Diésel renovable y HVO: ¿las claves para reducir emisiones del gasóleo?

Una estación de servicio para repostar carburante.
Una estación de servicio para repostar carburante.
EUROPA PRESS

El camino de la automoción hacia una movilidad más limpia y ecológica es internacional y la gran mayoría de países se han planteado unas cuotas para reducir sus emisiones en los años futuros, como el 2030 o el 2035.

Los vehículos eléctricos son una gran apuesta, pero también hay empresas que investigan cómo neutralizar las emisiones nocivas de los motores de combustible fósil, como el diésel, sin tener que eliminar toda una gama de vehículos de golpe. Esta opción, seguramente, favorecería a los conductores propietarios de este tipo de automóviles.

Con este objetivo en mente, a lo largo de los meses que llevamos de 2020 se han presentado varias opciones viables para sustituir el diésel común por elecciones más limpias y responsables con el planeta.

Diésel renovable

Al parecer, el liderazgo en este cambio está asumido por la región escandinava. A principios de año, una empresa finlandesa anunció que estaba trabajando en un nuevo diésel que, en vez de provenir del crudo del petróleo, lo hacía de materias primas 100% renovables. Desde Neste, aseguraron que de usar su combustible en los motores diésel, se reducirían las emisiones de los mismos hasta 24 gramos de dióxido de carbono por coche.

Está compuesto de aceites de desecho y residuos, grasas de varios tipos y aceites vegetales. Además, no lleva añadidos aromáticos ni impurezas, por lo que su funcionamiento en el motor es mejor en cuanto a arranque y aceleración.

HVO

El conjunto de países escandinavos (Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca) pretende reducir, de media, un 70% sus emisiones de movilidad para dentro de 10 y 15 años, pero cada uno ha decidido qué medidas adoptar. Frente al diésel renovable finlandés llega el HVO sueco.

Este HVO desarrollado por la petrolera Peem es aceite vegetal hidrogenado y aunque los motores diésel no pueden utilizarlo todavía en su versión más pura (a excepción de los vehículos pesados para el transporte que ya están adaptados) si pueden aprovecharlo mezclado.

Utilizan residuos de bosque, la pulpa de los árboles, que permite reducir las emisiones invernadero en un 90%. Se recogen los desechos de las fábricas de serrín y de papel para reconvertirlos en este combustible limpio. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento