecto. Pero centrarte en ello sólo te producirá más desgarro, más dolor y más debilidad. No puedes conseguir que el pasado cambie y lo que tienes es un hijo pequeño, vulnerable, que depende su vida de ti. Mientras tengas odio y deseos de venganza, difícilmente superarás la situación, pero eso ya te lo dirá tu terapeuta, y lo que te corresponde es seguir sus indicaciones.

El dolor y el sufrimiento que acumulas es tan grande, unido a tu debilidad física, que es lógico que estés tan vulnerable y quisieras salir de esta situación cuanto antes; la realidad es que a veces se tarda algo más de lo que nos gustaría, pero se sale; se sale de ese estado emocional tan bajo que tienes, se superan esas ganas de quedarse en la cama, de terminar con todo… Deja que te ayuden los profesionales que llevan tu caso. Verás alguna situación similar a la que estás viviendo en libros como Las 3 claves de la felicidad; ahí detallo cómo salir de este estado emocional, cómo poner la mente a nuestro favor, cómo ser capaces de recuperar el timón de nuestra vida. 

Recuerda, aunque ahora no tengas fuerzas de luchar por ti, hazlo por ese niño que tanto te necesita y a quien tanto puedes ayudar.

No disfrutar con su nueva pareja

PREGUNTA:  Obviamente por la cuarentena muchas cosas han cambiado. Soy divorciada y actualmente tengo una relación. Además, tengo dos niños de mi matrimonio con mi pareja. Estoy bien, pero no me siento tan bien cuando viene a quedarse conmigo en casa. Me siento libre cuando él no está. No sé si por tantas cosas que he vivido no siento mariposas y siento que se murieron. Cuando estoy en la intimidad con él trato de disfrutar, pero dentro de mí me siento rota y herida. Necesito saber qué me pasa.

RESPUESTA DE LA EXPERTA: Es importante saber escuchar las 'señales' que sentimos, pues nos dan muchas pistas sobre lo que podemos hacer. Es posible que no haya alcanzado aún ese bienestar emocional que le permitiría vivir de forma auténtica esta nueva relación.

Quizás esté esperando que su actual pareja llene muchos de sus vacíos y eso es imposible. Es usted quien puede hacerlo; no se engañe, ni piense que la relación es imposible o insuficiente. Dice que por dentro está rota y herida; por ahí hay que empezar. Si una herida no ha terminado de sangrar, significa que no está del todo cerrada. 

Conviene que trabaje en su conocimiento profundo, en saber cómo está emocionalmente, en reconocer esas heridas, para poder sanarlas de forma definitiva. Por lo que nos indica, necesita ayuda profesional. Los psicólogos/as trabajamos constantemente con casos como el suyo. No se precipite en la toma de decisiones en relación a su actual pareja, pero no deje pasar un día más sin solicitar terapia psicológica. Usted está poniendo todo lo que puede de su parte, pero a veces la voluntad no es suficiente. No se niegue la posibilidad de volver a ser feliz y estar bien emocionalmente.

Conocer pautas y herramientas para afrontar diversas circunstancias

PREGUNTA: Mi pregunta es la siguiente: cómo puedo sacar fuerzas de una serie de situaciones duras que me llevan ocurriendo. Tengo entendido que existen diversas pautas, pero sinceramente no sé. Muchísimas gracias.

RESPUESTA DE LA EXPERTA: No es fácil contestar con una información tan escasa, pero, efectivamente, desde la psicología existen técnicas y recursos que nos pueden ayudar para afrontar las circunstancias que estamos viviendo, y conseguir no solamente no debilitarnos, sino salir fortalecidos. 

En libros como La inutilidad del sufrimiento y Emociones que hieren detallo las principales técnicas, las pautas que puede aplicar a su caso concreto; pero recuerde que, para alcanzar nuestros objetivos, debemos partir de un análisis profundo de nuestra realidad.

No consigue pasar página

PREGUNTA: He tenido una relación desde hace 24 años, pero nunca ha sido constante. Ahora llevamos siete años seguidos juntos, pero la relación es un poco especial. Él tiene 27 años más que yo y, además, está casado, aunque a mí nunca me ha importado esa circunstancia porque yo no buscaba nada más. Antes del confinamiento tuvimos una conversación en la que le dije que no me iría a vivir con él y me dejó. 

Después del confinamiento parece que todo volvió a fluir bien. Un día me dijo que no se veía capacitado para seguir y que me dejaba. Lo estoy llevando mal porque no me lo esperaba, además no dejo de pensar que será cómo otras veces y que volverá. No consigo pasar página.

RESPUESTA DE LA EXPERTA: La situación, y la relación entre ustedes, ha dado de sí todo lo que podía. Por lo que cuenta, es una relación muy desigual, llena de altos y bajos que nos indican que sólo habrá inestabilidad, incluso aunque él volviera. La realidad es que lo mejor para usted es que este fuese el auténtico punto y final. Empeñarse en una relación que sólo traerá dolor y sufrimiento es no querer asumir que somos adultos, que tenemos en nuestras manos la posibilidad de sentirnos bien y que nos merecemos relaciones llenas de amor, no de egoísmo y de insatisfacciones. 

Tiene la posibilidad de recuperar sus emociones, de recuperar el control de su vida, de encontrarse con lo mejor de usted misma: no desaproveche esta gran ocasión. ¿Cómo lograrlo? Profundizando en los hechos y acudiendo a técnicas como Parada de pensamiento, Autoinstrucciones, Relajación. En libros como La Inutilidad del Sufrimiento y Lo mejor de tu vida eres tú verá con detalle como conseguirlo.

Conflictos con su pareja por salir de fiesta

PREGUNTA: Tengo una situación con mi pareja que me está causando muchos conflictos y peleas constantes. Estamos a punto de separarnos. A él le ha gustado siempre salir de fiesta, ir a discotecas con sus amigos, beber y bailar. Desde el inicio del confinamiento, obviamente, no ha podido. En la primera semana de apertura salió de fiesta y ahora que están aumentando los contagios sigue empecinado y dice que va a salir. La discusión surgió porque le reclamo que eso es actuar con irresponsabilidad dadas las actuales circunstancias. El se argumenta en que aquí en Málaga todavía no hay tantos contagios y que lleva sin salir desde hace mucho tiempo. Me hace ver que él no está haciendo nada malo y que soy incomprensible y tóxico.

RESPUESTA DE LA EXPERTA: Su pareja es una persona profundamente inmadura, irresponsable y egoísta. Sus conductas actuales de riesgo no tienen exculpación posible. No puede satisfacer sus deseos de fiesta y juerga, poniendo en peligro sus vidas; al margen de que no es una relación sana y equilibrada para usted. Su pareja actúa como si usted no existiera. Esa vida de juerga en solitario, con sus amistades, no es compatible con una relación de pareja, donde a veces el compromiso significa cierto sacrificio y renuncias.

No es un tema de que su pareja reaccione; es usted quien debe reaccionar y actuar. Si su pareja sale, intente que salga emocionalmente de su vida. Es posible que necesite ayuda profesional, pero no ceda en lo fundamental. Hay conductas que, además de vejatorias, son peligrosas para su salud, y hay respuestas que, por difíciles que le resulten, usted debe dar. Pida ayuda profesional si siente que no tiene fuerzas para hacerlo. En libros como Amar sin Sufrir y Emociones que hieren verá algunas claves que pueden ser de gran ayuda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento