10 pueblos de Portugal con playa que hay que visitar alguna vez en la vida

Ferragudo, Portugal.
Ferragudo, Portugal.
Wikipedia

La zona de la costa de Portugal es una muy buena opción para pasar unos días de desconexión y, si es posible, realizar una ruta por los diferentes pueblos que se encuentren en esa zona. 

La costa del país vecino posee numerosos pueblos con mucho encanto que presentan sus propias particularidades y que, dependiendo de la zona, estarán más o menos masificados por los turistas. Todos ellos son un buen destino para poder pasar las vacaciones.

10 pueblos con playa en Portugal

Esmoriz es uno de los pueblos de costa de Portugal. En él, además de visitar la Praia da Barrinha, ideal para los aficionados al surf, se puede visitar también el parque de Buçaquinho o la Iglesia de Santa Marinha de Cortegaça, entre otras cosas. 

Viana do Castelo es otro de los pueblos de costa imprescindibles en Portugal.Aquí se puede visitar la playa de Cabedelo. Además, se puede coger un funicular con el que se sube hasta la cima de la montaña donde está la iglesia de Santa Luzia, desde donde se puede observar la panorámica del pueblo. 

Nazaré es uno de los pueblos costeros más recomendables para pasar unas vacaciones. En esta localidad se puede disfrutar de las playas de arenas finas, de un paseo por su urbe, de las espectaculares vistas que ofrece el Miradouro do Suberco o de la visita a la Igreja Nossa Senhora da Nazaré. 

Peniche es un pequeño municipio costero conocido por su idoneidad para la práctica del surf. Sin embargo, más allá del surf, esta ciudad amurallada, su fortaleza, el Cabo Carvoeiro o la pequeña isla de Baleal hacen de este lugar un sitio muy recomendable para las vacaciones.

Sesimbra es otro de los pueblos con costa y con mucho encanto que se pueden visitar en Portugal. En este municipio se puede visitar varios atractivo turísticos:  el castillo con vistas al mar, el Cabo de Espichel o la fortaleza de Santiago, entre otras cosas. Además posee largas playas y acantilados que merece la pena visitar.

São Martinho do Porto es otro pueblo con playa en Portugal. Sus aguas son tranquilas y arena fina, por lo que es ideal para ir con niños. Además, se pueden hacer rutas en bicicleta, realizar parapente o disfrutar de la gastronomía típica en varios restaurantes de la zona. 

Cerca del pueblo anterior se encuentra Foz do Arelho, un lugar donde poder disfrutar de las vistas de la Laguna de Óbidos, donde se pueden practicar diferentes deportes de agua o hacer senderismo en la reserva natural de la isla Berlenga, la única reserva marina del país. Es un buen destino para pasar unas vacaciones tranquilas.

Ferragudo está situado en el Algarve. Casitas blancas, calles estrechas, un mirador en lo alto de la iglesia donde poder disfrutar de unas bonitas vistas, sus playas, sitios donde poder parar a comer pescado o su identidad conservada de pueblo pesquero hacen de este lugar otro de los destinos con encanto de la costa portuguesa.

En el Algarve también se encuentra Carvoeiro, una zona con playas perfectas para las vacaciones, como la de Marinha, la Praia do Vale de Centenaneso la Praia de Benagil. No hay que perder la oportunidad de visitar el Faro de Alfanzina o de caminar por el paseo marítimo contemplando la vistas al mar. 

Ericeira es una localidad portuguesa que atrae a bastantes turistas por sus magnificas playas y su tradición pesquera. Su puerto, sus playas y costas, los restaurantes donde poder degustar pescado fresco y marisco o su urbe con casitas blancas hacen de este lugar un destino con mucho encanto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento