¿Por qué no deberías guardar las latas de conserva en la nevera una vez abiertas?

<p>Lata de sardinas.</p>
Lata de sardinas.
Max Pixel

Las latas de conserva son recipientes que están presentes en todos los hogares, ya que cada vez son más los alimentos que vienen en este tipo de envase que permite ser almacenado durante largos periodos de tiempo sin que se estropeen.

Sin embargo, una vez abierta la lata y, en caso de que no se haya consumido todo el contenido, hay que evitar volver a guardarla en la nevera. 

¿Por qué no debe guardarse la lata abierta en la nevera?

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda en un artículo sobre la conservación de alimentos meter todo bien envuelto en la nevera. Todos los alimentos que estén abiertos hay que cerrarlos con pinzas, cubrirlos con plástico o taparlos. Además, hace una mención especial a las latas abiertas y recomienda cambiar los restos de los alimentos que no hemos consumido de la lata a otros recipientes de plástico o cristal. 

Desde la web de Consumer de la Fundación EROSKI, hacen la misma recomendación. El motivo por el que no hay que guardar la lata abierta con los alimentos no consumidos en la nevera es porque el contacto entre el metal de lata, el alimento y el oxígeno puede producir manchas de óxido. 

Así, guardarlo en otro envase de plástico o vidrio cerrados ayuda a mantener las cualidades de los alimentos. 

Recomendaciones para el uso de latas

Las latas de conserva pueden durar desde los tres a los cinco años, siempre que se mantengan las condiciones del envase. Lo mejor es guardarlas en un lugar fresco y seco, teniendo en cuenta las instrucciones que se pueden leer en la etiqueta del envase. 

Además, es necesario comprobar que la lata no esté golpeada, ya que aunque parezca insignificante, una pequeña grieta puede hacer que entren bacterias y se estropee el alimento. 

Es aconsejable lavar la parte superior de la lata antes de abrirla, al igual que usar utensilios limpios para manipular los alimentos del interior. Una vez abierta, el alimento se convierte en perecedero, es decir, como si fuera fresco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento