Cinco claves para conseguir un grado óptimo de humedad en casa

Los robots aspirador facilitan las tareas del hogar.
Los robots aspirador facilitan las tareas del hogar.
Freepik

El grado de humedad en el ambiente puede suponer un aliciente para el desarrollo de enfermedades respiratorias, ya que este grado de humedad supone un elemento importante del ambiente del hogar, que no debe ser ni muy elevado ni muy bajo. 

La humedad que haya en el hogar va a depender de factores como la temperatura, el nivel de ventilación, los agentes externos al hogar, el buen aislamiento de la casa frente a lluvias y, también, los cuidados que se lleven a cabo en el interior, sobre todo, en la cocina y en el baño, las estancias en las que se crea una mayor humedad.

Desde la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), se recomienda mantener el hogar en un grado de humedad de entre el 30% y el 50%, aunque este porcentaje va a depender de la temperatura del exterior, ya que es recomendable que haya mayor humedad cuanto mayor es la temperatura, evitando de este modo un exceso de sequedad. 

¿Cómo mantener un buen grado de humedad? 

En primer lugar, desde la Organización de Consumidores y Usuarios, se recomienda, en cuanto a la temperatura interior (que es uno de los factores que intervienen en el nivel de humedad) mantenerla entre 19ºC o 21ºC, ya que esta es una temperatura razonable. Esta temperatura deberá ser inferior por la noche, bajando hasta los 15ºC o 17ºC. 

Otro factor fundamental a tener en cuenta es el hecho de ventilar adecuadamente las estancias del hogar. Los baños o duchas pueden producir mucho vapor que haga aumentar la humedad, por lo que conviene abrir las ventanas y ventilar todas las estancias durante un tiempo prudencial. 

Otra de las recomendaciones de la OCU es utilizar absorbentes de humedad o deshumificadores. Los primeros están solo aconsejados para espacios pequeños, ya que absorben poca humedad. En cuanto a los deshumidificadores, tienen mayor capacidad en esta función. 

Además, otro consejo para evitar un exceso de humedad es adoptar una serie de costumbres en el hogar como, por ejemplo, tapar bien las cacerolas cuando se está cocinando o no tender la ropa mojada dentro de casa.  

Por último, en caso de sufrir problemas graves de exceso de humedad dentro del hogar, la OCU señala algunas medidas más drásticas como la cámara bufa, la membrana estanca, las inyecciones de hidrófugos o usar aislante interior en la casa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento